Caravana pro inmigrantes avanza en México

Univision.com | Jul 26, 2011 | 4:59 PM

En búsca de familiares

MEXICO - La caravana de familiares de unos 800 emigrantes reportados como centroamericanos desaparecidos ingresó a pie a México desde Guatemala en una movilización marcada por la esperanza de encontrar a los suyos y el reclamo a las autoridades mexicanas de buscarlos.
Unas 150 personas procedentes de El Salvador, Honduras y Guatemala, algunas vestidas con ropas indígenas, otras con mochilas al hombro y zapatos cómodos, cruzaron el puente internacional II que une a las localidades de Tecun Uman, en Guatemala, y Ciudad Hidalgo, en el estado mexicano de Chiapas.
"La última vez que supimos de mi hijo fue el 26 de noviembre de 2008. Soy una madre desesperada, son días y noches de angustia. No puedo vivir en paz cuando veo las noticias de masacres de migrantes", dijo a la AFP Martha Figueroa, originaria de San Marcos, en Guatemala, acompañada de su esposo.
Ruta del migrante
Doña Martha, al igual que muchos otros, lleva una bandera de su país y una pancarta con el nombre y la imagen de su hijo desaparecido cuando iba hacia Estados Unidos probablemente utilizando la ruta de Tamulipas, noreste de México, la ruta más corta hacia la frontera.
Tamaulipas, en la costa del Golfo de México, se ha convertido en un infierno para los emigrantes centroamericanos.
En un rancho cerca del poblado de San Fernando, hombres armados del cártel de Los Zetas masacraron en agosto de 2010 a 72 inmigrantes de Centroamérica, Ecuador y Brasil. En abril pasado fueron descubiertos 193 cadáveres en 40 fosas.
Viajeros secuestrados
Las autoridades presumen que se trata de mexicanos que viajaban en autobuses de pasajeros y que fueron secuestrados por Los Zetas, aunque entre los cadáveres se identificó a un guatemalteco.
Erlinda López, también guatemalteca, se unió a la caravana para tratar de encontrar a uno de sus hermanos, del que no tiene noticias desde el 7 de julio de 2010 cuando también se encontraba en Tamaulipas.
"La última vez que nos llamó tenía ya 10 días en la casa del 'pollero' (traficante de personas), ya iba a pasarse a Estados Unidos, pero no supimos si lo consiguió, no hemos sabido ya nada de él", explicó.
La movilización es organizada por el Movimiento Migrante Centroamericano, que ya realizó en octubre una caravana similar y consiguió reunir a varios desaparecidos con sus familias.
Cientos de desaparecidos
Ese movimiento ha logrado establecer los nombres de unos 800 centroamericanos desaparecidos en México en los últimos años, aunque apenas una tercera parte de esas denuncias han sido formalmente aceptadas por las autoridades mexicanas.
"Las noticias tan angustiantes que llegan a nuestros países han hecho que muchos padres, hermanos, hijos, vengan a México a buscar a sus familiares", comenta de su lado Juan José Alvarenga, de la organización Pastoral de Movilidad Humana de Honduras.
La caravana, que ingresó a México con autorización de autoridades migratorias, fue recibida por organizaciones civiles y el sacerdote Eimán Sánchez, del albergue para emigrantes Señal de la Misericordia de Ciudad Hidalgo.
Grupos se unirán
Ahí los integrantes de la caravana, que viajan con escasos recursos, almorzaron arroz, frijoles y huevo, y recibieron alimentos para llevar en su largo camino, cuya próxima parada es la estación migratoria de Tapachula, también fronteriza con Guatemala y el mayor centro de detención de emigrantes sin papeles del país.
Otro grupo de familiares de emigrantes desaparecidos ingresó la noche del lunes a territorio mexicano desde Guatemala por el cruce de Tenosique, en el estado de Tabasco.
Ambos grupos se unirán para recorrer las peligrosas rutas que siguen los emigrantes en su intento por cruzar ilegalmente a Estados Unidos y reclamar a las autoridades mexicanas que investiguen el paradero de sus familiares.
La caravana que saldrá de Chiapas es encabezada por el padre Alejanadro Solalinde y partirán al estado de Veracruz donde en las últimas semanas ha sido denunciado el secuestro de indocumentados.

Exigen justicia y seguridad

La caravana se llava a cabo en el marco de la visita de Felipe González, El relator sobre trabajadores migratorios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
González comenzó el lunes una visita a México, país que en los últimos meses ha visto algunos de los peores ataques en contra de esa población, particularmente por parte del crimen organizado.
La visita de análisis, que se extenderá hasta el 2 de agosto, dio inicio con encuentros con autoridades mexicanas involucradas en la atención a los migrantes, entre esas la Cancillería, la secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República (PGR).
González arrancó la visita con funcionarios de la cancillería a quienes les manifestó "lo importante que es realizar este tipo de visitas y tener contacto directo con la situación" de los migrantes, según refirió la CIDH en su página de la red social Facebook, donde el lunes se publicó sobre algunos de los encuentros.
Protección a migrantes
El relator también se encontró con funcionarios de la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de Migración, quienes le explicaron las recientes modificaciones legales por las que, entre otras cosas, se despenalizó por completo la inmigración irregular en México.
"Todas las autoridades del país, todas, deben proteger a los migrantes bajo la nueva ley", dijo el subsecretario mexicano de Población, René Zenteno, citado por la propia CIDH.
La Secretaría de Gobernación informó en un comunicado que se le expuso al relator cómo las nuevas reformas y leyes buscan "reducir las condiciones de riesgo y vulnerabilidad de los migrantes en nuestro país".
González también tiene previsto reunirse a lo largo de la semana con organismos civiles, autoridades estatales y locales.
Miles de migrantes, en su mayoría centromericanos, utilizan cada año territorio mexicano para intentar llegar a Estados Unidos, aunque en su trayecto enfrentan diversos riesgos, desde extorsiones hasta secuestros y asesinatos a manos de grupos criminales e incluso autoridades.
Una de las peores agresiones en la historia reciente ocurrió en agosto de 2010, cuando presuntos miembros del cartel de las drogas de Los Zetas secuestraron y asesinaron a 72 migrantes en el estado norteño de Tamaulipas.
Desde entonces, también se ha reportado el secuestro de decenas de migrantes presuntamente a manos de narcotraficantes, aunque en algunos casos también han sido detenidos agentes migratorios por presuntamente participar en los plagios.
La violencia también ha alcanzado a defensores de los migrantes y según un reporte de una comisión pastoral de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en los últimos años han ido en aumento incidentes como agresiones, amenazas y hostigamientos.
El reporte, divulgado la semana pasada, señaló que de 2004 a 2009 se registraron 18 incidentes de seguridad contra los defensores, mientras que sólo en 2010 contabilizaron 29 y 15 más entre enero y junio de 2011.
©Univision.com
Comentarios