Lo mató y se bebió su sangre

EFE | Aug 05, 2010 | 2:39 PM

Mexicano acusado de crimen en Florida

MIAMI - Un hombre de origen mexicano está acusado de apuñalar a un compañero de residencia presuntamente por un triángulo amoroso y una testigo afirma que bebió sangre de la víctima, según un informe policial divulgado hoy.
Acto macabro
Mauricio Méndez López se dio a la fuga tras el hecho que ocurrió la noche del domingo pasado en Bartow, en el centro del estado de Florida, donde compartía una casa con Macario Cruz, la víctima, y Mariella Méndez, una sobrina.
---La mujer relató que su tío tras supuestamente acuchillar a Cruz llenó parcialmente un vaso plástico con la sangre de la víctima, la bebió y le dijo a ella: "Ese perro ahora está muerto y su vida me pertenece", según una información del diario The Ledger citando a su vez al canal de televisión Bay News 9.
La policía explicó, según las declaraciones recopiladas, Méndez López "levantó el vaso y dijo en voz alta: este es mi secreto", lanzó una carcajada y se dio a la fuga.
Mariella Méndez afirmó que en México existe la creencia de que el beber la sangre de una persona asesinada ayuda al homicida a evadir a las autoridades.
Méndez López está prófugo y las autoridades estadounidenses sospechan que estaría viajando a México.
Uno de los detectives asignados al caso, David Wyant, declaró al diario que ha consultado con investigadores de la Fiscalía Estatal y con abogados y nadie tiene conocimiento de ese ritual.
Ritual de delincuentes
Pero una mexicana, que declinó ser identificada, aseguró que el ritual es bien conocido en el mundo delictivo de México, especialmente entre los narcotraficantes.
El asesinato tuvo su origen, según los policías, en un triángulo amoroso entre Cruz y Mariella Méndez, quien vive con sus hijos en la misma casa donde ocurrió el suceso.
Ella es la hermana de la esposa de Cruz que reside en México y Méndez López, tío de las dos mujeres, no aprobaba la relación.
El supuesto victimario advirtió en julio pasado a la pareja que revelaría sus amores a la esposa de Cruz y al padre de ambas mujeres si no terminaban la relación.
Después dijo a la sobrina que los asesinaría en los próximos 15 días si se negaban a su petición, de acuerdo con el informe policial.
Pero no sucedió nada, hasta el pasado domingo cuando Méndez López presuntamente con un gran cuchillo atacó a Cruz y al hermano de éste, Juan, a quien hirió en la parte baja de la espalda, según Mariella Méndez.
©EFE
Comentarios