Secuestraron a 80 migrantes en Veracruz

Univision.com y Agencias | Jun 27, 2011 | 12:05 PM

La mayoría serían centroamericanos

MÉXICO - El director del albergue Hermanos en el Camino, el sacerdote Alejandro Solalinde, informó que "al menos 80 migrantes", entre ellos mujeres y niños, pueden haber sido secuestrados el pasado 24 de junio en Veracruz, en el sureste de México.
"(La secretaría de) Gobernación (Interior) ya tiene conocimiento. Ese día (el 24 de junio) empezamos a poner denuncias en alguna parte, no puedo decir dónde por seguridad de estos testigos, pero en eso estamos", dijo Solalinde en una entrevista con la emisora MVS.
El también activista y defensor de migrantes explicó que "unas diez personas con (fusil) R-15 hablando lenguaje en clave, en números, gritando", perpetraron un nuevo secuestro masivo de migrantes en Medias Aguas, estado de Veracruz, unos cien kilómetros al norte de Ciudad Ixtepec y unos 80 al suroeste de Coatzacoalcos.
Los indocumentados se habían subido a un tren en Ciudad Ixtepec que les trasladaba hacia el norte cuando fueron sorprendidos por personas armadas con fusiles R-15.
"Los maquinistas no pararon donde siempre, en el patio de Medias Aguas, sino que se siguieron a un lugar apartado, que es donde pasan los trenes que vienen de Coatzacoalcos", dijo Solalinde.
Los sicarios estaban esperando con "un mínimo de tres camionetas grandes" en la zona y "se fueron derechito, como si ya supieran, a dónde iban los niños y las mujeres".
"Nosotros calculamos por el cupo de las camionetas, mínimo, unas ochenta personas", que fueron llevadas con violencia y entre insultos, añadió.
Angustia e incertidumbre por su paradero
Solalinde se dijo angustiado por no saber "qué esté pasando con esa pobre gente" y recordó la brutalidad de que hacen gala las organizaciones criminales en el sur de México, especialmente Los Zetas, en el caso de los secuestros de personas sin documentos que cruzan el país camino de Estados Unidos.
Recordó que hay casos en que matan "gente delante de los demás" o en los que buscan "al más chiquito (del grupo de secuestrados) para ponerle bolsas de plástico y asfixiarlo casi hasta convulsionarlo para quitársela, golpearlo, y así delante de los demás, para que vean que la cosa va en serio".
Solalinde considera que la nueva acción criminal perpetrada contra los indocumentados representa un gran reto para las autoridades mexicanas, que deben tratar de rescatar a los inmigrantes. Hace algunos meses las autoridades sacaron el  mapa con los estados mexicanos más peligrosos para los migrantes.
"Ahorita nos preocupa mucho el paradero de estas personas (...) Sabemos que las están torturando. Ojalá el Gobierno haga algo pronto por rescatarlas", apuntó.
Además, el sacerdote católico cree que la nueva acción criminal encierra un desafío de la delincuencia organizada hacia el Gobierno federal.
Sicarios al acecho
Mientras el Ejecutivo dice que "están bajando los índices (delictivos) y que está haciendo mucho por los secuestros, hacerle esto a un mes de que venga el relator Rodrigo Escobar, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) (...) al Gobierno es como retarle, tirarle un guante, burlarse de él".
Lamentó que los hechos hayan ocurrido tras seis meses de relativa calma en la zona y en un área, Medias Aguas, donde había "presencia permanente (de las fuerzas de seguridad), custodiando las instalaciones de Pemex".
Pese a que los datos del hecho aún son escasos, los defensores de inmigrantes consideran que tras la acción pueden estar pistoleros de la organización criminal de Los Zetas, que mantienen el control de esta zona del este de México.
Según un informe sobre la materia difundido el pasado febrero por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México, al menos 11,300 migrantes fueron secuestrados de abril a septiembre de 2010.
©Univision.com y Agencias
Commentarios