Sirios lloran la muerte de manifestantes

Univision.com | Jul 16, 2011 | 1:31 PM

Recrudece la represión contra revuelta que busca derrocar al gobierno de Bashar Assad

BEIRUT/DAMASCO - Decenas de miles de sirios que gritaban "¡Queremos libertad!" transportaron el sábado por las calles los cadáveres de manifestantes asesinados en el viernes por las fuerzas de seguridad del gobierno que preside Bashar Assad.
Al menos 28 personas fueron abatidas durante manifestaciones contra el régimen que forman parte de una revuelta iniciada en marzo y que se inspiró en movimientos sociales registrados en Túnez y Egipto.
Los funerales tuvieron lugar mientras destacadas personalidades de la oposición acudieron a una conferencia en la vecina Turquía para encontrar la forma de derrocar al presidente sirio Bashar Assad, de quien un destacado disidente dijo que encabeza "el régimen más tiránico del mundo", reportó The Associated Press.
"El régimen ha secuestrado la totalidad del estado, y queremos que lo devuelva", dijo Haitham al-Maleh, que preside la conferencia. El abogado de 80 años, que pasó años en las cárceles sirias por su activismo político, abandonó recientemente el país por temor a su vida y ahora reside en Estambul.
Recuento de víctimas
Los activistas dijeron que la represión gubernamental de los  disidentes ha causado más de 1,600 muertos desde marzo, en su mayoría civiles desarmados. Empero, el régimen disputa la cifra y atribuye la agitación a una conspiración extranjera fomentada por extremistas religiosos y no verdaderos reformistas.
Centenares de miles de sirios ocuparon las calles en todo el país el viernes para respaldar sus reclamos.
Los sirios acudieron en masa a las zonas en las que la represión gubernamental ha sido más intensa, un indicio de que las fuerzas de seguridad no pueden sofocar la revuelta. Miles de personas se concentraron en Damasco, donde hasta ahora sólo habían ocurrido manifestaciones esporádicas.
Un testigo en la capital del país dijo el sábado a The Associated Press que centenares de miles de personas asistieron a los funerales de los manifestantes muertos, llevando los cadáveres sobre sus cabezas al grito de "¡Dios es grande!" y "¡Queremos libertad!"
Miedo a represalias
Al igual que la mayoría de los testigos en Siria, habló a condición de guardar el anonimato por temor a las represalias. El gobierno ha prohibido la entrada de casi todos los medios de comunicación extranjeros y limita la cobertura local, lo que dificulta la confirmación de los hechos.
El Comité de Coordinación Local, que ayuda a organizar y sigue las protestas, dijo tener los nombres de 28 personas cuya muerte ha sido confirmada. Otros cálculos dicen que los muertos fueron 41.
Igualmente el sábado, las fuerzas de seguridad continuaron sus operaciones de una semana en la provincia de Idlib, cerca de la frontera turca. La entidad Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, dijo que las autoridades allanaron varias viviendas en la aldea de Kfar Nabl y detuvieron a decenas de personas.
La represión del viernes
En las manifestaciones del viernes más de un millón de personas salieron a las calles de Damasco -y otras ciudades importantes- para protestar contra el régimen de Assad, reportó la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
Durante la revuelta 28 manifestantes murieron por disparos de las fuerzas de seguridad.
Hay también varias decenas de heridos, así como una nueva ola de detenciones en todo el país, afirmó Abdel Karim Rihaui, de la Liga Siria de Derechos Humanos.
La mayoría de las víctimas fueron en la capital y sus alrededores. Hubo 16 muertos en Damasco, 12 de ellos en el barrio de Qabun, tres en el de Rukn Edin y en el de Barzé. En los alrededores de Damasco, un niño murió en Jobar, así como cuatro personas en Duma y otras dos en Kadam.
Las fuerzas de seguridad también mataron a tres personas en Idleb (noroeste) y dos en Deraa (sur), precisó Rijaui.
"Más de un millón de personas se manifestaron hoy (viernes) en Hama y Deir Ezor. Es (...) un mensaje a las autoridades de que las manifestaciones se extienden en todo el país", declaró Rami Abdel Rahman, del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
Presión de Washington
La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo que la situación en el país es "abierta", porque no puede "regresar al pasado" y el presidente Bashar al Asad perdió legitimidad por los actos de represión.
El embajador estadounidense en Siria, Robert Ford, quien había provocado la furia del régimen y de sus partidarios por ir la semana pasada a Hama, declaró por su parte que el régimen se arriesga a ser "borrado por las manifestaciones populares" y llamó a Bashar al Asad a "tomar la la decisión difícil" de realizar reformas.
La Unión Europea, por su lado, se mostró lista a "continuar y hacer avanzar" su política de sanciones a Siria, en una declaración que será formalmente adoptada el lunes por los ministros europeos de Relaciones exteriores.
Como cada viernes desde el inicio el 15 de marzo de la revuelta contra el régimen de Bashar Al Asad, los militantes llamaron desde su página Facebook "Syrian Revolution 2011" a manifestarse en homenaje a los "rehenes por la libertad", en alusión a los miles de presos políticos y manifestantes detenidos en las prisiones sirias.
©Univision.com
Comentarios