Autoridades imputan a pareja por presunto homicidio de sus ocho recién nacidos

Univision.com y Agencias | Jul 29, 2010 | 12:36 PM

Los asfixió

PARÍS - La madre de los ocho bebés cuyos cadáveres fueron encontrados en una vivienda de Villers-au-Tertre, en el norte de Francia, fue imputada por "homicidio voluntario de menores de 15 años" y su marido por "no denuncia de crimen y encubrimiento de cadáveres", informó la Fiscalía de Douai.
Según los medios locales, Dominique Cottrez ha reconocido haber asfixiado a los pequeños, aunque asegura que su marido, Pierre-Marie Cottrez, no estaba al corriente de los hechos, que se sospecha transcurrieron después del nacimiento de las dos hijas de la pareja, entre 1989 y 2000.
El que puede convertirse en el mayor caso de infanticidio de la historia de Francia ha conmocionado esa pequeña localidad, donde algunos del escaso millar de habitantes allí domiciliados explicaban en radios locales que eran incapaces de comprender cómo podían haber convivido con la pareja, de 45 y 47 años, sin descubrir el oscuro crimen que se les imputa.Dominique Cottrez, una enfermera asistente de 46 años de edad, alegó que después de una mala experiencia en su primer embarazo nunca quiso volver a ver a un médico. Admitió haber dado a luz por su cuenta y colocado los cuerpos en bolsas de plástico.Todo comenzó cuando los nuevos propietarios del chalet en cuyo jardín se encontraron parte de los cadáveres alertaron sobre el macabro hallazgo, el pasado sábado.Esos nuevos propietarios de la casa, que perteneció a los padres de la presunta asesina, querían replantar un árbol y se encontraron una bolsa de plástico con los restos de un bebé cuando cavaban la tierra.Macabro hallazgoEfectivos de las fuerzas de seguridad ayudados por perros policía confirmaron lo que se iba perfilando como un infanticidio múltiple.Se trataba del primer cadáver, al que seguirían un segundo en el mismo sitio y otros seis en una segunda vivienda cercana, situada a un kilómetro de distancia.Los agentes detuvieron a los presuntos autores del crimen y ella, la supuesta madre de los ocho recién nacidos, confesó el crimen, según varios medios locales.Las dos hijas veinteañeras de la pareja han sido interrogadas, dijo el fiscal, pero no quiso dar detalles sobre ellas ni sobre su testimonio.

¿Cadena perpetua?

Dominique Cottrez podría enfrentarse a una pena de cadena perpetua, si los análisis médicos y psiquiátricos determinan que era consciente y responsable de sus actos.Su marido, Pierre-Marie Cottrez, sobre el que se cernía originalmente la sospecha de estar al corriente del macabro suceso, fue puesto en libertad sin cargos, en calidad de testigo asistido, una figura jurídica entre el simple testigo y el imputado.Los investigadores consideran que no se dio cuenta de que entre 1989 y 2006 su mujer -a quien se describe como de "fuerte corpulencia"- se quedó embarazada ocho veces, asesinó a los bebés recién nacidos y enterró o escondió a los cadáveres envueltos en bolsas de plástico.Es el testimonio que la imputada prestó a los investigadores, explicó el fiscal a cargo del caso, Eric Vaillant, quien precisó que su marido no ha sido imputado, contrariamente a las informaciones que originalmente habían salido de esa misma oficina.El móvil del crimen"Quedan muchas investigaciones que llevar a cabo" que sirvan para determinar cuál fue el móvil de los asesinatos, advirtió el representante del ministerio fiscal a la prensa.Vaillant agregó que la imputada, madre de dos hijas que nacieron antes de que se produjeran los supuestos infanticidios, declaró que se daba "perfecta cuenta de sus embarazos".El tenebroso hallazgo que ha perturbado a todo el país se produjo el pasado sábado, cuando la Gendarmería recibió una llamada de unos vecinos de esa diminuta localidad de cerca de 600 habitantes situada entre París y Lille.En Villers-au-Tertre difícilmente se podrá olvidar un suceso que ha provocado que en las calles del pueblo aparezcan velas en memoria de los niños asesinados mientras los vecinos intentan salir del estado de incredulidad y reponerse del escabroso suceso.Algunos de ellos, en declaraciones a los medios locales, se esfuerzan por mirar hacia adelante y aseguran que lo importante ahora es ayudar a las dos hijas de la pareja a superar el drama que ha ensombrecido al pueblo.
©Univision.com y Agencias
Comentarios