Nuevo viernes de manifestaciones en Siria, ejército mató a siete civiles

AFP | Aug 12, 2011 | 1:10 PM

Convocatorias por medio de redes sociales

DAMASCO - Los activistas sirios volvieron a salir a la calle este viernes para participar en una nueva jornada de movilización masiva y llamaron a los manifestantes a no dejarse someter a la represión del régimen, que dejó al menos siete muertos en distintas partes del país.
Un hombre murió cuando intentaba escapar de una ola de arrestos en Saqba, un suburbio de Damasco, mientras una mujer falleció en la localidad de Sheijun, en la provincia de Idleb (noroeste) por disparos durante una operación de las fuerzas de seguridad, explicó a la AFP el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.
En la ciudad de Homs (centro), un hombre falleció por los disparos de un francotirador que estaba escondido detrás de una mezquita, mientras dos civiles murieron en Duma, un suburbio de Damasco, cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego para dispersar a los manifestantes, agregó el OSDH.
En Hama (centro), un activista afirmó que un hombre murió y otros tres civiles resultaron heridos cuando el ejército disparó para disuadir a los manifestantes que se estaban reuniendo tras el rezo del mediodía.
En Deir Ezzor (este) un civil murió, según otro activista, que no ofreció más información.
Por su parte, la televisión pública siria anunció "la muerte de dos agentes de seguridad por los disparos de hombres armados en Duma".
Los organizadores convocaron por la red social Facebook -tal y como llevan haciendo desde el inicio de la revuelta popular- a manifestarse bajo el lema "Sólo nos someteremos a Dios".
Ejército se enfrenta a manifestantes
El viernes por la tarde, unos ocho mil personas desfilaban por las calles de Latakia (norte), al tiempo que se celebraban otras movilizaciones en Hama y Homs (centro), según el OSDH.
De acuerdo con la ONG, las fuerzas de seguridad sirias abrieron fuego en Hama.
En Banias, (noreste), el ejército cercó varias mezquitas para impedir a los fieles participar en manifestaciones tras la oración del mediodía.
Según Rahman, "decenas de tanques, vehículos blindados de transporte de tropas y buses civiles (con agentes de seguridad) entraron al alba en Sheijun. Se oyeron intensos tiroteos".
En Qseir, en la región de Homs, un minibus que transportaba a civiles fue tiroteado.
"Milicianos leales al régimen abrieron fuego contra el bus, hiriendo a los pasajeros" que se dirigían a Líbano, huyendo de la ola de violencia en sus ciudades, dijo un activista.
Los decesos no paran
El régimen "quiere de esta manera atizar los sentimientos de odio entre las personas y llevarles a actuar con agresividad", añadió la fuente.
Pese a que el movimiento de impugnación no se debilita y al aumento de la presión de la comunidad internacional, el régimen no cesa la represión.
El jueves, al menos 16 personas murieron en operaciones del ejército sirio.
Para entorpecer todavía más la información procedente de Siria, las autoridades detuvieron el jueves al presidente de la Liga Siria de Derechos Humanos, Abdel Karim Rihaui, cuya red de militantes por todo el país es una fuente esencial para la prensa extranjera.
Francia pidió el viernes la liberación inmediata de Rihaui y reclamó el fin de "la represión violenta y las detenciones políticas".
"Abdel Karim Rihaui debe ser liberado inmediatamente", dijo la portavoz adjunta del ministerio de Relaciones Exteriores galo, Christine Fages.
Por otra parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, y el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, pidieron una "transición democrática" en Siria, al tiempo que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, sugirió a China e India imponer sanciones en el ámbito de la energía, y Rusia ha cesado la venta de armas a Damasco.
©AFP
Comentarios