California aprobó ley que favorece a estudiantes indocumentados

Univision.com* | Sep 03, 2011 | 12:17 PM

Proyecto, sin embargo, no soluciona problema de estadía en EU

LOS ANGELES – Tras varios meses de debates, tiras y aflojas, la Asamblea de California aprobó el viernes una ley parecida al Dream Act que permitirá a miles de estudiantes indocumentados tener acceso a becas públicas para continuar estudios universitarios. Pero no les concederá estatus de permanencia legal en Estados Unidos.
La ley denominada “Ley del Sueño de California”, AB131, fue catalogada como la más amplía hasta ahora aprobada en el país.
La iniciativa recibió 45 votos a favor y 27 en contra en la cámara baja y entrará en vigor cuando sea promulgada por el gobernador Jerry Brown (demócrata).
La garantía a los estudiantes indocumentados para acceder a becas privadas había sido aprobada en julio. El viernes se votó la segunda parte del proyecto que facilita el acceso a becas públicas a todos aquellos jóvenes sin papeles que fueron traídos a estados unidos siendo niños.
El más amplio
La AB131 "nos convierte en el primer estado que ofrece un paquete de ayuda financiera pública y privada y colegiatura estatal más completa", dijo a un corresponsal de la Agencia Francesa de Noticias (Afp) Jorge Mario Cabrera, vocero de la Coalición de Los Ángeles por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA).
“Saludamos a la Asamblea Estatal de California y al autor de la medida AB131, el legislador Gil Cedillo (demócrata), por darle el voto definitivo a favor de la segunda parte del Acta de Sueños de California”, dijo Angelica Salas, Directora Ejecutiva de CHIRLA. “Esta medida, cuando sea aprobada por el Gobernador Brown, representa un paso histórico y gigantesco en pro de la educación y de la prosperidad de nuestro estado”, agregó.
Salas dijo que las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes le solicitaron al gobernador Brown “que encienda la antorcha de oportunidades para estos estudiantes y haga de sus sueños una realidad”.
Inversión en el futuro
La AB131 “utiliza el abundante talento y esfuerzo de los hijos de inmigrantes quienes han llamado al Estado Dorado el único hogar que conocen y reconoce que los inmigrantes son la joya más preciada de California”, apuntó Salas. “La inversión que los Californianos hacemos hoy para educar a estos estudiantes indocumentados que son tan estadounidenses como cualquier otro Californiano resultará en dividendos para nuestras familias en un futuro no muy lejano”.
Texas fue el primer estado que aprobó una ley para garantizar becas públicas a los hijos de inmigrantes sin papeles, pero no les otorga la posibilidad de acceder también a financiamiento privado.
“Al votar en favor de esta propuesta, California le da el ejemplo a otros estados de cómo se puede integrar a los inmigrantes positivamente”, indicó Salas. “Felicitamos al liderazgo y sabiduría de este estado que osa ver más allá de un estado migratorio y busca activamente integrar a su rica familia inmigrante”.
CHIRLA dijo además que esperaba que el voto de la Asamblea de California sirva de “inspiración para el gobierno federal para que por fin aprueben cambios a las quebrantadas leyes migratorias”.
El Dream Act
El Dream Act o Ley del Sueño fue presentado por primera vez en 2001 al Congreso federal en Washington DC. El proyecto otorga residencia temporal a miles de jóvenes indocumentados sobresalientes que ingresaron siendo niños al país quienes, al momento de graduarse de la universidad o ingresar a las Fuerzas Armadas, recibirán la residencia permanente (green card o tarjeta verde).
Cinco años más tarde podrán solicitar la ciudadanía.
La falta de un acuerdo bipartidista ha impedido su aprobación (se necesitan 60 votos en el senado –de un total de 100- y 218 en la Cámara –de un total de 435-). Esta especie de parálisis motivó a los estados a debatir proyectos similares para permitir  que los indocumentados tengan acceso a financiamiento para continuar estudios universitarios, pero sin resuelve el problema de la permanencia legal en Estados Unidos.
A su vez, los miles de candidatos a ser beneficiados por el Dream Act se han organizado a nivel nacional para pedirle al Congreso que no los olvide. A los integrantes del movimiento se les conoce como Dreamers (Soñadores), quienes en diversas ocasiones han sido citados incluso por el Presidente Barack Obama, quien apoya el proyecto que los sacaría de las sombras para darles un permiso legal de estadía en el país.
Rechazo republicano
Los republicanos conservadores persisten en el argumento de que la legalización de estudiantes indocumentados constituye una amnistía y otorgarles la residencia podría causar un incremento de la inmigración indocumentada.
A principios de diciembre del año pasado la Cámara de Representantes aprobó el Dream Act, pero una semana más tarde el Senado lo rechazó.
La versión otorgaba beneficios a unos 850 mil estudiantes sin papeles carentes de antecedentes criminales y que entraron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años.
Diversos sectores de la comunidad civil criticaron a los republicanos por no apoyar el plan que, a su vez, está incluido en el proyecto de reforma migratoria.
La reforma migratoria, de ser aprobada, daría residencia a la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, la mayoría de ellos de origen latinoamericano.
©Univision.com*
Commentarios