Robots submarinos retiran campana de contención

Univision.com y Agencias | Jul 10, 2010 | 1:45 PM

Detendrían derrame

NUEVA ORLEANS - Robots submarinos situados a 1,600 metros de profundidad (1 milla) bajo la superficie comenzarán a retirar el sábado la campana de contención que cubre el pozo averiado en el lecho del Golfo de México para reemplazarla con otra más ajustada que podría bombear la totalidad del crudo a buques cisterna.
Si todo transcurre conforme al plan, la combinación de una campana más ajustada y los buques cisterna podría evitar que a partir del lunes el crudo siga contaminando la costa del Golfo de México y sus aguas.
Empero, se trata solamente de una solución temporal de la catástrofe causada por la explosión de la plataforma de prospecciones hace casi 12 semanas.La campana no cegará el pozo averiado, la fuga empeorará antes de mejorar y, para colmo, no es seguro que la maniobra resulte eficaz. Cuando se retire la campana, el crudo seguirá fluyendo sin obstáculo alguno por 48 horas, tiempo para que escapen unos 19 millones de litros (5 millones de galones) hasta que se instale la nueva campana.Sin solución permanente
Ese pozo seguirá averiado y de él escapará tanto crudo como antes, pero la totalidad del combustible será conducido a la superficie y bombeado a buques cisterna. La solución permanente sigue dependiendo de dos pozos de alivio cuyo fin es cegar por completo el averiado por debajo del lecho marino.Los equipos que operan los submarinos por control remoto piensan cambiar la campana el fin de semana, aprovechando el clima bonancible tras semanas de atraso causadas por mar gruesa.
La campana actual fue colocada el 4 de junio, pero debido a que tuvo que ser colocada sobre un corte desigual en la tubería del pozo, permite fugas menores. La nueva campana --llamada "Sombrero de copa número 10"-- sigue a 80 días de fracasados intento para contener la fuga.Desastre ecológicoLa bióloga Lorna Patrick excavó con cautela en una playa el viernes, haciendo a un lado la arena con delicadeza, para revelar docenas de huevos de tortuga caguama del tamaño de una pelota de golf.
Patrick, del Servicio de Pesca y Vida Silvestre, cogió con cuidado los huevos del hueco de cerca de 0.3 metros (un pie) de profundidad y los colocó uno a uno en una nevera con arena húmeda del nido, el primer paso en una evacuación de huevos sin precedentes que busca salvar a miles de tortugas bebés de una muerte segura en el Golfo de México, cubierto por crudo del derrame.Luego de unos 90 minutos de separar la arena con sus dedos como en una excavación arqueológica, 107 huevos fueron colocados en dos refrigeradores y llevados a un camión de FedEx con temperatura controlada.De la playa serán transportados al Centro Espacial Kennedy en Florida donde se encubarán y, con suerte, saldrán del cascarón para luego ser dejadas en libertad en el océano Atlántico.

Cambio de hogar

El esfuerzo empezó en el norte de la Florida, donde ya se han excavado dos nidos de caguama. Cerca de otros 800 en playas del estado y de Alabama serán excavados en los próximos meses en un intento por trasladar a unos 70,000 huevos a un lugar seguro.Científicos temen que si se dejan en las playas, las tortugas bebés romperán los huevos y nadarán hacia las agudas con crudo, donde es muy probable que fallezcan, lo que implicaría la muerte de la generación de una especie que ya está en peligro."Esto es un gran experimento", dijo Jeff Trindahl, director de la Fundación de Pesca y Vida Silvestre, quien ayudó a diseñar el plan.Trindahl reconoció que muchas de las tortugas bebés podrían morir debido al estrés del traslado, pero dijo que no hay otra opción.¿Funcionará el experimento?Cada nido es monitoreado por unos 50 días desde que se hace. Luego, los huevos serán llevados a un depósito de la NASA con temperaturas controladas, donde se mantendrá a unos 29 grados Celsius (85 grados Fahrenheit) y deberían empezar a romper cascarones en unos 10 días.La esperanza es que las tortugas que sobrevivan regresarán en unos 30 años a hacer nidos en el lugar donde nacieron, pero nadie sabe si el experimento funcionará.FedEx se ofreció a transportar los huevos gratuitamente.

Alimentos seguros

Camarones, mero, atún y otros frutos del mar capturados en el Golfo de México pueden consumirse sin peligro, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, agencia federal a cargo del estudio.Hasta el momento, unas 400 especies de consumo masivo han sido atrapadas y sometidas a pruebas químicas. Funcionarios señalan que hasta el momento ninguna ha mostrado niveles preocupantes de contaminantes. Cada muestra representa a múltiples peces de la misma especie.La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) empezaron a capturar especies en el golfo días después de la explosión de la plataforma petrolera de BP el 20 de abril, que ha generado un derrame petrolero masivo.La agencia analiza sobre todo si las muestras tienen hidrocarburo aromático policíclico o HAP, el componente más cancerígeno del crudo.El primer paso para mantener a los frutos marinos contaminados fuera del plato del consumidor consiste en impedir la pesca en cerca de un tercio de las aguas federales del Golfo, unos 207,000 kilómetros cuadrados (80,000 millas cuadradas).Incrementan precaucionesLos inspectores también han sido entrenados para oler el producto. Una muestra de pescado no pasó la prueba olfativa, pero no mostró niveles preocupantes de contaminantes, dijo Kevin Griffis, del departamento del Comercio.Aún así, Don Kraemer, quien dirige los esfuerzos de la FDA dijo que el gobierno no se limita a realizar análisis."No podríamos tener las muestras suficientes para asegurar que el pescado es seguro. La razón por la que tenemos confianza en los frutos del mar no se debe sólo a los análisis, sino también a las medidas de prevención que se han implementado", como el cierre de zonas de pesca, dijo.La FDA presentó directrices el mes pasado en las que les pide a las procesadoras de comida marina que incrementen sus precauciones para determinar el origen de la comida.El gobierno planea inspecciones al azar en muelles a lo largo de la costa del Golfo. El doctor Steve Murawski, principal científico de NOAA, reconoció que no pueden estar en todas partes."Es como no implementar nada. No puedes estar en todas partes y manejar cada pez. Vamos a tratar de ser bastante visibles", señaló Murawski.
©Univision.com y Agencias
Comentarios