Más de 60,000 personas dieron su último adiós a ex presidente argentino Alfonsín

EFE | Apr 02, 2009 | 2:56 PM

Lágrimas del cielo

BUENOS AIRES - Una multitud calculada en más de 60,000 personas ha desfilado por la sede del Parlamento argentino para despedir los restos mortales del ex presidente Raúl Alfonsín, sepultado este jueves con honores de jefe de Estado en el cementerio de La Recoleta, en la zona norte de Buenos Aires.Una intensa lluvia se abatió sobre la fila de gente que serpenteó a lo largo de seis calles para entrar al salón donde se vela al ex mandatario, quien falleció el martes en su domicilio de la capital argentina a causa de un cáncer de pulmón.Los historiadores concuerdan que semejante muestra de congoja y reconocimiento popular hacen recordar los multitudinarios funerales del ex mandatario Hipólito Yrigoyen, en julio de 1933, y del tres veces presidente y general Juan Perón, fundador del Partido Justicialista (peronista), en julio de 1974."Hace mucho tiempo que la familia sabe que él es muy querido por los argentinos", declaró a periodistas José Ignacio López, quien fue portavoz de Alfonsín durante su mandato presidencial (1983-1989).López transmitió a los argentinos, gobiernos y personalidades extranjeros "el agradecimiento" de la familia de Alfonsín e hizo pública la invitación a la misa oficiada por el arzobispo de la provincia de Santa Fe (norte), José María Arancedo, primo hermano del ex mandatario, y el obispo Justo Laguna, su amigo, quien el martes pasado le había dado la unción de los enfermos.Tres días de lutoPoco tiempo antes de los funerales, miles de personas aún esperaban rendir homenaje al ex mandatario, informaron a Efe fuentes oficiales.Cobos quedó a cargo del Gobierno en ausencia de la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien asiste en Londres a la Cumbre del G-20 y dispuso tres días de luto y que los funerales de Alfonsín se lleven a cabo con todos los honores de un jefe de Estado.Los obispos Arancedo y Laguna oficiaron la misa en la explanada de acceso a la sede del Parlamento, rodeada por una multitud desde las primeras horas del miércoles, cuando comenzó el velatorio del líder político.Los restos de Alfonsín, a quien la gente ha bautizado de "padre" de la democracia argentina, tras siete años de una cruenta dictadura militar (1976-1983), serán trasladados posteriormente en una cureña tirada por un jeep militar y escoltada por el Regimiento de Granaderos a Caballo, hasta llegar al cementerio de La Recoleta, a poco más de una milla de distancia.Despedida militarTal como lo indica la tradición militar, durante la inhumación del cadáver 21 salvas de artillería fueron disparadas, mientras la fanfarria militar "Alto Perú" de los granaderos tocaba la marcha fúnebre.Los restos de Alfonsín descansarán en el panteón de los caídos de la Revolución del Parque de 1890, el hecho fundacional de la UCR, actualmente la segunda fuerza parlamentaria de este país.En esa bóveda también descansan los restos de los ex presidentes radicales Yrigoyen (1928-1930) y Arturo Illia (1963-1966).El féretro del ex mandatario permanecerá en el panteón de la UCR hasta que se levante en el cementerio de La Recoleta un monumento en su memoria.

Llantos y aplausos

Los restos del ex presidente Raúl Alfonsín, quien encabezó el retorno a la democracia en Argentina e impulsó el juzgamiento a jerarcas de la última dictadura militar por violar los derechos humanos, empezaron a ser velados el miércoles en el Congreso nacional.Una multitud llegaba al lugar para darle el último adiós a Alfonsín, quien falleció el martes a los 82 años de un cáncer de pulmón. Entre llantos, aplausos y vítores del público que gritaba "¡Alfonsín, Alfonsín!", sus restos quedaron instalados en uno de los salones del Congreso, flanqueados por dos soldados del Regimiento de Granaderos en guardia de honor y rodeados de coronas florales.La sede parlamentaria mantuvo su cúpula iluminada y la bandera a media asta durante aquella noche, situación que se dio en todos los edificios públicos por un duelo de tres días dispuesto por el gobierno.Carteles de grandes dimensiones que recordaban a la figura de Alfonsín fueron atados a columnas de iluminación en la acera de la Plaza de los dos Congresos, frente al parlamento."Por las luchas de ayer, por los derechos de hoy, por la igualdad de mañana. Juventud Radical (UCR)", decía un lienzo. Alfonsín militó toda su vida en el partido Unión Cívica Radical (UCR).'Sos nuestra bandera'Con un retrato de Alfonsín, otro cartel decía "Sos nuestra bandera", firmado por "Los hijos de la democracia".José Ignacio López, vocero de Alfonsín durante su presidencia de 1983 a 1989, recordó los últimos momentos del ex presidente: "Estaba lúcido, sereno y en paz, pero angustiado por la situación del país"."Era un hombre de paz; murió haciendo un esfuerzo para recuperar el sentido de construcción de la política, de diálogo, y no de confrontación. Este fue su testamento", agregó López a la prensa.Dirigente de la UCR, un partido conservador que luego tomó un leve giro a la izquierda, Alfonsín fue elegido democráticamente en 1983 para conducir un país devastado por una dictadura militar instaurado en 1976 y que dejó unos 30,000 desaparecidos, según organismos de derechos humanos.Su gestión quedó grabada a fuego por dos episodios clave: el juicio a las juntas militares y una crisis hiperinflacionaria --un 3,079.5 por ciento en 1989--, circunstancia que lo obligó a entregar el poder seis meses antes al peronista Carlos Menem.Además, jugó un papel protagónico en la transición a la democracia que siguió a la derrota en la guerra contra Gran Bretaña por la posesión de las Islas Malvinas (Falkland), en el Atlántico sur en 1982."Es un momento de dolor para todos los argentinos", dijo el ex presidente Néstor Kirchner. "Debemos reconocerle su fuerza, su capacidad de lucha: su nombre ya está escrito en la historia".

