Investigan más de 200 asesinatos en relación al 'asesino durmiente'

AFP | Aug 10, 2011 | 11:02 AM

Acusado de matar prostitutas

La policía aumentó a 230 el número de casos irresueltos de asesinatos o desapariciones que investiga en su búsqueda de víctimas del "asesino durmiente", un presunto criminal en serie que aterrorizó durante años el sur de Los Angeles, reportó el martes la prensa.
Los detectives estudian ahora los casos de 230 personas asesinadas o desaparecidas a partir de mediados de los años 70, para establecer si están vinculados con el sospechoso Lonnie Franklin Jr., publicó el diario Los Angeles Times en su sitio web.
Franklin fue arrestado en julio de 2010 y acusado de matar a 10 mujeres, en su mayoría prostitutas negras. Según la policía, las violó antes de matarlas y abandonó sus restos en callejones y recipientes de basura en el sur de Los Angeles.
El acusado de 58 años se declaró "no culpable".
Los funcionarios dijeron al periódico que no saben cuántos de los 230 casos que ahora investiga pueden estar realmente conectados con Franklin, pero que aún así decidieron extender la red lo más posible.
La decisión de ampliar los casos a examinar, y cuyo número hasta ahora se mantenía en 60, comenzó hace tres meses cuando los detectives decidieron incluir asesinatos y desapariciones ocurridas a partir de mayo de 1976 en el sur de Los Angeles, cuando Franklin salió del ejército.
Los esfuerzos hasta ahora se concentraban en examinar casos ocurridos desde principios de los 80 hasta el arresto de Franklin.
El lunes pasado la fiscalía dijo que pedirá al jurado que recomiende la pena de muerte en caso de que el acusado sea hallado culpable.
Franklin fue denominado desde el principio como "el asesino durmiente" porque supuestamente había suspendido su racha de asesinatos entre 1988 y 2002, aunque los detectives ahora afirman que no creen que en efecto el criminal se haya tomado esta pausa. No obstante, el apodo permaneció.
Presentado por sus vecinos como "maravilloso" y "muy amable", trabajó como recolector de basura y en una ocasión como guardacoches de la Policía de Los Angeles.
©AFP
Commentarios