Obama y Calderón coincidieron en criticar la SB1070, durante la visita del mexicano a EU

Univision.com y Agencias | May 19, 2010 | 2:29 PM

Firme rechazo

WASHINGTON, D.C. - La ley de Arizona (incluida la inmigración) y el narcotráfico son los temas que encabezan la agenda de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de México, Felipe Calderón, quienes este miércoles se reunieron en la Casa Blanca.Ambos mandatarios aseguraron pugnar por la dignidad de todas las personas, incluidos los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos (unos 12 millones) y dijeron estar preocupados por posibles actos de discriminación que puedan darse cuando la ley SB 1070 entre en vigor a finales de julio, 90 días después de ser promulgada por la gobernadora de ese estado fronterizo, Jan Brewer.
"Mantenemos nuestro firme rechazo a que se criminalice la migración y que gente que trabaja y aporta a esta gran nación (Estados Unidos) sea tratada como delincuente. Nos oponemos a la ley de Arizona porque parte de principios parciales, injustos y discriminatorios", afirmó Calderón.
Obama se mostró más cauto al referirse a la ley, al decir "que tiene el potencial de ser aplicada en una manera discriminatoria".El mandatario estadounidense afirmó que su gobierno tomará decisiones sobre esta ley tan pronto reciba una evaluación que encargó al Departamento de Justicia y que debe estar lista a la brevedad, dijo. "Esta ley es un esfuerzo mal canalizado, una expresión mal canalizada de la frustración existente por un sistema migratorio fallido", aseguró.Obama reiteró la importancia que su gobierno concede a la necesidad de aprobar una reforma migratoria integral, y solicitó el apoyo de republicanos y demócratas para trabajar en un proyecto de ley, que resuelva definitivamente el estatus de aproximadamente 12 millones de indocumentados.
Según el Pew Hispanic Center, un grupo de investigación con sede en Washington, casi 31 millones de los hispanos en Estados Unidos dicen tener origen mexicano, lo que representa dos tercios de todos los hispanos en Estados Unidos.El gobierno mexicano ya había emitido el mes pasado un alerta a sus conciudadanos para que eviten viajar a Arizona, cuya ley exige a los agentes de policía que comprueben el estatus migratorio de una persona si existen "sospechas razonables" de que están en el país sin papeles. Además, califica como delito estatal el estar ilegalmente en Estados Unidos.Lucha contra narco
La migración, la seguridad fronteriza y el combate al narcotráfico dominaron la conversación entre ambos mandatarios, como se esperaba."México puede contar en Estados Unidos como un socio pleno" en la lucha contra el narcotráfico, dijo Obama. "Le daremos el apoyo que necesitan para vencer. Reafirmamos nuestra lucha contra los carteles que han desatado una violencia horrible en tantas comunidades", agregó.
Según un comunicado que difundió la presidencia mexicana tras la reunión bilateral, ambos mandatarios “reconocieron que México y Estados Unidos comparten la responsabilidad de derrotar y desmantelar a las redes criminales ilícitas que trafican drogas hacia Estados Unidos, y que trafican armas y ganancias ilícitas hacia México, y que estas redes transnacionales están vinculadas con gran parte del crimen y la violencia que actualmente se registra en México.“Ambos Presidentes evaluaron los esfuerzos que se despliegan actualmente para reducir el flujo de armas y dinero en efectivo hacia México y buscarán reforzar la cooperación y los esfuerzos en esta área de crítica importancia”.Los mandatarios coincidieron en alabar el progreso en la consolidación de la democracia en Honduras tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en junio, y expresaron su deseo de que ese país se incorpore pronto a la OEA.

