Violencia escolar: ¿Qué hacer para prevenirla?

Univision.com | Dec 14, 2012 | 1:45 PM

Cómo detectar posibles agresores

 
Un tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, dejó este viernes unos 27 muertos, la gran mayoría de ellos niños estudiantes, según los últimos reportes de prensa.
Como padre, madre, estudiante, o funcionario escolar, hay cosas que puedes hacer para prevenir este tipo de incidentes en la escuela. 
Según un estudio del Centro de Control de Enfermedades sobre comportamientos de riesgo asociados con la violencia escolar efectuado en 2005 entre alumnos de noveno a 12avo grado: 6.5 porciento llevó un arma a la escuela en los 30 dias precedentes a la encuesta, incluyendo un arma de fuego, cuchillo. 7.9 por ciento de los estudiantes fueron amenazados o heridos con un arma en propiedad escolar en los 12 meses anteriores. 13.6 por ciento estuvieron involucrados en una pelea física en los 12 meses anteriores
Además, cerca del 30 por ciento de los estudiantes reportó moderado (algunas veces) o frecuente (una vez a la semana o más) incidentes de acoso en la escuela (bullying).
¿Cómo evitar la violencia en las escuelas? Detectar signos de violencia en los niños y jóvenes es el primer paso. Presta atención a estas señales: Falta de interés en la escuela. Falta de habilidad apropiadas a la edad del chico para controlar el enojo. Cuando el niño o adolescente siempre se ve a sí mismo como una víctima. Indiferencia persistente o rechazo a seguir las reglas. Crueldad con las mascotas u otros animales. Cuando elabora ilustraciones o escritos que son tristes o violentos, o que representan aislamiento o cólera. Cuando el chico habla constantemente acerca de armas y violencia. Y tiene obsesión con cosas como juegos y programas de televisión violentos. Pasa del humor a la depresión con facilidad. Lleva, o habla de llevar, cualquier tipo de arma a la escuela. Presenta celos injustificados o fuera de lugar. Está involucrado o interesado en las pandillas. Presenta aislamiento de la familia y los amigos.
Si ves alguno de estos síntomas es muy probable que necesite ayuda. Si él no quiere hablar de esto contigo, puedes acudir a un pariente, profesor, entrenador o alguna persona adulta que te ayude a romper el hielo

Once cosas que pueden hacer los padres

El Consejo Nacional de Prevención del Crimen da algunas ideas de lo que pueden hacer los padres para evitar la violencia escolar: Reconoce que tener armas de fuego en casa puede ponerte en un riesgo legal, además de ponerte a ti y a tu familia en un riesgo físico. En muchos estados, los padres pueden ser responsabilizados por las acciones de sus niños, incluyendo el uso inapropiado de armas. Si eliges guardar armas en el hogar, asegúrate de que éstas se encuentren guardadas bajo seguridad, que las municiones estén almacenadas en un lugar por separado y que los chicos sepan que las armas nunca deben ser tocadas sin tu permiso y supervisión expresos. Toma un papel activo en la escuela de tus hijos. Habla regularmente con los profesores y el personal. Ofrécete como voluntario en la clase, la biblioteca o en las actividades después de clases. Trabaja con las organizaciones de padres de familia, maestros y estudiantes. Actúa como modelo. Calma tus propios conflictos en paz y maneja el enojo y la cólera sin violencia. Escucha y habla con tus niños regularmente, descubre qué es lo que están pensando sobre todo tipo de asuntos. Crea la oportunidad de dos vías de conversación. Esta clase de comunicación debe ser un hábito diario, no una reacción a la crisis. Determina claramente y por adelantado cuáles son los límites. También discute los castigos y las recompensas por adelantado. Disciplinar bajo una estructura y con consistencia, ayuda a enseñarse a disciplinarse uno mismo. Habla claramente sobre el asunto de la violencia. Explica que no aceptas y no tolerarás comportamientos violentos. Discute qué es violencia y qué no lo es. Contesta a las preguntas de tus chicos cuidadosamente. Escucha las ideas y preocupaciones de tus niños, pues ellos pueden traer problemas pequeños fáciles de resolver en el momento, pero que podrían llegar a ser peores si se les deja complicarse. Ayuda a tus hijos a que aprendan cómo examinar y encontrar solución a los problemas, los chicos que saben cómo acercarse a un problema y resolverlo de forma efectiva, son menos probables de estar enojados, frustrados o ser violentos. Desalienta los apodos y bromas. Estos comportamientos con frecuencia aumentan hasta llegar a una amenaza de pelea (o algo peor). Insiste en conocer a los amigos de tus hijos, a dónde van y sus actividades. Haz de tu hogar una invitación constante y un lugar agradable para tus hijos y sus amigos; es más fácil saber qué hay con ellos cuando están alrededor.

Diez soluciones para los alumnos

Rechaza llevar un arma a la escuela, cargar un arma por otra, y mantener silencio respecto a quienes llevan armas al colegio. Reporta inmediatamente cualquier crimen a las autoridades de la escuela o a la policía. Reporta el comportamiento sospechoso o preocupante de otros estudiantes y habla con algún profesor o consejero escolar. Esto puede salvar la vida de alguien. Aprende a manejar tu propia rabia y enojo con eficacia. Descubre las maneras de calmar las discusiones hablándolas abiertamente, trabajando en ellas, o despejándolas en lugar de peleando por ellas. Ayuda a otros a calmar las disputas en paz. Inicia o únete a un programa de mediación, en el cual estudiantes con entrenamiento previo ayuden a sus compañeros de clase a encontrar la forma de calmar las discusiones de manera que no sea con los puños o armas. Conviértete en un consejero y trabaja con los compañeros de clase que necesiten ayuda y apoyo con algún problema. Conviértete en el mentor de un estudiante más joven. Tú como modelo y amigo, puedes hacerle más fácil el proceso de adaptación a la escuela, y que pida ayuda si la requiere. Inicia una "vigilancia del crimen". Considera incluir una patrulla estudiantil que ayude a vigilar los pasillos, el área de estacionamiento y los grupos; así como una forma para que los estudiantes reporten sus preocupaciones de manera anónima. Pide a cada actividad o club de estudiantes que adopten un tema contra la violencia. Por ejemplo, el periódico escolar podría funcionar como una vía de prevención de violencia a través de historias, el club de arte podría ilustrar los costos de la violencia, los clubes de carrera podrían investigar cómo la violencia afecta sus metas, y los equipos deportivos podrían tratar algunas maneras de reducir la violencia. 
* Con información del National Crime Prevention Council.
©Univision.com
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en