Huracán Irene golpea Nueva York tras dejar 9 muertos en la costa este de Estados Unidos

Univision.com | Aug 28, 2011 | 6:36 AM

Se degradó a tormenta tropical

El huracán Irene golpeaba los rascacielos de Nueva York este domingo con fuertes vientos, tras provocar al menos nueve muertes, unos dos millones de evacuados y tres millones de personas sin luz a lo largo de la costa este de Estados Unidos.
No obstante, Irene se degradó a la categoría de tormenta tropical, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC), pero aún continúa siendo una poderosa tempestad que ya ha inundado zonas bajas de Manhattan.
Unas 70.000 personas se han quedado sin luz en la ciudad y el agua corre por las calles del suburbio playero de Long Beach, a tan sólo unos kilómetros al noreste de Manhattan.
El primer huracán en alcanzar Nueva York en una generación llegó la noche del sábado al domingo, acompañado de relámpagos, reportes de tornados e intensa lluvia.
El lugar estaba convertido en una 'ciudad fantasma' y 370.000 personas habían sido aconsejadas de evacuar, en tanto el transporte público estaba cerrado.
Según funcionarios, los rascacielos de Manhattan no están en riesgo de sufrir daños serios, pero los cortes de electricidad podrían dejarlos sin luz, ascensores y agua corriente.
Al menos nueve personas murieron el sábado por causas relacionadas a Irene, debido a accidentes de auto, ataque cardíaco o caídas de árboles en Carolina del Norte, Virginia y Florida, incluyendo un niño de 11 años fallecido cuando un árbol cayó sobre el apartamento en el que vivía.
"El borde del huracán se encuentra finalmente sobre nosotros", dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en una conferencia de prensa a las 22H30 locales del sábado (02:30 GMT). "Ya no salgan a las calles, quédense en sus casa o en los refugios", agregó el alcalde en español.
El alcalde ya había ordenado la evacuación inédita de 370.000 personas, el cierre de los aeropuertos (a partir de las 02H00 GMT del domingo), el metro y demás transportes públicos. "No es una broma, su vida podría estar en peligro (...). No esperen. Después será demasiado tarde. Es necesario partir de inmediato. Es una cuestión de vida o muerte".
Tocó tierra por segunda vez
El huracán Irene tocó tierra este domingo en Estados Unidos por segunda vez, ahora en Nueva Jersey, como un ciclón de categoría uno, según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes (NHC).
A las 10:00 GMT, Irene registraba vientos sostenidos de 120 km/h, suficiente como para ser calificado como un huracán de categoría uno en la escala Saffir-Simpson, de cinco niveles, señaló el NHC, con sede en Miami.
El huracán tocó tierra por primera vez la mañana del sábado cerca de Cape Lookout, en Carolina del Norte, luego reingresó al océano para desplazarse frente a las costas de Virginia y Maryland, antes de volver a entrar en tierra este domingo cerca de Atlantic City, Nueva Jersey.
Casi 900.000 personas se encontraban sin electricidad en zonas costeras, de acuerdo con las compañías del sector, y unas 12.000 líneas de teléfonos se quedaron sin servicio por el huracán en Carolina del Norte y Virginia, según la Comisión Federal de Comunicaciones.
Residentes en zonas alejadas del mar también sentían el impacto del ciclón que atraviesa el Atlántico estadounidense, una de las zonas más pobladas del mundo con unos 65 millones de habitantes.
Al aproximarse Irene a Nueva York, el presidente Barack Obama se mantenía al frente de las operaciones de emergencia en Washington, reunido con responsables del Centro Nacional de Coordinación de Emergencias (NRCC) instalado en el cuartel general de la FEMA (Agencia Federal de Rescate de Emergencia).
"Esto va a ser algo duro de pasar", afirmó Obama durante una videoconferencia con altos funcionarios federales, incluido el vicepresidente Joe Biden y la secretaria de Seguridad Janet Napolitano, y con agencias del gobierno situadas en el rumbo previsto del ciclón, en la costa este.
"Van a ser unas largas 72 horas. Obviamente, muchas familias van a verse afectadas (...). La mayor preocupación que tengo ahora tiene que ver con las inundaciones y el suministro eléctrico", añadió.
La ciudad que no duerme quedó vacía
Las normalmente transitadas calles se vaciaron y los trenes subterráneos se detuvieron mientras la ciudad de Nueva York se preparaba para los embates del huracán Irene, que amenazaba con paralizar Wall Street y causar a la Gran Manzana sus daños por tormenta más serios desde la década de 1980.
