'Legal y sensible' la nueva política de deportación de EU

Notimex | Aug 20, 2011 | 10:45 AM

Nación "no tiene la voluntad" para deportar a inmigrantes

WASHINGTON, D.C.- El gobierno de Barack Obama rectificó de manera "legal y sensible" las prioridades de deportación porque Estados Unidos carece de los medios o de la voluntad de deportar a 11 millones de inmigrantes, opinó este sábado The Washington Post.
"La nación no tiene los medios o la voluntad para deportar 11 millones de inmigrantes indocumentados, se debe concentrar en aquellos que realmente causan problemas", señaló el periódico en un editorial.
El gobierno de Estados Unidos anunció el jueves cambios en su política de deportación de indocumentados, con lo que ahora dará prioridad a quienes tengan antecedentes penales y revisará uno por uno a los más de 300 mil casos de personas que "no representan peligro".
"Panacea" para miles de indocumentados
The Washington Post (TWP) señaló que si bien, voces críticas han fustigado "como una afrenta a la ley" la nueva medida de deportación, los activistas migratorios la han "saludado" como la "panacea" para miles de indocumentados.
"Es probable que ninguna de las dos sea, un exceso de poder como algunos temen o un cambio de lejano alcance que algunos otros han esperado", opinó.
El rotativo recordó que la iniciativa supone la revisión de caso por caso de 300 mil expedientes en proceso de deportación, pero que las personas con procesos por crímenes violentos permanecen como prioridad para la deportación.
Destacó que la medida incluye la posibilidad de que aquellos a quienes se les permita permanecer en el país puedan solicitar permisos de trabajo, lo que desató críticas de que el gobierno "se burló" del Congreso, que en repetidas ocasiones ha rechazado promulgar amnistías.
Críticos están en un error al "etiquetar" el movimiento
The Washington Post puntualizó que la ley migratoria permite al poder Ejecutivo otorgar permisos de trabajo a ciertos indocumentados.
Sin embargo, subrayó que algunos inmigrantes no podrían obtener permisos para trabajar de manera legal, o que al final del proceso no obtenga la tarjeta verde o juramento de ciudadanía, lo cual resultará en una decepción para quienes apoyan la medida.
"Los críticos están en un error al etiquetar el movimiento de la administración como una amnistía, una recompensa para aquellos que continuamente violan la ley", recalcó el diario.
Enfatizó que la reforma integral que se necesita para abordar los problemas del sistema migratorio sólo pueden ser autorizados por el Congreso.
"Mientras tanto, la iniciativa de la administración Obama es un paso legal y sensible", reiteró.
©Notimex
Commentarios