Sobre derrame en el Golfo

Este tema no pudo ser ajeno al encuentro. “Ambos Presidentes reiteraron su compromiso para garantizar la seguridad energética en América del Norte, así como la explotación segura, eficiente y equitativa de los yacimientos transfronterizos de conformidad con los más altos estándares ambientales y de seguridad, e instruyeron a sus respectivos Gabinetes a tomar medidas consistentes con los resultados de investigaciones clave sobre el derrame petrolero de la Plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum, con el fin de alcanzar dicho compromiso compartido”, se leyó al respecto en el boletín emitido por la Presidencia mexicana.
La bienvenidaEste miércoles, en la ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca, ambos mandatarios ofrecieron ahondar la cooperación de México y Estados Unidos por el bienestar y para hacer frente a las amenazas comunes. Obama dijo que trabajando juntos, los dos gobiernos pueden hacer que la frontera sea segura y se incluya una inmigración ordenada. Se escucharon los himnos nacionales de ambos países. Luego de saludar en ambos idiomas, los mandatarios fueron alternados por traductores, quienes iban interpretando sendos discursos en español e inglés, según correspondiera. La ceremonia de bienvenida a Calderón en la mañana estuvo marcada por breves intervenciones de Obama en español, y de Calderón en inglés.La recepción tuvo todos los honores que corresponden a un jefe de Estado, que incluyó un vistoso desfile con soldados vestidos a la usanza colonial y un saludo de 21 salvas de cañónRutina de ejercicioAntes del encuentro oficial, el presidente de México y su esposa Margarita Zavala realizaron una rutina de ejercicio en el parque Lafayette. El mandatario, con pantalón deportivo negro y chamarra verde, y su esposa, con un conjunto deportivo negro, corrieron varias vueltas en el mencionado parque seguidos de su equipo de seguridad del Estado Mayor Presidencial, entre ellos el jefe del mismo, general Jesús Castillo.Los temas medularesLa visita de Calderón se produce una semana después de que el gobierno de Barack Obama anunció su nuevo plan estratégico antidrogas, centrado en la reducción del consumo y el reconocimiento de que su 'guerra contra las drogas' no ha funcionado."Después de casi 50 años, Estados Unidos dice que el problema fundamental se genera por el consumo mientras que el gobierno mexicano ha adoptado el término 'guerra contra el narco' (...) se revirtieron completamente los papeles", señaló a la AFP Jesús Velasco, especialista en relaciones México-Estados Unidos del ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México).Los analistas sostienen que Calderón está descolocado ante el plan estratégico anunciado por el gobierno de Obama para enfrentar la demanda en Estados Unidos, principal consumidor mundial de drogas.

Imposible no mencionarla

Como muchos esperaban. La Ley SB1070 de Arizona era un tema prácticamente ineludible en el encuentro. Promulgada el pasado 23 de abril, esta ley convierte en un delito estatal la presencia ilegal en Arizona y permite que la policía detenga a quienes "sospeche" que son indocumentados.La legislación, predeciblemente, despertó el nacionalismo en México y el Gobierno de Calderón emitió una alerta de viaje para los mexicanos que visiten Arizona.Por órdenes de Obama, el Departamento de Justicia evalúa sus repercusiones y la posible respuesta del Gobierno pero, por ahora, la agencia mantiene su hermetismo.La ley entrará en vigor el próximo 29 de julio a menos que un tribunal federal lo impida, como sucedió con la Propuesta 187 de California en 1994, otra legislación igual de draconiana en la "guerra de desgaste" contra los doce millones de indocumentados en Estados Unidos.Esta visita de Estado es la primera de un presidente mexicano a Washington desde 2001, aunque Obama y Calderón se han entrevistado en varias ocasiones, así como sus responsables de seguridad.Fuentes oficiales estadounidenses han anticipado que no se producirán grandes anuncios en este viaje pero se espera que Calderón y Obama analicen el desarrollo de la Iniciativa Mérida, el programa de ayuda antidroga de Estados Unidos a México por $1,300 millones en tres años que está sufriendo graves retrasos.La agendaLa gira de dos días está basada en una intensa agenda, que se espera siente las bases de la relación futura con Estados Unidos a corto y mediano plazos. Tras la recepción, se dio el encuentro de trabajo con la intención de que ambos mandatarios hicieran una amplia revisión de los temas de la agenda bilateral.Por la tarde Calderón dirigirá un mensaje a la clase empresarial del país durante un discurso en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.La jornada de este miércoles concluirá con la cena de Estado que el presidente Obama y la primera dama Michelle Obama ofrecerán en la Casa Blanca al mandatario mexicano y su esposa.Al evento, apenas el segundo de su tipo ofrecido por el mandatario estadounidense, han sido convocados destacados representantes de la comunidad mexico-estadounidense en Estados Unidos.
©Univision.com y Agencias
Comentarios