Obama se reunirá con hispanos para hablar de reforma migratoria

Univision.com* | Jul 09, 2011 | 2:45 PM

La Casa Blanca será anfitriona de conferencia política el lunes y martes

Líderes comunitarios hispanos y funcionarios de la Administración del Presidente Barack Obama se reunirán el lunes y martes para tratar diversos temas de interés, entre ellos la reforma migratoria, anunció la Casa Blanca en un comunicado.
El lunes 11 y martes 12 la Casa Blanca será anfitriona de una conferencia de política para los hispanos (Hispanic Policy Conference), agrega la nota.
Funcionarios de la Casa Blanca y del Gabinete de Obama se reunirán con líderes comunitarios de todo el país en una serie de sesiones interactivas y conversaciones sobre los lo actuado por el gobierno en programas que impactan directamente sobre la comunidad hispana de Estados Unidos.
La agenda incluye la creación de empleo, economía, acceso al cuidado médico, reforma del sistema educativo, protección de los derechos civiles y la reforma migratoria.
La reforma de Obama
De la reforma migratoria, la Administración Obama respalda un proyecto “que cumpla con las necesidades económicas y de seguridad de nuestra nación”. En esos términos se pronunció el 19 de abril al término de de una reunión en la Casa Blanca a la que asistieron, entre otros, ex funcionarios de la administración del Presidente George W. Bush (2001-2009) ex senadores, el ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger, jefes de policía, activistas por los derechos de los inmigrantes, religiosos, funcionarios de la actual  administración, empresarios y sindicalistas.
Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato de Trabajadores de Servicio (SEIU), explicó al término del encuentro que el mandatario se había comprometido “a traer la reforma migratoria este año, pero que para lograrla necesitaba del apoyo de todos los que estábamos en la Casa Blanca”.
“Esta vez pienso que las cosas van a ser diferentes. La gente que estaba reunida en la Casa Blanca tiene peso y piensan usar ese poder para conseguir que esta vez la reforma migratoria sea aprobada en el Congreso”, destacó el sindicalista.
Hispanos influyentes
Nueve días más tarde Obama se reunió con un grupo de "hispanos influyentes" para conversar acerca de la importancia de "arreglar el sistema de inmigración a fin de que funcione" y les pidió ayuda para que lo ayuden a impulsar en el Congreso una reforma migratoria comprensiva.
"Esta reunión es un esfuerzo del presidente Obama para buscar un diálogo abierto e importante sobre la reforma migratoria. Estas personas pueden ayudar en el proceso", dijo Dan Restrepo, asesor de la Casa Blanca para el hemisferio occidental.
En el segundo encuentro estuvieron presentes Bárbara Bermudo (co presentadora del programa Primer Impacto de la cadena Univision), el empresario musical Emilio Estefan, Lily Estefan (co presentadora del programa El Gordo y La Flaca de Univision), Mario Kreutzberger (el popular animador Don Francisco), María Elena Salinas (co presentadora del Noticiero Univision), el locutor Eddie ‘El Piolín’ Sotelo, José Díaz-Balart (presentador de la cadena Telemundo), Rosario Dawson, las actrices América Ferrera Y Eva Longoria, Vanessa Hauc y María Teresa Kumar.
Una mejor imagen
Díaz-Balart dijo que la reunión fue un encuentro “grato” donde se pudo hablar “sin cámaras y reflejarle (al presidente) los temores existentes en la comunidad hispana, especialmente sobre movimientos estatales como los de Arizona y Georgia contra inmigrantes indocumentados”.
"Muchos (hispanos) no ven un liderazgo feroz en el gobierno federal para una reforma" migratoria, agregó el periodista.
El popular conductor chileno Don Francisco, expresó que "la idea más concreta (que surgió en la reunión) es que tenemos que luchar para que la comunidad (hispana) tenga una mejor imagen dentro de Estados Unidos y tengamos más adeptos para lograr todas las reformas que se pretenden".
Freno a las deportaciones
Tras el encuentro con el grupo de hispanos influyentes, Obama se reunió con un grupo de senadores demócratas para insistir en la necesidad de reformar las leyes migratorias y aprobar una vía de legalización ordenada para que millones de indocumentados que carecen de antecedentes criminales puedan obtener la residencia permanente y luego la ciudadanía.
En días previos el grupo integrado por de 22 senadores envió una carta a Obama pidiéndole retrasar las deportaciones de inmigrantes jóvenes que se encuentran ilegalmente en el país porque sus padres los trajeron.
Sin embargo, el senador Charles Schumer (demócrata de Nueva York), quien en 2009 trabajó en un borrador de reforma junto con el también senador Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), le pidió en otra carta que mantuviera la política de deportación de inmigrantes con antecedentes criminales.
El DHS asegura que en el curso del año fiscal 2011 expulsará a unos 400 mil indocumentados con delitos graves y que constituyen una amenaza a la seguridad nacional.
Debate truncado
En los últimos cinco años el Congreso estadounidense ha debatido sin éxito al menos seis veces la reforma migratoria y otras tantas el Dream Act, un proyecto que integra el paquete de la reforma y que otorga residencia a miles de jóvenes estudiantes indocumentados que ingresaron siendo niños a Estados Unidos.
El fracaso de los debates desató un severo clima antiinmigrante con discusión y aprobación en varios estados de leyes para combatir la inmigración indocumentada. El caso más severo se registró el 23 de abril del año pasado cuando la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, promulgó la polémica ley SB1070 que criminalizó la estadía indocumentada, un acto que en los otros 49 estados sigue siendo una falta de carácter civil no penal.
Las partes más conflictivas de la ley de Arizona fueron suspendidas temporalmente el 28 de julio mientras una corte federal da curso a una demanda interpuesta por el departamento de Justicia, que argumenta que la ley de Arizona viola la Constitución y compromete los derechos civiles.
Debates sobre la mesa
Mientras la Casa Blanca busca espacios para el inicio del debate, el Congreso tiene dos proyectos de reforma migratoria entregados recientemente. Uno republicano, que criminaliza la estadía indocumentada, y otro demócrata, similar a un proyecto amplio ventilado en 2010.
Los republicanos controlan la Cámara de Representantes y los demócratas el Senado y ninguna de las facciones ha anunciado un acuerdo bipartidista previo que garantice el éxito en cualesquiera de los proyectos.
Los demócratas culpan a los republicanos del estancamiento y los republicanos insisten en que no aprobarán ninguna medida que “huela a amnistía”, e insisten en que los extranjeros sin estatus legal de permanencia se encuentran al margen de la ley.
Para ser aprobada la reforma migratoria necesita 218 votos en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado. La Casa Blanca no la dicho si cuenta con esos votos antes de las elecciones presidenciales de 2012.
©Univision.com*
Commentarios