Identidad de informantes de WikiLeaks al descubierto

EFE | Sep 01, 2011 | 9:22 AM

Usuarios pueden acceder a los documentos sin la protección de las fuentes

LONDRES - La contraseña de acceso a los 251 mil cables diplomáticos estadunidenses obtenidos y luego divulgados por WikiLeaks, ha sido revelada en línea y podría accederse a ellos sin la protección a las fuentes, se informó el jueves.
Los documentos podrían obtenerse sin la protección que protege la identidad de los informantes originales de los diplomáticos estadunidenses, una situación que ha enfrentado a Wikileaks (WL) y el diario británico The Guardian.
Los documentos han sido publicados por varios medios alrededor del mundo, y el rotativo británico participó en la fase inicial, hace nueve meses, pero protegiendo a las fuentes de la información que se usó para redactar los cables diplomáticos.
Ataque cibernético
El actual problema quedó al descubierto luego de que el pasado martes WikiLeaks denunció que su sitio electrónico era el objetivo de un ataque cibernético que duró unas tres horas.
Previo, Elisa Massimino, presidente de Human Rights First, se mostró preocupada por la revelación de las fuentes en el marco del aumento de la publicación del material, que de acuerdo a un recuento de Los Angeles Times, pasó de 20 mil a principios de agosto a 133,877 para fines de ese mes.
WikiLeaks explicó que trataba de maximizar el impacto de los documentos así como hacer accesible la información a todos.
Acusaciones mutuas
Ahora WikiLeaks acusó al diario británico de haber revelado la contraseña en el libro "WikiLeaks: Inside Julian Assange's War on Screcy" publicado el pasado febrero por ese medio y escrito por su editor de investigación David Leigh y Luke Harding.
WikiLeaks dijo en una declaración que comunicó al departamento estadunidense de Estado hace justo una semana que la publicación literal de los documentos podría ser inminente, y que inclusive su fundador, Julian Assange, habló con un funcionario estadunidense al respecto.
Por su parte, The Guardian rechazó la acusación, reconoció que en el libro se encuentra la clave de acceso pero no detalles para ubicar los documentos, e indicó que WL le había asegurado que se trataba de una clave temporal que expiraría en cuestión de horas.
Puntualizó que al circular el libro WikiLeaks no expresó ninguna preocupación referida a la seguridad y si existía, la organización tuvo siete meses para remover los documentos, lo que muestra con claridad que el problema no fue generado por la obra.
Interés a la baja
A la fecha la publicación de los documentos sigue aunque con menor expectación que al principio.
El soldado estadunidense Bradley Manning se encuentra en prisión acusado de haber filtrado los cables cuando servía en Irak y podría ser condenado a cadena perpetua.
Assange, fundador de WikiLeaks, enfrenta en Reino Unido un juicio de extradición a Suecia, a fin de enfrentar cargos de violación y asalto sexual.
©EFE
Commentarios