Asesinan a dos periodistas en Ciudad de México

Univision.com | Sep 01, 2011 | 8:48 PM
Atroz crimen de dos p... Atroz crimen de dos p...
3 Pausar Auto Play

Fueron encontrados los cuerpos desnudos de las dos mujeres que aparentemente fueron víctimas de robo.

Robo, una de las líneas de investigación

CIUDAD DE MEXICO - Las periodistas Ana María Marcela Yarce y Rocío González fueron asesinadas y sus cadáveres aparecieron desnudos atados de pies y manos en un populoso sector del este de Ciudad de México, revelaron el jueves la fiscalía y la revista Contralínea, para el cual trabajaba una de ellas.
Los "cuerpos fueron hallados en un parque de la demarcación Iztapalapa", señaló la revista Contralínea, de la cual Yarce había sido fundadora, en un texto divulgado a través de su página web.
Las mujeres pudieron haber sido asesinadas por robo, de acuerdo a una de las líneas de investigación que siguen las autoridades de justicia de la capital mexicana.
De acuerdo a lo publicado por la versión digital de El Universal, Rocío González Trápaga realizó la noche del miércoles 31 de agosto transacciones “considerables”.
En entrevista radiofónica citada por el medio, el procurador de Justicia capitalino, Miguel Ángel Mancera, detalló que esta mujer tenía una actividad empresarial vinculada a una casa de cambio del Aeropuerto de la Ciudad de México.
Mancera además dijo que se espera la comparecencia del representante legal de la casa de cambio, para saber a detalle los movimientos realizados aquel día.
Los cadáveres de Ana María Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga fueron encontrados a espaldas de un panteón en el oriente de la capital y se presume que fueron estranguladas, señaló en un comunicado la Procuraduría de Justicia local.
"Yarce Viveros, fundadora y reportera de Contralínea, se encontraba al frente del área de Relaciones Públicas de la revista semanal. Rocío González Trápaga, ex reportera de (la cadena) Televisa y amiga de esta casa editorial, actualmente ejercía el periodismo de manera independiente", añadió el comunicado.
Escasos detalles
Los cuerpos de las mujeres de unos 45 años "fueron hallados esta mañana y esta tarde se confirmó la identidad", señaló el jueves a la AFP telefónicamente un funcionario de la Procuraduría (fiscalía) de la capital, sin dar más detalles.
En tanto, el procurador capitalino Miguel Ángel Mancera informó que el automóvil Pontiac de Rocío González fue encontrado el viernes también en Iztapalapa, donde el jueves aparecieron los cuerpos de las dos periodistas.
De acuerdo a la versión digital del periódico mexicano El Universal, ya se están realizando los estudios pertinentes al vehículo, para indagar sobre huellas o rastros que los homicidas pudieron haber dejado.
"Estamos esperando las investigaciones" señaló Miguel Badillo, director de Contralínea, a la radio Fórmula, en declaraciones en las que indicó que las dos mujeres aparecieron asfixiadas, y que sus cuerpos estaban desnudos y atados de pies y manos.
"Desaparecieron desde anoche (miércoles), cuando salieron de la oficina a las diez de la noche, no supimos nada más hasta que nos encontramos con esta terrible noticia", agregó el director de la revista semanal especializada en periodismo de investigación y denuncia.
"Quienes integramos el equipo de periodistas de este medio de comunicación, con profunda tristeza pero también con indignación, exigimos a las autoridades el esclarecimiento de estos lamentables hechos. Nos unimos a la pena que embarga a familiares y amigos de las dos periodistas y reclamamos justicia", demandó Contralínea.
La Procuraduría capitalina inició una investigación por el homicidio de las periodistas, sin que refiriera ninguna hipótesis sobre su muerte.
Investigan móvil
El diario Reforma aseguró -citando a fuentes de la fiscalía capitalina- que se investiga si el móvil del asesinato fue el robo pues González era también dueña de una casa de cambio.
José Carlos Cervantes, vocero de la policía local, dijo que los cuerpos sin vida de las mujeres fueron hallados a primera hora del jueves con marcas de estrangulamiento y las manos atadas atrás de la espalda.
La Comisión Nacional de Derechos Humanos señala que ocho periodistas han sido asesinados en el país este año y 74 desde el 2000.
Otros grupos de prensa citan cifras menores.
La revista Contralínea, con nueve años de vida, ha abordado temas espinosos de corrupción y sus trabajadores han sido acosados. El año pasado desconocidos ingresaron a las oficinas de Contralínea, en la Ciudad de México, y robaron material periodístico y contable, además de la computadora portátil del director. A los periodistas de esa publicación se les han otorgado medidas cautelares, reportó el diario español El Mundo.
AI condenó el asesinato
Por su parte, Amnistía Internacional condenó el asesinato de Ana María Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga.
“La organización expresa su solidaridad con los familiares de ambas periodistas y hace un llamado a las autoridades para que realicen una investigación imparcial, pronta y exhaustiva para esclarecer este crimen y llevar los responsables ante la justicia”, dijo AI en un comunicado.
“El patrón de violencia y hostigamiento contra periodistas en México es preocupante y las medidas tomadas por las autoridades para prevenir, investigar y sancionar estas agresiones han sido, en la gran mayoría de los casos, ineficaces, lo cual ha contribuido a generar un clima de impunidad. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha registrado ya ocho asesinatos de periodistas durante el 2011 y 74 desde el 2000”, asevera el texto.
Informe lapidario
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con sede en Washington, denunció en un reciente informe que seis periodistas fueron asesinados en México en lo que va de este año, y que ha formulado reiterados pedidos a las autoridades mexicanas para que investiguen los crímenes y eviten la impunidad.
En un informe entregado en junio en Ginebra el relator de la ONU para la libertad de opinión y expresión Frank La Rue catalogó a México como el país de América más peligroso para los periodistas, con 66 periodistas asesinados entre 2000 y 2010.
La semana pasada Humberto Millán, director del diario digital A Discusión fue secuestrado y apareció muerto en la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, y considerado un feudo del capo del narcotráfico Joaquín 'El Chapo' Guzmán.
A fines de julio, Yolanda Ordaz de la Cruz, reportera de asuntos policíacos del diario Notiver con sede en el puerto de Veracruz, apareció degollada tras ser secuestrada.
Otro periodista de ese mismo diario Miguel Ángel López, editor policial, fue asesinado en junio con su esposa y un hijo de 21 años, también fotógrafo de prensa en el mismo puerto.
Para la organización Article19 los periodistas en México están en una situación de alerta por la "impunidad rampante", lo que da una señal a los "perpetradores de que (matar a un periodista) no tiene ninguna consecuencia".
"Esta falta de protección del Estado mexicano ha generado que los periodistas tengan que optar por un silencio lacerante para el derecho que tiene la sociedad a la información", dijo a Efe Darío Ramírez, director de Article19 para México y Centroamérica.
©Univision.com
Commentarios