Oro puso en la encrucijada a Chinchilla

AFP | Aug 03, 2010 | 10:23 AM

Nuevo código

SAN JOSÉ - La presidenta Laura Chinchilla anunció que prohibirá por ley las actividades mineras y la explotación de petróleo en Costa Rica, pero esto no la reconcilia con el movimiento ambientalista, que exige el cierre inmediato y definitivo del mayor proyecto minero del país.
Chinchilla se comprometió a presentar al Congreso un proyecto de reforma del Código de Minería en las próximas semanas, para proscribir de manera definitiva la extracción de minerales a cielo abierto, así como las exploraciones y explotaciones petroleras.
Sin embargo, anunció que no cancelará una concesión a la empresa minera canadiense Infinito Gold, que está lista para iniciar operaciones en el yacimiento de oro de Las Crucitas de Cutris, cerca de la frontera con Nicaragua, que diversos sectores exigen prohibir.
Papa calienteEl tema se ha convertido en una "papa caliente" en las manos de Chinchilla, que asumió el poder hace casi tres meses, luego de que la corte constitucional dictaminara la semana anterior que el gobierno está facultado para cancelar el permiso de esta mina.
El argumento principal para no quitarle el permiso a Las Crucitas es que el gobierno tendría que pagarle a la compañía canadiense una elevada indemnización, unos $1,700 millones, según las estimaciones oficiales.
©AFP
Comentarios