Chávez volvió a Venezuela convencido de su victoria contra el cáncer

AFP | Jul 24, 2011 | 12:12 AM
CARACAS - El presidente venezolano Hugo Chávez regresó sorpresivamente el sábado por la noche a Caracas después de pasar una semana en Cuba recibiendo tratamiento de quimioterapia contra el cáncer y aseguró que los exámenes no le detectaron nuevas células malignas.
"Estoy muy feliz de estar de vuelta", celebró el mandatario tras bajar por su propio pie del avión, con buen ánimo y semblante.
El jefe de Estado, que realizó esta semana el primer ciclo de quimioterapia, admitió que había sido "duro" y que la batalla contra la enfermedad "lleva su tiempo", pero se felicitó por el resultado de los exhaustivos exámenes de imagenología que se le practicaron en Cuba.
"Fui sometido a estudios de imagenología. Por arriba, por abajo (...) y debo decirles que no se detectó la presencia de células malignas en ninguna parte de mi cuerpo, pero el riesgo existe y por eso la quimioterapia que se me aplicó en varias sesiones", explicó, sin dar más detalles.
"He venido mejor de lo que me fui (...) Fue duro, pero este cuerpo mío de cadete aguantó. Aquí estamos para continuar la batalla, el retorno pleno, pero ustedes saben que debo ser disciplinado", agregó el jefe de Estado, acompañado por la mayoría de sus ministros y responsables de las Fuerzas Armadas.
El presidente venezolano, de 56 años, fue sometido en junio en La Habana a una operación en la que se le extirpó un tumor maligno en la zona pélvica. Chávez había regresado a Venezuela a principios de julio y retornó el sábado pasado a Cuba para seguir su tratamiento.
Ciclo "exitoso"
El jefe de Estado explicó que este primer ciclo de quimioterapia concluyó "de forma exitosa" pero previó nuevas sesiones "para derrotar definitivamente y eliminar cualquier riesgo de presencia de células malignas".
"Estoy enfrentando una enfermedad, que la vamos a vencer con el favor de Dios, con la voluntad que tenemos y gracias a la ciencia médica, para seguir abriendo los caminos de la patria nueva", garantizó Chávez.
El presidente aseguró a su llegada a Caracas que no ha perdido "ni un detalle" del trabajo de su gobierno en estos días y dijo estar "muy orgulloso" de su equipo de ministros.
Consciente de los rumores que corren sobre pugnas internas en sus filas, Chávez reafirmó su apoyo al vicepresidente Elías Jaua, cuya figura ha cobrado peso desde que se hizo pública la enfermedad de Chávez.
"Pido un aplauso para mi vicepresidente. Elías, muchas gracias. Mi reconocimiento personal y mi apoyo moral y político", dijo.
El presidente viajó a Cuba el pasado sábado con el permiso del Parlamento pero mantuvo sus poderes de jefe de Estado y cabeza del gobierno pese a encontrarse convaleciente y fuera del país.
Críticas de la oposición
Este hecho fue criticado por los portavoces de la oposición, quienes consideraron inédito y anticonstitucional que Chávez gobernara desde Cuba y pidieron que se decretara una ausencia temporal del jefe de Estado para que Jaua asumiera provisionalmente sus funciones.
Durante su tratamiento en La Habana, Chávez se hizo presente en la vida política diaria de Venezuela con numerosos mensajes enviados desde su cuenta en Twitter, en los que anunció concesiones de recursos, manifestó su apoyo a sus ministros e incluso animó a la selección venezolana de fútbol que disputaba la Copa América.
Este sábado, a los cadetes de la Marina que le recibieron en el aeropuerto, Chávez, les recordó que Venezuela no puede "perder el rumbo" ni "ser más colonia de nadie".
"Independencia o nada, independencia y todo. Patria libre y vida. Esta es la consigna (...) Sólo un país libre puede llegar a ser grande", dijo, en tono firme.
El presidente, en el poder desde 1999, es candidato de su partido para las elecciones presidenciales de 2012, cuando aspira a ser reelegido para un tercer mandato de seis años.
Su candidatura no ha sido puesta en entredicho por su partido y el propio Chávez ha garantizado a sus adeptos que están caminando "rumbo a la victoria en 2012".
©AFP
Commentarios