Se tambalea la ley migratoria HB56 de Alabama

Univision.com* | Jul 22, 2011 | 7:05 PM

Organizaciones de derechos civiles piden a jueza que la frene antes de inicio de juicio

La Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) encabezó un grupo de organizaciones que presentó una petición preliminar el miércoles para que una corte federal bloquee la ley HB56 de Alabama, inspirada en la polémica SB1070 de Arizona.
“Presentamos una petición preliminar para bloquear la ley antes de que entre en vigor el 1 de septiembre”, dijo a Univision.com el abogado Sigfredo Rubio, de la ACLU en Alabama. “La medida tiene el propósito de que la jueza tome una decisión preliminar primero antes de discutir el caso en un juicio”.
La ley migratoria HB56 de Alabama, además de criminalizar la estadía indocumentada, otorga poderes extraordinarios a las policías locales para detener a individuos si tiene dudas razonables que se trata de indocumentados, y obliga al personal educativo reportar a los alumnos indocumentados.
A principios de julio el grupo, integrado además por el National Immigration Law Center (NILC) y el Southern Poverty Law Center, interpusieron una demanda contra la HB56 en la corte federal de distrito Norte, que tiene jurisdicción sobre Alabama.
Clima de miedo
Las organizaciones argumentan que la ley lesiona los intereses de miles de habitantes del estado de Alabama y afecta “múltiples aspectos de la vida diaria de un sinnúmero de personas” de ese estado del sur.
“También pedimos a la jueza una audiencia para argumentar nuestro caso antes del 1 de septiembre”, agregó Rubio. “Esperamos que la jueza lea nuestra petición e imagino que habrá una petición oponiéndose y nos van a citar para que presentemos los argumentos. Ese es el proceso a seguir. Nosotros confiamos en que la corte atenderá el pedido y procederá a bloquear la ley antes que ésta entre en vigor. Si no es así, va a causar daños irreparables”.
El legislador Wade Henderson (republicano), uno de los principales impulsores de la HB56, señaló que ésta fue redactada de tal manera que si una corte dictamina que una de sus partes es inconstitucional o contraviene la ley del estado, el resto seguirá en vigor, de acuerdo con un reporte de The Associated Press.
Más dura que la de Arizona
La ley migratoria de Alabama es considerada por las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes como la más dura de su estilo, incluso más severa que la SB1070 de Arizona.
La HB56 “es más opresiva que las leyes de Utah, Indiana, Arizona y Georgia”, dijo Andre Segura, abogada del Proyecto de derechos de los Inmigrantes de ACLU. "No sólo es abiertamente inconstitucional, sino que va en contra de los valores estadounidenses”.
A juicio de ACLU, la HB56 autoriza la discriminación racial, disuade a los niños de ir a la escuela y criminaliza a quienes le echan una mano de ayuda a los indocumentados.
"Esta ley no sólo es antiinmigrante, sino es antiestadounidense", opinó Olivia Turner, directora ejecutiva de la oficina de ACLU en Alabama.
Lo habían advertido
La organización de derechos civiles había advertido en junio que la HB56 lesiona los derechos civiles y que alistaba argumentos para presentar la demanda e intentar frenarla, tal y como se ha hecho hasta ahora en Indiana, Georgia, Carolina del Sur y Arizona.
ACLU teme que las iglesias que transportan a feligreses indocumentados o abogados que tengan clientes sin papeles de estadía legal en Estados Unidos, y que deban transportarlos a la Corte, sean considerados delincuentes por las autoridades y sean arrestados.
“Hemos revisando cada sección de la ley para encontrar personas que tengan derecho a demandarla", dijo Rubio.
Alabama es uno de los seis estados que a la fecha han promulgado leyes similares a la SB1070 de Arizona. Los otros son Indiana, Utah, Carolina del Sur y Georgia.
Valores en riesgo
"Esta ley (la HB56) va en contra de los derechos fundamentales garantizados por la Constitución”, dijo Linton Joaquín, consejero general de NILC. "Alabama, al igual que todos los estadounidenses, merece algo mejor”, agregó.
Sin Yen Ling, abogado del Asian Law Caucus, dijo que "la Corte debe enviar un fuerte mensaje de que leyes como la HB56 no están permitidas por la Constitución", mientras que Mary Bauer, directora legal del Southern Poverty Law Center, señaló que la HB56 "socava nuestros valores americanos de justicia e igualdad".
A la fecha, jueces federales han impedido que leyes similares a la de Arizona –y la propia ley de Arizona- entren en vigor de manera total y han detenido aquellas partes más polémicas, como el arresto de individuos si la policía tiene duda razonable que se trata de indocumentados y la obligación de portar documentos de identidad tanto a ciudadanos como inmigrantes.
Detalles de la ley
Además de criminalizar la estadía indocumentada y otorgar poderes extraordinarios a las policías, la HB56 obliga a los empleadores a inscribirse y utilizar el programa federal E-Verify para verificar el estado migratorio de sus trabajadores nuevos.
También prohíbe a los estudiantes indocumentados asistir a la universidad tras graduarse de la enseñanza secundaria, prohíbe a los propietarios de viviendas o negocios alquilar propiedades a inmigrantes indocumentados y prohíbe la creación de “ciudades santuarios”.
Cesar Marfil Rubio, un periodista y activista comunitario en Birmingham, dijo que la ley fue promulgada "ahora que hay más trabajo en Alabama", empleos creados para reconstruir el estado tras el paso de mortales tornados en mayo que dejaron cientos de muertos cuantiosos daños materiales.
"Los eventos de entrenamiento ya no son masivos como antes. La gente tiene miedo. Muchos inmigrantes tienen sus casas en Alabama, sus hijos que aquí nacieron y están muy nerviosos. La mayoría son mexicanos, casi el 65%. Luego siguen los guatemaltecos y los hondureños. La mayoría de los trabajos están en las polleras (criaderos de pollos), la construcción y los servicios", señaló.
Critica de la OEA
En junio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH, dependiente de la Organización de Estados Americanos –OEA-) exhortó a las autoridades estadounidenses a que modifiquen la ley HB56 para adaptarla a las leyes internacionales de derechos humanos.
"Existe un alto riesgo de discriminación en la implementación de la Ley", señaló el organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA) en un comunicado.
La CIDH conminó a las autoridades estadounidenses "a utilizar los mecanismos legales que tenga a su alcance para modificar estas leyes y ajustarlas a los estándares internacionales de derechos humanos".
La HB 56 no define ni especifica cuál es la "sospecha razonable" que permitiría a un policía a pedir papeles migratorios un individuo, por lo que puede conducir a que los agentes usen "perfiles raciales", señaló la Comisión.
Asimismo, penalizar "el transporte o alojamiento de migrantes podría obstaculizar de forma indebida las labores de asistencia y protección de las defensoras y defensores de los derechos humanos de las personas migrantes", indicó.
Los derechos a la libertad, integridad personal y no discriminación no pueden subordinarse a leyes migratorias, estimó la comisión.
Según datos de la oficina del Censo, en Alabama viven poco más de 187 mil latinos. “Pero obviamente esa cifra está por debajo del 30% del número real”, indicó Rubio.
©Univision.com*
Comentarios