Pese a los escollos, latinos mantienen la esperanza de una mejor vida en EU

Univision.com | Aug 16, 2010 | 6:09 PM

Estudio de Univision-AP

WASHINGTON, DC – La vida diaria para Marlen López es todo menos fácil. La trabajadora indocumentada de 33 años limpia oficinas par5a pagar sus cuentas y no ha visto a su hijo de ocho años desdeque dejó El Salvador hace tres años. No obstante, López está contenta con su trabajo, esperanzada con el futuro y confiada en que algún día su hijo se gradúe de una universidad en Estados Unidos.
Para López, como para muchos otros inmigrantes hispanos, el optimismo acerca de la vida en Estados Unidos parece en parte producto de lo que ven en un espejo retrovisor.
Una encuenta de Univision-AP entre más de 1,500 latinos halló que los inmigrantes hispanos, muchos de los cuales enfrentaron muchos problemas en sus países, tienen una visión más idealizada de Estados Unidos que los hispanos que nacieron en este país.
Es una historia repetida en América, la de inmigrantes atraídos a la tierra de las oportunidades, contentos con el contraste con sus vidas pasadas. Pero es también la historia de uno de los grupos étnicos que se asienta solo par5a enfrentar escollos económicos y sociales que persisten de una generación a otra.
Para López, la vida en EU hasta ahora ha colmado las expectativas que ha construido desde que era una niña en El Salvador. En una semana limpiando oficinas, ella gana el doble o el triple de lo que ganaba como cajera en una tienda cuando vivía en su país. Y ahora trabaja menos horas por día mientras se prepara para traer a su hijo y su padre a Estados Unidos.
‘Una espera lo mejor y a veces no lo encuentra, pero estoy bien como estoy’, dijo López a un reportero en donde vide, en Columbia, Maryland.
La encuesta, patrocinada además por la Compañía Nielsen y la Universidad de Stanford, arrojó fuertes contrastes entre las esperanzas de padres inmigrantes y sus hijos nacidos aquí: el 33 por ciento de los padres nacidos en el extranjero creen que a sus hijos les será mucho más fácil hallar buenos trabajos, comparado con el 31% de los hispanos nacidos en Estados Unidos. De igual manera, muchos más inmigrantes hispanos creen que Lope será más fácil a sus hijos comprar una cas y para sus hijos, criar una familia, que los hispanos nacidos aquí.
Y porque los 47 millones de hispanos son la minoría que más crece, las preguntas acerca de dónde trabajarán, dónde irán a estudiar sus hijos, a quién votarán y más, son de vital importancia para el país entero.
Quienes nacieron en el extranjero tienen más esperanzas aún cuando se preocupan más que los hispanos nacidos en EU acerca de los trabajos, las cuentas, los estudios, ahorros para la universidad y otros gastos, de acuerdo a la encuesta.
Gary Segura, una científica política de Stanford que asistió con la encuesta, atribuye la diferencia en las expectativas a la ‘socialización adversa’. Inmigrantes recién llegados, dijo, ‘podrán encontrar su vida en EU superior a la vida que dejaron’. Pero mientras pasa el tiempo y las cosas no salen como se esperaba, dijo, las esperanzas comienzan a desaparecer.
La crisis económica ha pegado duro en todos los hispanos, de acuerdo a la encuesta, con seis de cada diez que dice que es duro para ellos salir adelante financieramente y casi la mitad o más que expresó serios temores acerca de perder sus trabajos, pagara las cuentas o ahorrar para los estudios.
Y esas presiones financieras actúan como un freno sobre los latinos que le dan mucha importancia a la educación. 94/ de latinos en la encuesta esperan que sus hijos asistan a la universidad. No obstante, datos del Censo muestran que solo el 13% de los hispanos tiene un título universitario o más.

'Me preocupo todo el tiempo'

Alfredo Coronel, un estudiante de 22 años que emigró sin papeles de México cuando tenía 8, parece darle voz a tanto el optimismo como a la frustración. ‘Estoy teniendo toda esta experiencia acerca del sistema, así que se beneficiarán’,  dijo. Pero como inmigrante indocumentado, Coronel no puede obtener ayuda federal o créditos. Y tendrá problemas para hallar un buen trabajo después de los estudios sin los papeles. ‘Me preocupo todo el tiempo acerca de lo que pasarán cuando salga de la universidad’, dijo. ‘Cada día’. La encuesta arrojó que muchos hispanos están involucrados en un acto de balanceo cultural, dispuestos a encajar mientras luchan para preservar sus identidades étnicas. Hispanos nacidos en el extranjero son más propensos a pensar que es importante cambiar y mezclarse en la sociedad que los latinos nacidos en EU. Segura dice que podría una cuestión de seguridad: Inmigrantes, especialmente quienes no hablan inglés, son más propensos a ‘pagar un precio’ si no pueden moverse libremente en la sociedad. Quienes nacieron aquí, por otro lado, tienden a poner más importancia en el mantenimiento de sus culturas. ‘Es como si tuviera un pie en ambos mundos’, dijo Sindy Avila, una inmigrante indocumentada de 22 años traída por sus padres cuando tenía un año. ‘Construyo mi identidad mientras camino’, dice Avila, una estudiante en la Universidad de Portland. La encuesta establece claramente la presión política que los hispanos sienten mientras se debate la dura ley de inmigración en Arizona y las preguntas surgen acerca de la garantía de la ciudadanía automática dada a quienes nacen aquí pero son hijos de indocumentados. Antes de que la ley de Arizona fuera aprobada el 23 de abril, el 40 % de los encuestados que dominaban inglés pensaban que era importante para los hispanos mezclarse con la sociedad. Tras la aprobación de la ley, el porcentaje subió al 55%. La encuesta de AP-Univision fue realizada entre el 11 de marzo y el 3 de junio por el National Opinion Research Center de la Universidad de Chicago, usando un muestreo de hogares hispanos provisto por Nielsen. El margen de error es más o menos 3.5%. La participación de la Universidad de Stanford en el estudio fue posible gracias a un subsidio de la Fundación Bill / Melinda Gates.
©Univision.com
Comentarios