La Astronomía Sagrada

EFE | Mar 22, 2013 | 2:57 PM

Lo que se debe saber

La referencia a los cuerpos celestes, sus movimientos y los fenómenos vinculados a ellos, está muy presente en estos días plenos de sentido religioso, en que los ritos de la iglesia recuerdan paso a paso la pasión y muerte de Cristo. Para calcular las fechas de esta "celebración movible" que puede tener lugar en fechas muy diferentes, también ¡hay que mirar al cielo!, al igual que se hace para buscar a Dios.
- El comienzo de este periodo religioso, que transcurre desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección no resulta tan sencillo de determinar y fijar en el calendario,  como en el caso de los distintos días santos que lo componen. 
- En el Concilio de Nicea, del año 325 después de Cristo, se estableció que la Pascua de Resurrección, o sea el domingo que concluye la Semana Santa, se celebre "el domingo siguiente a la primera luna llena que sigue al Equinoccio de Primavera".
- El plenilunio o “luna llena” es una fase del satélite terrestre durante la cual el hemisferio visible de la Luna alcanza su mayor iluminación. Durante los equinoccios la noche y el día tienen la misma duración en todo el planeta.
Recordando a Jesús
Durante la Semana Santa, el mundo cristiano conmemora la entrada de Jesús a Jerusalén, cuando todo el pueblo lo recibió y alabó como a un verdadero rey con palmas, y la última cena de Jesús con sus apóstoles en la que, según el Nuevo Testamento, les ofreció pan y vino, dando origen a la Eucaristía o Comunión.
También se conmemora la muerte de Cristo en la cruz, su jornada de reposo en el Sepulcro y, finalmente, su Resurrección, es decir su vuelta a la vida después de haber pasado por el trance de muerte.
Todos estos hitos del cristianismo se conmemoran respectivamente durante el Domingo de Ramos, el Jueves Santo, el Viernes Santo, el Sábado Santo o Sábado de Gloria, y por último el Domingo de Resurrección o Pascua de Resurrección.
No obstante el comienzo de este periodo religioso, que transcurre desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección no resulta tan sencillo de determinar y fijar en el calendario,  como en el caso de los distintos días sagrados que lo componen. 
La Semana Santa no es una fiesta fija en el calendario, como sucede con la mayoría de las festividades. Para establecer su inicio hacen falta algunos conocimientos básicos de los fenómenos astronómicos, a los cuales se les concedía gran importancia en el pasado.
En el Concilio de Nicea, que celebró la Iglesia en el año 325 después de Cristo, se estableció que la Pascua de Resurrección, o sea el domingo que concluye la Semana Santa, se celebre cada año "el domingo siguiente a la primera luna llena que sigue al Equinoccio de Primavera".
De este modo, puede afirmarse que el calendario litúrgico se rige por el movimiento del Sol y la Luna, y por la alternancia de las estaciones, en consonancia con los dictados de la Naturaleza, una de las máximas expresiones de la obra y presencia de Dios.

Semana Santa, semana astronómica

El plenilunio o “luna llena” es una fase del satélite terrestre que ocurre cuando la Tierra se encuentra situada entre el Sol y la Luna, y durante la cual el hemisferio visible de la Luna alcanza su mayor iluminación y aparece en el cielo nocturno como un blanco disco brillante. Durante los equinoccios, término que significa "noche igual", el Sol se sitúa en el plano del ecuador terrestre, donde alcanza el apogeo. En esta etapa, la noche y el día tienen la misma duración en todo el planeta. Por su parte, la primavera o transición entre el invierno y el verano, comienza en términos astronómicos con el equinoccio de primavera: entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte, y entre el 22 y el 23 de septiembre en el hemisferio sur. El equinoccio de primavera, es decir el momento del año en que el Sol atraviesa el plano del Ecuador, acontece aproximadamente en las mismas fechas, aunque varía de unos años a otros. Si se busca en el calendario cuando va a ser la luna llena siguiente a este equinoccio, el domingo que le sigue a dicho plenilunio será el Domingo de Resurrección. Si esa Luna llena cae en  jueves, ese día será Jueves Santo, si cae en viernes, será Viernes Santo. En resumen, la Semana Santa se celebra el primer fin de semana que sigue a la primera luna llena después de que entra la primavera. Para saber cuando será hay que seguir tres pasos:. 1. Identifique cuando cae el equinoccio de primavera. 2. Identifique cuando cae la siguiente Luna Llena. 3. Identifique el siguiente domingo: ése es el de Resurrección. Esta forma de establecer las fechas de la Semana Santa, se estableció en recuerdo y homenaje a la muerte de Jesucristo en la Cruz, la cual –según los documentos disponibles- ocurrió un viernes en que había Luna Llena.
©EFE
Commentarios