Activistas rechazan ley de Florida

EFE | Aug 11, 2010 | 6:37 PM

Fiscal estatal quiere emular a Arizona

MIAMI - Dos grupos hispanos pro inmigrantes de Florida arremetieron el miércoles contra el proyecto de ley del fiscal general del estado, Bill McCollum, que convierte en delito no llevar la documentación que acredite el estatus migratorio, entre otros puntos.
McCollum presentó en Orlando (centro de Florida) el contenido del proyecto de ley "de imposición de Leyes Migratorias", una propuesta que, para los activistas, "herirá la economía, los derechos humanos y la seguridad pública", del estado.
Este proyecto de ley "va a ser muy dañino para el pueblo de Florida, para los mismos inmigrantes y para la economía en general", dijo John Freid, director de "We Count!", una organización en favor de los trabajadores inmigrantes.
Freid manifestó su rechazo a esta propuesta elaborada por McCollum, candidato para el cargo de gobernador de Florida, y el representante estatal William Snyder.Cálculo político
Para el activista comunitario, las motivaciones del fiscal general de Florida son de mero cálculo político, ya que, dijo, "al principio, McCollum se mostró en contra del proyecto de ley de Arizona y aseguró que no lo necesitábamos en Florida".
Después, McCollum dio marcha atrás al ser "atacado desde la derecha y por el otro candidato a la gobernación" y "cambió de opinión".
De llevarse a la práctica esta medida legislativa, prosiguió el activista, "la seguridad pública quedaría muy dañada, porque la gente va a tener miedo de denunciar crímenes a la policía y va a crear un clima de desconfianza entre los inmigrantes".
Reforma migratoria
Por ello, Freid abogó por una reforma migratoria integral como solución al problema, "ajustada a la realidad que vivimos": "No necesitamos un proyecto de ley como el de Arizona".
A su juicio, lo que se necesita es "un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que contribuyen al progreso de esta sociedad". "Esa es la solución, no más patrullas fronterizas y actos de represalia".
De acuerdo con el Instituto de Política Migratoria, en Florida residen más de 700,000 inmigrantes indocumentados.

Datos del proyecto

Según el texto del proyecto de ley, los agentes policiales municipales y estatales deberán revisar la situación migratoria de personas detenidas o arrestadas, sólo cuando existan "sospechas razonables" de que el individuo pueda ser indocumentado.
El fiscal general aclaró en la conferencia de hoy que el proyecto de ley contiene "provisiones específicas para evitar perfiles raciales y que la policía vaya a revisar a alguien sólo porque parece inmigrante".
Una "sospecha razonable" puede ser la presentación de documentos, como una licencia de conducir de apariencia falsa o la carencia de papeles de identificación personal en el momento de la detención y arresto, dijo McCollum.
Pérdida de confianza
Por su parte, el Centro para la Defensa de Inmigrantes en Florida (FIAC, por su sigla en ingles) rechazó el porque "mina la seguridad pública, la economía del estado y no soluciona un sistema migratorio roto".
La policía local en vez de andar a la caza de "niñeras y jardineros indocumentados" debería dedicarse a la "investigación de asesinatos, casos de violencia doméstica y otros crímenes graves", señaló en un comunicado La FIAC.
"La riqueza de inmigración de Florida no puede permitirse una ley que crea más confusión, desafíos legales y gastos" a los residentes en el estado, indicó Cheryl Litte, directora de la organización pro inmigrante.
La FIAC destacó que los trabajadores inmigrantes forman más del 20 por ciento de la fuerza de trabajo del estado y contribuyen con unos 20.000 millones de dólares en impuestos federales, estatales y locales.
Y sin embargo, continuó, "los inmigrantes se ven asediados por las leyes federales de inmigración que castiga esencialmente a los trabajadores y estudiantes con talento que contribuyen" a la marcha de nuestra sociedad.
©EFE
Comentarios