Las autoridades de la ciudad advirtieron que si Irene mantiene su rumbo, podría lanzar ráfagas de hasta 137 kilómetros por hora (85 millas por hora) durante la noche y romper ventanas de rascacielos. Asimismo, existe una remota posibilidad que una creciente tormenta en la parte del Bajo Manhattan lance grandes cantidades de agua de mar a los fosos subterráneos en que se encuentran los cables y las tuberías de la ciudad, provocando apagones para miles de personas y afectando seriamente la capital financiera del país.
El alcalde Bloomberg emitió la primera orden obligatoria de evacuación en la historia de Nueva York. Más de 370.000 personas recibieron la orden de abandonar a más tardar a las 5:00 de la tarde del sábado las zonas bajas en los límites de la ciudad, particularmente en los vecindarios del Bajo Manhattan, Brooklyn y Queens.
Para la noche del sábado, Bloomberg informó que las tormentas asociadas con el huracán Irene ya habían llegado a Nueva York y ya no era seguro estar a la intemperie.
"El tiempo para las evacuaciones terminó. Todos deben estar bajo techo y permanecer en el interior", afirmó.
Muchos neoyorquinos parecieron tomar en serio su advertencia al abandonar las calles y apiñarse bajo techo. Algunos incluso planearon reuniones para pasar el huracán y organizaron fiestas.
La totalidad del servicio de trenes subterráneos fue suspendido debido al peligro de inundaciones en los túneles. Es la primera vez que el sistema de pasajeros más grande del país es cerrado debido a un fenómeno natural. Fueron colocados sacos de arena y lonas al interior o alrededor de las radículas de respiración del tren subterráneo.
Se lo tomaron en serio
La gente comenzó a desplazarse continuamente a un albergue instalado en una escuela secundaria en la sección del Parque Slope en Brooklyn. Algunas personas llevaban su ropa en bolsas para la basura mientras que otras empujaban carros de supermercado con sus pertenencias.
En Times Square, las tiendas colocaron planchas de madera en sus ventanas, colocaron sacos de arena en las puertas de entrada y el actor callejero conocido como el Vaquero Desnudo, quien suele pararse en una esquina sólo con ropa interior y una guitarra, en esta ocasión llevaba un chaleco salvavidas puesto.
Las obras de construcción fueron detenidas en toda la ciudad y los trabajadores del edificio donde estará el nuevo Centro de Comercio Mundial desmantelaron una grúa y aseguraron el equipo.
El alcalde dijo que la tormenta no tendrá efecto en la apertura del monumento del 11 de septiembre, al cumplirse el 10mo aniversario de los atentados terroristas contra las torres del Centro de Comercio Mundial.
Obama: Estado de emergencia
Obama declaró el estado de emergencia en la costa oriental del país, para que el gobierno federal preste ayuda a las zonas afectadas por el huracán Irene, informó hoy la Casa Blanca.
El presidente firmó en las últimas horas una serie de órdenes al respecto, una para cada estado afectado, desde Virginia hasta Massachusetts, pasando por Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut y Rhode Island.
Las órdenes, que la Casa Blanca colocó en su sitio web, autorizan al Departamento de Seguridad de la Patria y la Agencia para la Gestión de Emergencias (FEMA) a "coordinar" las operaciones de ayuda.
"Más de un millón de personas" fueron evacuadas de las costas de Nueva Jersey, al noreste de Estados Unidos, informó el gobernador Chris Christie.
8,000 de vuelos cancelados
Varias compañías aéreas de todo el mundo anularon o retrasaron el sábado sus vuelos a la costa este de Estados Unidos, una medida que afectó los aeropuertos JFK, LaGuardia y Newark, y también de Miami (sureste). En total, más de 8.000 vuelos fueron cancelados.
"Es otro Gloria. Vamos a superarlo", asegura Harry -un griego oriundo de Esparta que llegó hace 55 años a Nueva York-, en referencia al último huracán que tocó tierra en la Gran Manzana en 1985, cuando era dueño del "Harry Café Steak", una institución en Wall Street.
Asustados por el drama del huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005, las autoridades temen que Irene provoque daños por un monto de hasta 12.000 millones de dólares, según expertos.
Desde Carolina del Norte hasta Massachusetts, las autoridades decretaron el estado de emergencia.
En Washington, los habitantes se aprovisionaban de agua y generadores eléctricos en los supermercados.
Irene tiene un diámetro de 820 km, o sea cerca de un tercio del equivalente del total de la costa este estadounidense (2.675 km), según una estimación de la Nasa.
©Univision.com
Comentarios