Canciller sirio promete democracia 'sin precedentes'

Univision.com y Agencias | Jun 22, 2011 | 11:38 AM

Gobierno de Damasco pide diálogo con grupos opositores

BEIRUT - El canciller sirio dijo el miércoles que el gobierno de Damasco presentará en breve "un ejemplo sin precedentes de democracia" en el Medio Oriente, una promesa extraordinaria en un país sumido en un levantamiento popular contra un régimen autoritario establecido hace décadas.
En una conferencia de prensa televisada, los comentarios del ministro de Relaciones Exteriores Walid Moallem fueron el intento más reciente del régimen de acallar tres meses de protestas callejeras contra el gobierno autocrático del presidente Bashar Assad, que han persistido pese a la cruenta represión en la que han perecido centenares de personas.
"Ofreceremos un ejemplo de democracia", dijo Moallem al ser preguntado sobre cómo ve a Siria en tres meses. "Habrá justicia social, igualdad ante la ley y responsabilidad".
Las declaraciones del confidente de Assad fueron más allá de las vagas promesas de reformas formuladas por el mandatario el lunes en un discurso y fueron una admisión oficial de que Siria ha hecho caso omiso de los principios democráticos básicos.
Gobierno quiere diálogo
Moallem pidió a los oponentes del régimen que inicien conversaciones políticas. A los exiliados sirios les solicitó que regresen, prometiéndoles que "incluso lo más empecinados detractores" del régimen no serán detenidos.
Al parecer la conferencia de prensa tuvo como fin ofrecer una imagen del régimen lleno de confianza, pese a que Assad es atacado cada vez más en el extranjero y en Siria, pidiendo los manifestantes su cese.
El canciller dijo que la comunidad internacional está empantanada en los "escándalos" de su intervención militar en Libia y no repetiría la experiencia en Siria. Agregó que los países árabes "sin excepción" respaldan al gobierno de Damasco. La Liga Árabe emitió el lunes una declaración de respaldo a Rusia y se opuso a la intervención extranjera en ese país.
El país ha estado bajo presión y sanciones internacionales por los brutales operativos de represión contra los crecientes movimientos de protesta. La oposición calcula que 1.400 personas han sido asesinadas.
Damasco rechaza injerencias
Siria, que afronta una ola de protestas sangrientamente reprimidas por el régimen del presidente Bashar Al Asad, rechaza "cualquier injerencia" en sus asuntos internos, declaró el miércoles el ministro sirio de Relaciones Exteriores, Walid Muallem.
"Rechazamos cualquier injerencia extranjera. Nosotros podemos llegar a puntos en común a pesar de las diferencias de puntos de vista. Nadie del extranjero debe imponernos su punto de vista", declaró el canciller sirio en una conferencia de prensa en Damasco.
Siria asimila las sanciones de la Unión Europea a una "guerra", agregó el ministro de Relaciones Exteriores, que indicó que su país encara la posibilidad de suspender su participación en la Unión por el Mediterráneo.
Por otra parte, Muallem dijo que Siria desea "las mejores relaciones con Turquía" y espera que el gobierno turco "reexamine su posición" con relación al régimen del presidente Bashar Al Asad.
"Estamos apegados a las mejores relaciones con quien compartimos más de 850 km de frontera", dijo el ministro sirio.
"No queremos destruir los años de esfuerzos dedicados a establecer relaciones privilegiadas. Deseo que reexaminen su posición", agregó Muallem.
El canciller sirio desmintió por otra parte que Irán y el Hezbolá libanés estén participando en la represión de las manifestaciones en Siria.
Piden Resolución a la ONU
Los escritores Umberto Eco, David Grossman, Bernard Henri Levy, Amos Oz, Orhan Oamuk, Salman Rushdie y Wole Soyinka, pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU que adopte un proyecto de resolución que condene la represión en Siria para "frenar de una vez las masacres".
En una carta publicada el miércoles en el sitio internet Règle du jeu (Reglas de juego), la revista de Bernard Henri Levy, y dirigido a los embajadores ante la ONU de los 15 países que son miembros del Consejo de Seguridad, los siete escritores subrayan que "sería trágico y moralmente inaceptable" que ese proyecto de resolución "termine en los basureros del renunciamiento".
Gran Bretaña, Francia, Alemania y Portugal presentaron un proyecto de resolución -que no termina de salir adelante- que compara la represión en Siria con un crimen contra la humanidad.
China y Rusia, miembros permanentes, amenazaron con usar su derecho de veto. Sudáfrica, Brasil e India, expresaron serias reservas hacia ese proyecto de resolución.
Voto condicionado
Francia advirtió que el texto será sometido a votación sólo si cuenta con la seguridad de tener el respaldo de una mayoría suficiente.
"Sería capital para el pueblo sirio, martirizado en su lucha pacífica por su libertad, que adopten este proyecto", insisten los intelectuales que firman la misiva.
"Ante la unánime presión internacional (...) el poder sirio podría dar marcha atrás y frenar por fin las masacres que hasta el día de hoy sus fuerzas perpetúan en una total impunidad", agregan.
El proyecto de resolución "no propone sancionar a Siria y menos aún una intervención militar", afirman los siete escritores. "Se limita a condenar la represión y abrir paso a investigaciones sobre crímenes contra la Humanidad. Cualesquiera sean sus límites, merece existir", consideran.
Desatada desde mediados de marzo, la represión en Siria de manifestaciones contra el régimen de Bashar al Asad causó más de 1,300 muertos civiles y la detención de más de 10 mil personas, según ONG sirias.
©Univision.com y Agencias
Commentarios