Ariel Sigler podría caminar de nuevo

EFE | Aug 04, 2010 | 6:12 PM

EU le dio visa humanitaria

MIAMI - El ex preso político cubano Ariel Sigler Amaya, quien quedó parapléjico en prisión, tiene posibilidades de volver a caminar, dijo uno de los médicos del hospital donde recibe tratamiento en Estados Unidos.
"Estamos bien optimistas y seguros en un 95 por ciento de que Ariel va a volver a caminar", afirmó el doctor Orlando Rodríguez del Jackson Memorial Hospital de Miami.
El galeno hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la que participó el ex prisionero político que llegó al país a finales de julio en un precario estado de salud tras obtener una visa humanitaria del Gobierno estadounidense.
A Sigler le espera un proceso de rehabilitación que podría ser prolongado, según Rodríguez, debido a que no recibió terapia física en los dos últimos años mientras estuvo en una cárcel de Cuba.
Quedó parapléjico en prisión
"Va a ser un proceso arduo, pero estoy bien optimista que en dos o tres meses Ariel probablemente va a dar sus primeros pasos", estimó el médico.
El estado de salud de Sigler se deterioró hasta quedar parapléjico por una neuropatía carencial asociada a problemas nutricionales, entre otras patologías, y quedó confinado a una silla de ruedas.
Sigler, que apenas pesa 53 kilos, estuvo siete años en la prisión y no recibió el tratamiento médico adecuado, informó el ex prisionero político.
Los congresistas republicanos por Florida, Lincoln y Mario Díaz-Balart, e Ileana Ros-Lehtinen, se reunieron hoy con Sigler antes de la conferencia de prensa.
"Grupo de los 75""Nos ponemos a su disposición para ayudarlo en todas las formas posibles en el proceso de la recuperación de su salud. Ariel Sigler Amaya es un héroe que es miembro de una familia heroica que enorgullece a todos los amantes de la libertad", expresó Lincoln Díaz-Balart.
Sigler, de 47 años y quien era boxeador aficionado, además de profesor de educación física, fue excarcelado en junio pasado con una licencia extrapenal por su precario estado de salud.
Su liberación fue el primer resultado del diálogo entre el Gobierno de Raúl Castro y la Iglesia católica, con mediación de la cancillería de España.
El activista de derechos humanos era uno de los 75 disidentes encarcelados durante la ola represiva de la llamada "Primera Negra" de 2003 cuando fueron juzgados y condenados a penas de hasta 28 años de prisión.
Las autoridades cubanas condenaron a Sigler, junto a su hermano Guido, a 20 años de cárcel por presuntamente "estar vinculados con potencias enemigas".
©EFE
Commentarios