Justicia de Costa Rica rechaza referendo sobre uniones homosexuales

AFP | Aug 11, 2010 | 3:26 PM

'Se imponen las mayorías'

SAN JOSÉ - La máxima instancia constitucional de Costa Rica rechazó este martes la realización de un referendo sobre las uniones entre personas del mismo sexo, al acoger varios recursos de amparo contra la consulta que estaba programada para el 5 de diciembre próximo.
Grupo en desventaja
"Los derechos de las minorías que surgen de reivindicaciones contra-mayoritarias no pueden ser sometidos a un proceso de referéndum donde se imponen las mayorías", dictaminó la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, según un comunicado oficial.
Tal consideración avala el principal argumento de quienes rechazaban la consulta por considerarla violatoria de los derechos humanos, entre éstos las agrupaciones gays e instancias humanitarias.
Los magistrados establecieron que la Constitución Política limita cualquier función legislativa, incluso la que ejerce el pueblo por vía de referéndum, en materia de derechos humanos contenidos en los tratados y convenios del Derecho Internacional Público.
La Sala estimó, además, que "las personas que tienen relaciones con una del mismo sexo son un grupo en desventaja y objeto de discriminación, que precisa del apoyo de los poderes públicos para el reconocimiento de sus derechos constitucionales o infraconstitucionales", indica el informe.
"En resumen, estimó que someter al dictamen de una mayoría derechos de una minoría profundiza y agrava las discriminaciones en su contra", señala el adelanto de la sentencia, cuya redacción final no ha sido dada a conocer.
Reconocimiento de derechos
El Congreso costarricense conoce desde hace varios meses un proyecto de ley que busca reconocer a las parejas del mismo sexo derechos similares a los que se reconoce a los heterosexuales que viven en unión libre.
Entre éstos figuran los derechos gananciales, la extensión del seguro de salud a la pareja y el derecho de visita en los hospitales, en caso de hospitalización de uno de los convivientes.
Grupos conservadores, vinculados a entidades religiosas, lograron recoger 150,000 firmas -un tipo de iniciativa que contempla la ley costarricense- para convocar a un referendo con el fin de enterrar el proyecto, de tal manera que no pudiera ser discutido, ni eventualmente aprobado por el parlamento.
Como reacción, varios ciudadanos presentaron recursos de amparo pidiendo que se desechara la convocatoria del referendo.
El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) había programado la consulta para el próximo 5 de diciembre, junto a las elecciones municipales previstas para ese día en todo el país, pero estaba a la espera de que la Sala Constitucional resolviera los recursos de amparo.
Las resoluciones de la Sala Constitucional son inapelables, por lo que el fallo da por cerrada la discusión sobre el referendo y abre al Congreso la posibilidad de continuar discutiendo la ley sobre el reconocimiento de las uniones homosexuales.
©AFP
Comentarios