Unos 10,000 soldados regresarán de Afganistán

AFP | Jun 22, 2011 | 11:09 AM

Anuncio de Obama

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama se aprestaba el miércoles a anunciar la retirada de 10,000 soldados de Afganistán antes de que acabe este año y 20,000 adicionales para diciembre de 2012.
Esos 30,000 soldados representan el total del incremento que Obama ordenó en Afganistán como parte de su decisión en 2009 de emplear refuerzos para revertir el avance del Talibán en los cambios de batalla.
En estos momentos, Estados Unidos tiene unos 100,000 soldados en Afganistán.
Se piensa que Obama va a regresar los primeros 10,000 soldados en dos secciones. Funcionarios del gobierno dijeron que unos 5,000 regresarán a mediados de año y los otros 5,000 para el cuarto trimestre.
El calendario de la retirada de los otros 20,000 no estaba claro aún antes del anuncio oficial. El presidente hablará al país desde la Casa Blanca el miércoles por la noche, a partir de las 20 horas de la costa este.
Obama recibió la semana pasada varias alternativas de retirada ideadas por el general David Petraeus, comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán. El mando militar prefiere una retirada gradual, pero otros asesores son partidarios de un número abultado en los próximos meses.
El presidente dijo ser partidario de un "repliegue sustancial", aunque sus asesores no han mencionado cifras.
Para fines de año "entraremos en una transición en Afganistán para transferir más y más responsabilidades de seguridad al pueblo afgano", dijo Obama el lunes por la noche durante un acto de recaudación electoral en Washington DC.
Tras el anuncio del repliegue, Obama visitará el jueves a la tropa de Fort Drum, sede de la 10ª División de Cazadores de Montaña en el norte de Nueva York, que ha soportado un peso especial por la duración de su asignaciones y la mortandad de sus soldados tanto en Irak como Afganistán.
Aunque la atención se centra en la cuantía de la tropa que abandonará Afganistán el próximo mes, lo que más preocupa del plan de Obama es la situación que imperará una vez que pase julio, especialmente por cuánto tiempo permanecerán en el país los refuerzos despachados por el mandatario.
Los mandos militares desean mantener el mayor número de tropa y el máximo tiempo posible en Afganistán, por considerar que una retirada precipitada podría minar los frágiles avances de seguridad contra la insurgencia Talibán afgana, donde al-Qaida preparó los ataques del 11 de septiembre.
Además, los mandos temen retirar fuerzas precisamente al comenzar la temporada estival en el país asiático, cuando los combates son más encarnizados.
©AFP
Comentarios