Terremoto de 7.2 grados sacudió Ecuador

EFE | Aug 12, 2010 | 8:44 AM

Epicentro fue localizado al sur de Quito

QUITO - El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica de Ecuador confirmó que el sismo registrado la mañana del jueves en la Amazonía del país tuvo una magnitud de 7.2 grados en la escala abierta de Richter, pero dejó muy pocos daños y tan solo un herido leve.
El IG indicó que el hipocentro del movimiento ocurrió a las 06.55 hora local (11.55 GMT) y se localizó a 235 kilómetros de profundidad, lo que minimizó los efectos en la superficie, aunque el evento fue sentido en casi todo el país y el norte de Perú.
Minard Hall, científico del IG, dijo en una rueda de prensa que el sismo alcanzó una "mayor magnitud que lo normal", es decir de lo que, históricamente, se ha registrado en esa zona del país.
"Afortunadamente fue a mucha profundidad", agregó Hall que, tras señalar que no se esperan réplicas del sismo, explicó que si éste hubiese ocurrido a una profundidad somera, de menos de 30 kilómetros, "podía causar bastantes problemas".
"Lo que ocurrió en Chile nos da una idea de lo que podría producir un sismo grande", añadió el científico, al recordar que el terremoto del 27 de febrero pasado en la región chilena de Maule se localizó en el mar, a una profundidad de 60 kilómetros y alcanzó una intensidad de 8,8 grados en la escala de Richter.
El epicentro del sismo de hoy en Ecuador se localizó a unos 70 kilómetros al sureste de la ciudad de Tena y a la misma distancia al noreste de Puyo, capitales de las provincias amazónicas de Napo y Pastaza, respectivamente.
Daños menores
Aunque, los sismógrafos del IG detectaron el fenómeno por más de diez minutos, varias poblaciones lo sintieron por unos 40 segundos.
En la ciudad costera de Manta, una persona resultó herida, de forma leve, y tres casas sufrieron la caída de paredes, aunque el IG precisó que estas consecuencias obedecen más a la mala calidad de las edificaciones.
Asimismo, varios medios han reportado pequeñas fisuras en edificios de la ciudad costera de Guayaquil (suroeste) y de la andina de Célica (sur), aunque la onda sísmica fue sentida en casi todo el territorio ecuatoriano, así como en las localidades de Piura, Tarapoto, Iquitos y Moyabamba, en el norte de Perú.
De su lado, Liliana Troncoso, del IG, explicó que el fenómeno ocurrió por el choque de la placa de Nazca con la plataforma continental de Suramérica, que se encuentran en un proceso de subducción; es decir, que la primera se sumerge sobre la segunda.

Volcanes activos

Según Troncoso, la presión ejercida por ambos vectores provocó una fractura en la primera, cuya fuerza se condujo por la misma placa hacia el oeste e hizo vibrar casi todo Ecuador.
El proceso de subducción es el mismo fenómeno que generó el terremoto de Chile, apuntó Troncoso.
Además, apuntó que, por la forma del evento, la tensión causada por la fractura llegó a la zona costera debilitada, por lo que se eliminó la posibilidad de un eventual maremoto o tsunami.
Sin embargo, Troncoso no descartó que el sismo pueda tener alguna incidencia con la actividad de algunos volcanes activos, aunque precisó que el IG mantienen una estrecha vigilancia de los colosos, como el Tungurahua, que se encuentra en un proceso de erupción desde 1999 y que presenta periodos de gran actividad y otros de calma.
De su lado, Juan Carlos Singuacho, otro de los científicos del IG, precisó que la fuerza del sismo en la superficie tuvo variada intensidad y efecto, que se calcula entre II y VI grados en la escala de Mercalli (de una escala de XII posibles), que mide los daños y efectos en las poblaciones.
Así por ejemplo, el experto dijo que en Quito el sismo tuvo una intensidad de II grados en la escala de Mercalli, mientras que en la zona de Manta fue de entre V y VI grados, con pocos daños.
Por su parte, la secretaria Nacional de Gestión de Riesgos, María del Pilar Cornejo, en la misma rueda de prensa, dijo que, de forma preliminar, no se ha reportado la pérdida de vidas humanas y que los daños causados no son graves.
Cornejo hizo hincapié en la cultura de prevención que debe haber en Ecuador por la amenaza constante de que ocurran este tipo de fenómenos naturales. 
©EFE
Comentarios