Cuna de capos mexicanos supera los mil muertos tras nuevo asesinato múltiple

EFE | Dec 05, 2008 | 10:59 AM

Control del territorio

MÉXICO - La pelea entre carteles por el control del estado de Sinaloa, considerada la cuna de los capos mexicanos, se saldó el jueves con el asesinato de 13 hombres, cuyos cadáveres fueron encontrados junto a un camión estacionado cerca de una carretera, y eleva a más de mil las muertes por el narcotráfico en México.
En Sinaloa, donde el tráfico de drogas surgió en los años 1920 con la llegada de emigrantes chinos que cultivaron amapola, han nacido los principales capos mexicanos históricos y actuales, entre otros Joaquín "El Chapo" Guzmán y los hermanos Beltrán Leyva, antes aliados en el cártel del Pacífico y a partir de este año acérrimos enemigos.El asesinato de 13 hombres, que se suma a los más de mil atribuidos al crimen organizado en lo que va de este año en Sinaloa, se inscribe en la guerra entre facciones por el control de territorio.
Estas "ejecuciones" (asesinatos) responden a ajustes de cuentas entre organizaciones que sienten que les están invadiendo rutas de tráfico de drogas, armas o personas, dijo a Efe Alberto Islas, especialista en temas de seguridad.Sinaloa, donde las autoridades han desplegado este año a unos tres mil agentes federales y militares para contener la violencia del crimen organizado, es utilizado por los barones de la droga para producir marihuana y heroína, y además para traficar hacia Estados Unidos cocaína y metanfetaminas.Lo delataron
El pleito a muerte entre la gente de Guzmán y los Beltrán Leyva (que ahora están con el cartel del Golfo) se originó, según fuentes oficiales, después de la detención en enero pasado de Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", cuyos hermanos atribuyeron a una delación de "El Chapo". Cuatro meses después de esa captura un grupo de sicarios mató con armas pesadas, como lanzagranadas y bazucas, a Édgar Guzmán, hijo de "El Chapo", en una aparente venganza de los Beltrán Leyva por la captura de "El Mochomo".
En la denominada "Operación Limpieza", que desarrolla la Fiscalía General en las principales corporaciones contra el crimen organizado, se ha descubierto que los Beltrán Leyva tenían comprados a altos mandos. Entre los mandos comprados se cuenta a Noé Ramírez Mandujano, quien fue el zar antidrogas hasta julio pasado y que ocupó ese cargo durante los primeros 20 meses de gobierno del presidente Felipe Calderón.
En la matanza de este jueves, los trece cadáveres, que estaban boca abajo, con las manos atadas y al parecer tenían el tiro de gracia, fueron dejados sobre un camino que comunica al poblado de Coyotitán, cerca de la carretera México 15, y frente a una gasolinera. Ninguno de los cuerpos, que fueron puestos en línea sobre el suelo, ha sido todavía identificado. Mataron a jóvenes El diario sinaloense El Debate indica que todos los fallecidos tienen menos de 20 años de edad. Las autoridades dijeron que en el lugar fueron hallados 104 casquillos de fusil AK-47 y 38 súper.
El pasado 10 de noviembre un grupo armado secuestró a 27 trabajadores agrícolas en una finca a las afueras de Culiacán, capital de Sinaloa, y propiedad de un familiar de uno de los principales capos del narcotráfico en México, Vicente Carrillo Fuentes, del cártel de Juárez, también enemigo de "El Chapo" Guzmán. Las víctimas corrieron mejor suerte en aquel caso, pues tres días después fueron liberadas por el grupo armado que las mantuvo cautivas y que aún no ha sido identificado. En lo que va de año más de cinco mil personas han sido asesinadas en México en acciones relacionadas con el crimen organizado, según datos extraoficiales, una cifra récord en el país que casi dobla a los dos mil 700 muertos de 2007 y supera en mucho los mil 500 de 2006.
©EFE
Commentarios