Su vocación de servicio

Alfonsín también se puso a la cabeza de una coalición político-social denominada la "multipartidaria" que allanó el terreno para las elecciones presidenciales de 1983, en las que se impuso con el 51.7 por ciento de los votos frente al 40.1 por ciento del peronismo, que por primera vez era derrotado en las urnas.A pocos días de asumir, dio el aval político para que, por primera vez en la historia del país sacudido por seis golpes militares, se juzgara a los cabecillas del régimen militar."El doctor Alfonsín hizo de la política y la militancia una vocación de servicio", dijo el presidente del bloque de diputados del oficialismo, Agustín Rossi, al ingresar al lugar donde son velados sus restos.Un hombre decisivoEl diputado recordó a Alfonsín como "un hombre decisivo en todo lo que fue la transición democrática y un hombre de convicciones que defendió permanentemente sus ideas con las mejoras artes de la política".Alfonsín también fundó la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP) para recibir las denuncias y pruebas para luego remitirlas a la justicia. Resultado de ese arduo trabajo fue el informe Nunca Más, el cual reveló que el régimen puso en práctica un atroz plan de exterminio de disidentes.Después de nueve meses de agotadoras audiencias, 833 testimonios entre sobrevivientes, familiares de las víctimas, entre otros, un tribunal civil condenó a los dictadores a cadena perpetua.Forzado por tres rebeliones militares entre 1987 y 1988, Alfonsín pidió al Congreso la sanción de dos leyes exculpatorias, que en un caso fijó la extinción de acciones penales contra militares y civiles por delitos cometidos durante la dictadura y en otro eximió de culpa a oficiales de menor rango."Todos los argentinos vamos a extrañar a un gran político y un gran hombre de la democracia", dijo el miércoles el dirigente del justicialismo (peronismo) disidente Francisco De Narváez.Mensajes en FacebookPor su parte, cientos de seguidores del ex presidente Raúl Alfonsín inundaron las redes sociales de Internet con mensajes de elogio y despedida para el dirigente radical argentino.El grueso de las condolencias se registró en Facebook, donde en las últimas horas se han multiplicado los mensajes en su memoria en grupos como "Vigilia por la salud del Dr. Alfonsín", "Raúl Alfonsín, Padre de la Democracia" o "Ahora Alfonsín".El partido del ex presidente, la Unión Cívica Radical, lanzó una convocatoria para que los admiradores de Alfonsín colgaran un breve mensaje en la web, "sin distinción de banderas o pertenencia política".Otro de los grupos plantea, a modo de homenaje, recopilar mil fotos relacionadas con el ex presidente para reconstruir, mediante imágenes inéditas, momentos de su vida.

Quino le dijo adiós

Entre los mensajes más llamativos colgados en la web figura una dedicatoria inédita del caricaturista Quino a Alfonsín en una viñeta de Mafalda con la leyenda: "al único presidente capaz de demostrarnos que todo eso que nos enseñan en la escuela puede ser verdad".En la mayoría de los mensajes, los internautas destacan los valores del ex presidente."Gracias por habernos dado la libertad. Hoy es un día muy triste se nos fue el Padre de la Democracia", reza uno de los comentarios que aparecen en la red.Las muestras de agradecimiento se multiplican, como el escueto "qué dolor tan profundo, gracias Doctor", colgado por una admiradora argentina."Adiós viejo líder, adiós padre de la libertad que me hizo crecer sin un milico persiguiéndome, adiós padre de la democracia argentina, hoy muere un hombre honrado que nos deja la libertad", apunta otro de los seguidores de Alfonsín, seguido de una despedida al "último gran demócrata, al último presidente honesto".México lamentó decesoEn tanto, el gobierno de México expresó este martes sus condolencias a Argentina por el deceso del ex presidente Alfonsín, a quien reconoció por su labor "esencial para la consolidación democrática" de ese país, dijo la presidencia en un comunicado.Alfonsín "fue uno de los líderes políticos más representativos de la historia moderna argentina, cuya labor resultó esencial para la consolidación democrática e institucional de esa nación", expuso el comunicado del gobierno del presidente Felipe Calderón.Francia se sumó a dueloA su vez, el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, lamentó "la gran pérdida para todos" que representa la desaparición del ex gobernante "símbolo del retorno de Argentina a la democracia".Alfonsín "había dedicado toda su energía, su generosidad y su voluntad al compromiso de la transformación de Argentina para construir un Estado moderno desde el respeto de los derechos humanos", indicó el máximo responsable de la diplomacia gala en un comunicado."Opuesto al régimen militar e indefectiblemente ligado a la lucha por la justicia, Alfonsín permanecerá siempre en la memoria como aquél que permitió a la justicia argentina procesar a los responsables de los crímenes de la dictadura y aportar a las familias de las víctimas la verdad a la que tienen derecho", señaló Kouchner.Francia y los franceses, "que estuvieron tan próximos y solidarios con el pueblo argentino durante los años sombríos, se suman plenamente al duelo", agregó el ministro.Kouchner subrayó, además, la "memoria de una persona calurosa para que las relaciones entre Francia y Argentina se desarrollen desde un espíritu de diálogo fraternal, de amistad y de confianza".
©EFE
Comentarios