Murió el trovador del amor

Univision.com | Jul 09, 2011 | 4:11 PM

Facundo Cabral 1937-2011

Por Julio Ligorría Carballido
Un ramo de rosas resumían la situación emocional que priva a las 9 horas en ciudad Guatemala. Las rosas fueron puestas por manos piadosas frente a la estación de los bomberos donde yace el cuerpo sin vida del cantautor y poeta argentino Facundo Cabral, ametrallado a las 5:40 horas de este fatídico sábado 9 de julio, coincidentemente día que se celebra la independencia argentina.
Cabral, embajador mundial de la paz de UNESCO, se preparaba a viajar a Nicaragua, donde este sábado daría uno de sus últimos conciertos. Viajaba a la fatídica hora hacia el aeropuerto internacional La Aurora tras abandonar el hotel en el sector occidental de la capital guatemalteca.
Murió de forma trágica aquel que llevó un mensaje de amor y esperanza por todo el mundo, levantando corazones, llevando risas y renovando fuerzas con sus melodías.
Facundo Cabral viajaba a bordo de una Range Rover conducida por un empresario que lo había contratado y era seguido de un vehículo con escolta privada que pertenecía al empresario. Sin embargo, se ha dicho que tres vehículos atacaron a la caravana y escaparon sin dejar rastro alguno.
GravÍsimas consecuencias las de este nuevo asesinato, uno de los 18 que se producen diariamente en mi país Guatemala. El crimen cobra la vida del insigne trovador de fama mundial y presenta una vez más una noticia negativa de esta nación que abate el mundo.
No hay, hasta el momento, mayores rastros sobre el movil del suceso. Las noticias indican que el trovador murió en el acto, el vehículo tenía 25 perforaciones de AK 47, se ha dicho.
A decir de testigos, la escolta del hoy desaparecido trovador persiguió a los atacantes pero fue emboscada por dos vehículos desde donde les dispararon. Dos horas despues del crimen, un vehículo agrícola abandonado, con armas y chalecos blindados fue localizado por la policía en un camino que sale de la ciudad hacia El Salvador.
A nivel nacional se ha manifestado un sentimiento que entrelaza la ira popular con la tristeza, se vive un duelo generalizado por este nuevo hecho de sangre; adicionalmente, las radios noticiosas han dado cabida a múltiples expresiones de vergüenza y tristeza: Guatemala nuevamente queda en el plano de país inseguro y colapsado donde la vida no tiene valor alguno. A casi 8 semanas de las elecciones generales, el asesinato de Cabral elevará el nivel de reclamo contra el gobierno de Alvaro Colom por la creciente inseguridad, un gobierno que llegó al poder acompañado del slogan publicitario de que "la violencia se combatía con inteligencia" y por el contrario no ha impedido en estos cuatro años que los indices de muerte por asesinato dejen de crecer.
En medio de este caos es previsible y altamente posible que el terrible suceso sea manipulado con fines políticos, tanto a favor como en contra del partido oficial y sus adversarios.
El periodista Mario Antonio Sandoval, presidente de Guatevisón y miembro del consejo del principal diario guatemalteco Prensa Libre dijo que se trataba de un magnicidio, y explicó que magnicidio es cuando asesinan a alguien por su cargo y su poder, en este caso su cargo, dijo Sandoval, era ser el cantautor del mundo y su poder era el poder del filósofo, del poeta, del hombre de paz, del artista universal que le cantó a la vida, al amor y a la paz.
Y yo le agrego ¡qué dolor que sea en nuestro pais! qué tragedia que muera un formidable hombre que vino con su avanzada edad y sus dolencias a despedirse de nosotros los guatemaltecos, sin saber que era la última vez que nos cantaba.
Cabral, ese hombre de corazón abierto al mundo, al que nunca le importaron las riquezas, y cuyo cometido en la tierra fue sacarle felicidad a la tristeza, nos decía "que no hay pretexto para no ser feliz, que la felicidad es una obligación"; sin embargo, hoy millones de guatemaltecos no podremos hacerle caso, llevamos en nuestro corazón la tristeza de saber que lo han asesinado en nuestra tierra, tierra del quetzal y la marimba, que se estremece ante unos niveles de violencia social desconocidos en  estas latitudes.
Como guatemalteco pido perdón al mundo porque fue en nuestro país que te quitaron la vida, pero no nos quitaran tu recuerdo, querido amigo. Nos repetiste miles de veces  que preferías una Milonga a las lágrimas el día de tu muerte, pero imposible no llorar tu partida.
Facundo repitió en múltiples oportunidades que “para ir a la verdadera vida, tengo como esperanza la muerte".
Adiós Facundo, el único confort que nos queda es que ya estás ante la presencia de quien tanto amaste en vida, Dios. Descansa maestro Cabral y marcha con tu música a cantarle Al Señor.
©Univision.com
Commentarios