La narcoviolencia acorrala a Chihuahua

Univision.com | Feb 25, 2009 | 5:09 PM

Chihuahua bajo el miedo

CIUDAD DE MÉXICO - La narcoviolencia ha rebasado todos los límites en Chihuahua, donde ni las propias autoridades se han escapado de sus mortíferos tentáculos.  Hace unos días el gobernador del estado, José Reyes Baeza, se salvó de un atentado, días después de que presentara su renuncia el jefe de la policía de Ciudad Juárez a fin de evitar que los sicarios de los carteles cumplieran su amenaza de asesinar a un agente cada 24 horas.
Algunas autoridades temen que ante este espiral de violencia se pierda la gobernabilidad del estado. “Si el Gobernador no está seguro, no lo está nadie en el Estado de Chihuahua”, argumentan senadores, muchos de los cuales han llegado al extremo de tramitar permisos para portar armas y defenderse en caso de un ataque.“No sólo es la gobernabilidad del estado, sino también la federal, porque estamos ante un conflicto de orden federal. Lo más preocupante es que el narco y el crimen organizado crean un estado paralelo, compiten con él y lo están rebasando”, comentó  a Univison.com Martín Iñiguez, experto en temas de seguridad nacional.El miedo vive en Chihuahua: mientras la ciudadanía exige mejores condiciones de seguridad, los agentes están en la mira del crimen organizado.
Recientemente José Reyes Ferriz, alcalde de Ciudad Juárez, ubicada dentro del estado de Chihuahua y considerada la más peligrosa de todo el país, huyó con su familia a El Paso, Texas, después de ser amenazados con “narcomensajes” donde les advertían que les cortarían la cabeza. “Todos están atemorizados. Arriba de Ciudad Juárez hay una población que se llama Las Palomas, frontera con Estados Unidos, y en donde hace 6 meses renunció todo el cuerpo de la policía. Fueron amenazados y salieron del país, y ahora viven en el país vecino.  La violencia ha generado una psicosis colectiva. Adicionalmente, la gente que pierde el empleo se expone a ser influenciada por el crimen para cometer actividades delictivas”, explicó Iñiguez.
Sin embargo, las versiones se contraponen. El propio gobernador del estado, a pesar de haber sido víctima de un atentado en su contra, ha declarado que se está estigmatizando al estado.
"Siguen hablando de lo malo y siguen estigmatizando a Chihuahua en el contexto nacional, y la recomendación respetuosa que yo les haría es que hablen más de lo bueno que tiene nuestro estado y dejemos un poco de lado el aspecto negativo del discurso", reprochó el mandatario. Pero las cifras no mienten. De los 1,000 muertos que ha dejado este año el narcotráfico en México, incluidos militares y policías, un tercio corresponden a Chihuahua.  En los últimos 54 días se han registrado 486 ejecuciones en toda la entidad, de las cuales 214 pertenecen al municipio de Juárez.Además de los más  5,300 crímenes ocurridos durante el 2008 en todo el país, Ciudad Juárez sumó cerca de una tercera parte con 1,653 y Chihuahua, estado donde se ubica esta localidad, representó casi la mitad del total nacional con 2,400 asesinatos.
“Es cierto que el estado es rico en su condición cultural, tiene una tradición y es importante por sus condiciones geográficas y el papel que ha jugado muchos años en su condición de entidad fronteriza pero de que la violencia existe, existe”, aseguró José Luis Cisneros, especialista en temas sobre narcotráfico. Si bien la narcoviolencia afecta a otros estados, principalmente los fronterizos en donde los carteles pelean el territorio para traficar la droga a Estados Unidos, Chihuahua es la entidad que lidera el número de crímenes.
“Chihuahua, dada las características a lo largo de la historia en términos de ciudad fronteriza con EU, ha sido un lugar estratégico para el crimen organizado. Pone una condición de terror y de percepción que ubica a la entidad como una zona de terror o de peligro”, dijo Cisneros.
“Hay temor, mucho temor, sobre todo en  Ciudad Juárez, donde algunos tienen posibilidades de irse y se van, pero los que se quedan están cerrando sus negocios”, opinó Juan Manuel Andazola, periodista del Diario de Chihuahua.

