El arquitecto de la ley SB1070

Univision.com | Aug 09, 2010 | 12:03 PM

El senador Russell Pearce

 
PHOENIX, Arizona - Vine a Phoenix para cubrir la culminación de la ley antiinmigrante SB 1070 y terminé frente a sus orígenes. Me senté a dialogar cara a cara con la fuerza política detrás de la polémica ley. El senador estatal de Arizona Russell Pearce aceptó finalmente nuestra petición para una entrevista. Por supuesto, después de la persistente insistencia de María, nuestra productora.
Dijo que vendría donde nosotros. A “territorio enemigo,” según lo llamó. No imagino por qué. Esperamos y esperamos dos horas en medio del sofocante calor. Pensé que seguramente no iba a exponerse. Pero apareció, aunque nos hizo manejar hasta una reunión del llamado “tea party” en el área de Mesa. La recepción no fue tan acogedora cuando se dieron cuenta que no éramos de FOX News.
En la entrevista de 30 minutos recorrimos mucho trecho en asuntos relacionados con la ley que él patrocinó. Tuvimos nuestros momentos. Hubo algunos intercambios esperados y surgieron algunos puntos buenos. “Sabe, no me voy a disculpar, ni nadie más se tiene que disculpar por ejercer nuestras leyes. Nuestras leyes no son tan duras como las de México o las de otros países,” dijo. “Somos muy generosos. Permitimos a más personas que entren legalmente que cualquier otro país civilizado.”
Hubo también algunas verdades a medias en nuestra entrevista. “No existe ninguna preferencia racial en la ley, como puedes ver, aplica bajo la constitución de Arizona. Y en la Constitución de Estados Unidos tenemos lo que se llama la Cláusula de Igualdad de Protección,” dijo.
“¿Cómo los distingue usted?,” le pregunté, “¿y cómo luce un inmigrante indocumentado?”
“No tiene nada que ver con la apariencia física, tiene que ver con documentos,” me dijo. Por supuesto nadie cree que hispanos con acento no serán el blanco, a pesar de su estatus legal.
Cuando la entrevista dio un giro hacia el tema de su religión mormona, su doctrina y la participación de inmigrantes indocumentados en la Iglesia Mormona, el hombre de lengua aguda y enérgicas frases, de repente no tuvo nada decir. Mientras la religión mormona hace un llamado a hacer cumplir las leyes, también llama a que todos los humanos sean tratadas como hijos de Dios. “No voy a hablar de religión,” dijo.
“Hay muchos hispanos indocumentados en la Iglesia Mormona que son enviados a misiones e incluso sirven como obispos,” le dije.
“No voy a hablar de religión,” dijo una y otra vez y otra vez, hasta un total de siete veces.
Insistí al senador Pearce que mi pregunta no era acerca de religión sino acerca de la aplicación de la ley. Bajo la SB 1070 cualquiera que alberga, ayuda o transporta a inmigrantes indocumentados cometerá un crimen. “¿También debe ser sancionada la Iglesia de Todos los Santos?” pregunté.
En ese punto él se sintió forzado a responder: “Si hacen eso deliberadamente, hay que tratarlos como a cualquier otro. No estoy de acuerdo con violadores de la ley, ni me importa a que iglesia pertenecen,” dijo.
De ese momento incómodo, nos fuimos a lo atroz. ¿Son sus políticas ausentes de compasión? pregunté. “¿Cuál compasión? ¿Deberíamos tenerle compasión a los violadores, abusadores de menores y a los ladrones?”
“¿Usted equipara estar en el país ilegalmente a ser un violador de niños?” pregunté.
“Es peor,” argumentó.
“¿Es un criminal indocumentado peor que un criminal nacido en Estados Unidos?”
“Sí, lo es,” dijo. “Esos son crímenes que hubieran podido evitarse. Ellos no tienen por qué estar aquí, y el gobierno es cómplice. El gobierno tiene sangre en sus manos por fracasar en hacer cumplir la ley.”
Pregunté cual fue su motivación para proponer una ley de tan línea dura contra los inmigrantes indocumentados. ¿Será quizás una venganza personal porque un inmigrante indocumentado le disparó a su hijo? “Sí”, dijo. “Es una venganza contra el gobierno, porque si el gobierno hubiese hecho su trabajo de asegurar la frontera, de hacer cumplir las leyes, eso no hubiese ocurrido.”
¿Pretende el senador Pearce que todos los 12 millones de inmigrantes indocumentados sean detenidos y deportados? No realmente. Su verdadero objetivo al proponer la SB 1070 y aconsejar que otros estados tengan una legislación similar es para hacerle la vida imposible a los inmigrantes indocumentados de tal manera que se vayan por su cuenta. Las consecuencias de su esfuerzo ya comienzan a sentirse en el resto del país. El resultado: un país dividido y una comunidad hostigada.
©Univision.com
Commentarios