Hispanos combatirán la ley SB1070 con el voto en las elecciones de noviembre

Univision.com* | Jul 27, 2010 | 4:39 PM

Clima incierto

La ley de Arizona entrará en vigor este jueves y nada parece detenerla, reconocieron activistas que luchan por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos. Pero advirtieron que en noviembre usarán el voto como un arma para que los políticos respeten sobre todo a la comunidad hispana y cumplan sus promesas.
"En estos momentos hay mucha incertidumbre sobre cuál será la decisión de la jueza Susan Bolton" (que en la corte federal del distrito de Arizona ventila siete demandas en contra de la polémica ley SB1070, promulgada el 23 de abril), dijo a Univision.com Clarissa Martínez de Castro, directora de política migratoria del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el mayor grupo hispano de Estados Unidos. "Es probable que ciertas partes de la ley avancen y por lo menos detenga otras (conflictivas) mientras se continúa su evaluación jurídica en las Cortes sobre su constitucionalidad".
Bolton ha celebrado a la fecha dos audiencias pero no ha emitido dictamen y no ha dicho cuándo lo hará. Un total de siete demandas fueron presentadas tras la firma de la ley, una de ellas presentada por el Departamento de Justicia tras una orden del presidente Barack de revisar si ésta violaba los derechos civiles y la Constitución.Pero Martínez fue más allá del fallo de Bolton. "Hay que detener esa ley que es injusta y que no resuelve el problema migratorio. Esta batalla continúa, seguirá más allá del 29 de julio", anticipó.
El arma del votoExplicó que sea cual fuere lo que suceda el jueves, la iniciativa de las organizaciones que velan por los derechos de los inmigrantes "es seguir organizándonos en los diferentes niveles de participación. Los que somos ciudadanos que nos registremos para votar, y los que somos residentes que averigüemos cómo hacernos ciudadanos para luego votar y que se respete nuestra decisión".
Dijo además que la tarea es enviar "un mensaje fuerte" n el sentido de que la ley de Arizona "es una falta de respeto a nuestra comunidad" y que a partir de ahora otras ciudades y estados se encuentran amenazados por este tipo de iniciativas.¿Cree usted que los hispanos de Estados Unidos lograrán con el voto conseguir un espacio político importante en el Congreso de Estados Unidos? Comente aquí.

Marcha en Phoenix

Mientras, en California, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA) organiza una caravana de buses que viajará el miércoles rumbo a Phoenix para participar el jueves en varios actos de protesta contra la polémica legislación.
"Creo que desafortunadamente la ley va a entrar en vigor", dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA. "Sin embargo creo que la jueza (Bolton) congelará algunos de los aspectos de la ley. Perop a pesar de ello con o sin congelamiento el daño que la SB1070 está causando en Arizona y en el resto de Estados Unidos es sumamente grave".El dirigente añadió que la entrada en vigor de la ley de Arizona hará que "nuestro trabajo se convierta cada día en una tarea más difícil ante la ausencia de una reforma migratoria", y reiteró que la culpa de no modificar las leyes de inmigración recae directamente en la administración del presidente Barack Obama y en el Congreso.
País divididoLa ley de Arizona combate frontalmente la inmigración indocumentada y la declaró como un delito grave, tema que para el gobierno federal es de su competencia y no le corresponde a los estados ejecutar este tipo de normas reguladas por el Congreso. Pero Arizona se defiende con el argumento de que el Gobierno federal no ha hecho nada para detener la inmigración indocumentada y garantizar la seguridad en la frontera con México, punto que también refuta la administración.
"Las cartas están echadas", dijo Juan José Gutiérrez, director del Movimiento Latino USA, en Los Angeles. "La jueza no va a frenar la SB1070. En el mejor de los casos suspenderá algunos aspectos, pero la ley entrará en vigor el jueves".Gutiérrez culpó al Presidente Barack Obama y al liderazgo demócrata del Congreso "por la incapacidad de haber arreglado el tema con una reforma migratoria comprensiva", y tildó las acusaciones de la Casa Blanca contra la falta de apoyo de los republicanos a un plan bipartidista de "cantos de sirena"."Nadie cree en esas declaraciones. Lo que existe es falta de voluntad política de los representantes demócratas que se demoraron en introducir esta temática al debate después del 20 de enero de 2009, cuando contaban con 60 votos en el Senado”, indicó. "Ahora es una tarea casi imposible".

Deportados en aumento

El dirigente protestó además por el incremento en el número de deportados (que según el Departamento de Seguridad Nacional -DHS- llegará a 400 mil en el año fiscal 2010 que vence el 30 de septiembre).Aseguró además que la "política  oficial" colocó a la comunidad inmigrante "en peores condiciones de la que se encontraba en los tiempos del ex presidente George W. Bush".Respecto al futuro inmediato, Gutiérrez dijo que es probable que la entrada en vigor de la ley SB1070 se expanda y "complique más la situación de los inmigrantes" y se incrementen las redadas silenciosas, operativos que el DHS realiza en empresas por medio del programa federal E-Verify, que revisa la identidad de millones de trabajadores en busca de indocumentados.Elección claveDe las elecciones de noviembre, cuando los estadounidenses renueven la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, los activistas dijeron que esta vez los votantes hispanos, estimados en poco más de 10 millones, salgan a las urnas a ejercer este derecho."Tenemos que elegir representantes que respeten nuestros derechos", dijo Martínez de Castro. "Nuestro país, nuestra comunidad necesita una reforma migratoria. Y la pregunta no es cuánto tiempo va a demorar esto, sino hasta cuándo nuestros dirigentes en el Congreso van a seguir permitiendo que nuestra comunidad siga sufriendo".Cabrera apuntó que "la ley SB1070 no debe hacernos bajar la guardia. Nuestro reclamo de una reforma se mantiene. Hay todavía posibilidad de algo, no estoy seguro de un paquete completo, pero si de algo, un remedio. Y vamos a apoyarlo a capa y espada, pero siempre y cuando no contengan elementos que le hagan daño a la población".La "reformita"Los planes mencionados por Cabrera se refieren a las leyes Dream ACt y AgJobs, que permitiría la residencia a miles de estudiantes sin papeles sobresalientes y campesinos indocumentados, quienes tras un período con residencia temporal podrán acceder a la green card definitiva.Ambos proyectos fueron presentados por primera vez al Congreso en 2003 pero no han sido aprobados por falta de apoyo bipartidista. El pasado 1 de julio el Presidente Obama, durante un discurso en la American University, dijo que apoyaba estas iniciativas y las presentó como alternativas viables para una reforma migratoria en 2010.Algunos activistas comentaron que de aprobarse estas iniciativas, sería una especie de "reformita migratoria" que protegerá a unos y seguirá dejando desprotegidos a millones.
©Univision.com*
Comentarios