EU cuestionó derechos humanos en Honduras

EFE | Aug 05, 2010 | 3:33 PM

Respalda a Lobo

TEGUCIGALPA - La subsecretaria de Estado de Estados Unidos para la Democracia y Asuntos Mundiales, María Otero, dijo  que en Honduras "queda mucho por hacer" en materia de derechos humanos y que su país respalda al Gobierno de Porfirio Lobo.
Otero concluyó una visita de dos días que inició a Honduras, donde se reunió con Lobo, varios de sus ministros, empresarios, líderes de derechos humanos, mujeres y otros representantes de la sociedad civil, según informó en rueda de prensa.
"Durante estas reuniones he dejado claro al presidente Lobo que Estados Unidos mantiene su compromiso de apoyar el trabajo de su Gobierno en dichas áreas; sin embargo, también he destacado que aún queda mucho por hacer para garantizar el respeto de los derechos humanos para todos los hondureños", sin distingos, agregó.
Dijo que su visita fue "bastante útil e informativa" porque le sirvió para actualizar sus conocimientos acerca de Honduras y observar de primera mano los retos que actualmente enfrenta el país.
País de la reconciliación
Subrayó que conoció del proceso para la reconciliación nacional que promueve Lobo "luego de los trágicos acontecimientos del año pasado (el golpe de Estado al ex presidente Manuel Zelaya) y los pasos que ha tomado para crear un mejor futuro económico y social para todos los hondureños".
La alta funcionaria estadounidense recordó que Washington ha reiterado que lo que hubo el 28 de junio fue "un golpe de Estado".
Zelaya fue derrocado cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, pese a tener impedimentos legales.
Otero reiteró que Estados Unidos apoya el regreso de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA) porque es importante en el proceso de mejorar y fortalecer la democracia que impulsa Lobo.

El regreso a la OEA

"También decimos hoy que la reinserción de Honduras a la OEA es algo que nosotros apoyamos, no cabe duda. Consideramos importante que en el proceso de mejorar y fortalecer la democracia de este país es importante incorporarlo a un cuerpo regional que se dedica a manejar algunos de esos temas, y que apartarlo en realidad no es ayuda para el país", acotó.
Dijo además que el respeto a los derechos humanos será garantizado solamente cuando los abusos a esas garantías sean investigados y los autores procesados.
Añadió que el Gobierno tiene una responsabilidad primordial de crear un clima positivo de derechos humanos en Honduras, mientras que los grupos que conforman la sociedad civil pueden desempeñar un papel muy valioso para contribuir a ese proceso en un marco de justicia social y la inclusión de todos los hondureños.
Fortalecer gobernabilidad
"Estados Unidos seguirá monitoreando la situación de los derechos humanos en Honduras y estará dispuesto a asistir al Gobierno de Honduras y a los defensores de los derechos humanos en su trabajo para mejorar el clima de derechos humanos en este país", enfatizó Otero.
Indicó que Estados Unidos también coopera con el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática, la creación de oportunidades económicas para todos los hondureños, especialmente las mujeres, las poblaciones tradicionalmente marginadas, el mejoramiento de la seguridad pública y la promoción del uso de energía renovable.
"Siento que mi visita ha contribuido a mejorar las ya sólidas relaciones entre Estados Unidos y Honduras", señaló Otero, quien considera que "la reconciliación nacional de Honduras depende de los hondureños".
Sobre el regreso de Honduras a la OEA y de Zelaya a Tegucigalpa, dijo que el organismo continental y su secretario general, José Miguel Insulza, están trabajando en eso.
"Creo que ellos son quienes están llevando adelante las recomendaciones respecto a cómo realizar y resolver esa situación", apostilló.
©EFE
Comentarios