Huyen del crimen

El escenario se agrava cada vez más. Como un detonante de esta imparable violencia, sus habitantes están tomando las medidas necesarias.
Datos dados a conocer por el Senado señalan que 3 mil familias han cambiado de residencia; 84 bancos han sido asaltados; 5 mil negocios han cerrado sus puertas y  por lo menos 112 policías se han dado de baja.
“El efecto inmediato es en la población. Además se genera un ámbito de descrédito y poca credibilidad con las instituciones. El estado no ha tenido muchos aciertos, hay que ir paso a paso con estas reservas de duda en término de su actuación”, explicó Cisneros.
Los expertos coinciden en que los narcotraficantes tienen el principio básico de no atacar a la ciudadanía, sino solamente a los que pudieran afectar sus intereses. Sin embargo, por las calles, principalmente de  Ciudad Juárez, aparecen muertos no sólo hombres que presuntamente fueron víctimas de un ajuste de cuentas, sino de gente inocente, incluidos cadáveres de mujeres embarazadas y hasta niños con el tiro de gracia.
“En el caso de las criaturas es que probablemente sean familiares o hijos de algún “enemigo” que no fue localizado y entonces se van contra los familiares.  El problema es que los que ingresan a sus filas no meditan que el día de su salida es el día en el que se mueren y que involucran a todo  el gremio familiar”, explicó el sociólogo Guillermo Garduño. Los habitantes de Chihuahua no opinan lo mismo que los analistas. Ofelia Díaz, pseudónimo de una persona entrevistada por Univision.com, y sus familiares cercanos han sido testigos de diversos actos de violencia. “De coche a coche en el alto hemos visto cómo sacan violentamente a personas de sus camionetas; de igual forma hemos visto cómo han baleado camionetas, hacen persecuciones y secuestros a mano armada. Comiendo en un restaurante familiar un viernes entre las 3 y 5 de la tarde un comando entró con metralletas a dispararle al comensal de enfrente por un "ajuste de cuentas”. Además hemos visto cadáveres colgados del puente de la Avenida Principal con mensajes de advertencia”, dijo.
No sólo eso. Ofelia contó a Univision.com que “las bandas están operando mediante llamadas de extorsión en las que solicitan cuotas para ofrecer a cambio de protección para ti y tu familia”. En caso de no recibir la llamada, llega una tarjeta a tu negocio con un número celular al que debes llamar en seguida, explicó.
“Ciudad Juárez nunca ha sido un lugar seguro y "tranquilo", precisamente por ser frontera. Los oriundos saben muy bien distinguir a los narcos de los nuevos ricos derechos o de la gente trabajadora y que por su esfuerzo tiene dinero, y por eso nadie se metía con nadie; tú sabes a quién le vendes y con quién te haces de la vista gorda. Pero la realidad es que más o menos desde hace 2 años la violencia se ha incrementado de una manera alarmante. Sabemos que no sólo en Chihuahua, pero sentimos que somos los más desprotegidos del país. No es mito, es una pesadilla viviente”, comentó.

En la mira

El escenario es distinto al que se conocía de Chihuahua hace tiempo y ante el problema de que no todos pueden cambiar de residencia tan fácilmente, los que quedan en la entidad toman sus medidas de seguridad.
“[Se protegen] Mediante la unión familiar y la solidaridad entre amigos. Nadie sale después de las 6pm porque ya no es seguro. Las compras se hacen por la mañana o mientras haya luz de día. Nadie sale solo y se procura no salir en el mismo coche, para evitar que te sigan, que sepan qué haces y quién eres. Los fines de semana la diversión está en la casa, con alarma, videocámara, reja electrificada, candados y perros bravos. Nadie recibe una visita inesperada, todos los movimientos son prevenidos con el celular. Nunca se responde un número desconocido y si lo haces es porque puede ser un cliente, se hace con cautela y no hablas hasta que la otra voz sea familiar o amable”, explicó.Otro gremio atacado y en la mira es el de los periodistas.“Las amenazas son constantes, mataron a un compañero en Ciudad Juárez.  Para la prensa es sumamente delicado Al paso que vamos se van a rebasar las cifras de crímenes del año pasado. Es cierto que antes los narcos tenían su propio código de no meterse con inocentes pero ahora  no les importa hacer un ataque en medio de un centro comercial”, comentó Juan Manuel Andazola, periodista del Diario de Chihuahua.Ante esto, el presidente mexicano Felipe Calderón ha sido tajante en esta lucha contra los narcotraficantes. En recientes declaraciones dijo que su administración pondría punto final a esta violencia, sin embargo pareciera que el crimen lo ha rebasado y la depuración policíaca que ha hecho no ha dado los resultados esperados. “El estado no ha sido capaz de responder a la criminalidad con sus formaciones policiales y ha militarizado la lucha contra la delincuencia y eso es una gran debilidad. Estas propuestas y estas afirmaciones que hace el ejecutivo tendrían que ser agilizadas en función de lo que se generó en el Acuerdo Nacional de Seguridad: trasparencia, capacitación, base de datos que no han podido completar porque muchos gobernadores no han querido. La política tiene sus tiempos y sus ritmos”, finalizó Cisneros.
©Univision.com
Commentarios