'Si ven polvo es porque limpiamos la casa': Calderon

EFE | Aug 16, 2010 | 6:04 PM

La magnitud del problema

PARÍS - El presidente de México, Felipe Calderón, asegura en una columna publicada en el diario "Le Monde" que su primer objetivo es la seguridad en su país y que ello puede "generar una impresión equivocada sobre la magnitud de la inseguridad".
"Lo que en realidad está sucediendo es que ponemos orden donde no lo había. Así que, si ven polvo es porque limpiamos la casa", escribe Calderón, quien dice que cuando llegó al poder en 2006 se encontró con unas instituciones de seguridad y justicia "debilitadas por la cooptación y la intimidación de las organizaciones criminales".
El presidente reconoce que "han tenido mucha resonancia en el mundo los homicidios violentos", pero explica que "esta violencia obedece fundamentalmente a la lucha de unos grupos criminales contra otros" y a la "acción decidida del Gobierno federal, que los debilita y los hace más vulnerables a la acción de la justicia".
Calderón explica en el vespertino galo cuáles son los cinco pilares de la estrategia para frenar la criminalidad y la inseguridad en su país adoptada por su Gobierno, que decidió "enfrentar el problema y no eludirlo".
Éstos pasan, primero, por apoyar a las instancias locales y a los ciudadanos en la prevención del orden reforzando la presencia de las fuerzas de seguridad en determinadas zonas del país.
Fruto de esa estrategia, se han logrado "decomisos históricos" como la incautación de "más de 84 mil armas" en tres años, que "supera lo que el Gobierno de Colombia ha decomisado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la última década".
En 2009 se detuvo a 70 lugartenientes de todos los cárteles, prosigue Calderón, se ha decomisado a sus organizaciones criminales dinero en efectivo "equivalente a más de 345 millones de euros" y una cantidad de droga que representa "46.000 millones de dosis".
De nueva actitud
Otras de las líneas maestras son la modernización de las capacidades operativas y técnicas del Estado y la reforma del marco legal e institucional para adoptar un sistema con juicios orales y un régimen de protección de los derechos de las víctimas, "herramienta fundamental para acabar de una vez por todas con la impunidad".
A ello se suma una política de prevención para aumentar la confianza ciudadana, "fortaleciendo la seguridad en las escuelas, rescatando espacios públicos que estaban en manos de delincuentes" y creando centros para la prevención y el tratamiento de las drogadicciones, añade.
Por último, Calderón subraya la importancia de reforzar la "cooperación internacional" porque el problema de las drogas requiere "estrategias multinacionales".
"El origen del problema en México deriva de nuestra vecindad con el principal consumidor de drogas en el mundo", que es Estados Unidos, y de "la facilidad con la que las organizaciones delictivas pueden adquirir armas en ese país", agrega el presidente mexicano, que valora la "nueva etapa de cooperación con Estados Unidos".
En el texto que suscribe en "Le Monde", Calderón valora especialmente que "empieza a haber una nueva actitud de parte de todos los actores" que servirá para "encontrar vías novedosas", además de una "conciencia clara de corresponsabilidad y la certeza de que juntos vamos a derrotar al crimen".
©EFE
Commentarios