Demócratas advierten 'fuerte oposición' a proyecto de ley E-Verify

Univision.com* | Jun 15, 2011 | 5:23 PM

Organizaciones y legisladores temen duro golpe a la pequeña empresa

Los demócratas anunciaron el miércoles que harán una “fuerte oposición” al proyecto de ley E-Verify, que en la víspera presentaron legisladores republicanos en ambas cámaras del Congreso.
"Será la mayor batalla migratoria que se libre en el Congreso de Estados Unidos", dijo a Univision.com José Parra, vocero de la oficina del líder Harry Reid (Nevada). "No resuelve el problema. El que quiera contratar indocumentados lo seguirá haciendo. En vez de tener a sus trabajadores en la nómina les pagarán en efectivo".
"La solución está en la reforma migratoria comprensiva", subrayó.
El martes, legisladores republicanos presentaron dos iniciativas para obligar a las empresas a registrarse en el programa federal E-Verify, una herramienta creada para combatir la inmigración indocumentada.
El sistema consiste en una gigantesca base de datos administrada por la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) -interconectada con la Administración del Seguro Social (SSA)- que permite a empleadores verificar el estado migratorio de sus empleados extranjeros y asegurarse que tienen autorización para laborar en el país.
Los patrocinadores
En la Cámara, el proyecto fue impulsado por el congresista Lamar Smith (Texas), quien preside el Comité Judicial. En el senado fue patrocinado por Charles Grassley (Iowa), presidente del Comité Judicial.
La participación en el sistema, por ahora, es voluntaria. Sin embargo en Arizona es obligatorio, y en los estados de Georgia y Alabama sus respectivas asambleas legislativas promulgaron leyes migratorias que hacen obligatorio el uso de la base de datos.
Las leyes de Alabama y Georgia fueron inspiradas en la polémica SB1070 de Arizona, promulgada el 23 de abril del año pasado y que desató un encendido debate nacional sobre la inmigración indocumentada.
Critican los proyectos
Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Foro Nacional de Inmigración (NIF), el National Immigration Law Center (NILC) y America’s Voice, refutaron el martes los proyectos de Smith y Grassley, y advirtieron que de ser aprobados criminalizarán a millones de trabajadores sin papeles que viven en el país.
Asimismo, el congresista Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), dijo que los republicanos cuentan con los votos para aprobar la iniciativa en la Cámara, y que en el Senado existen probabilidades de que algunos demócratas voten a favor del proyecto republicano.
El influyente senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jesey), confirmó los temores de Gutiérrez a un corresponsal del diario La Opinión, de Los Angeles, y dijo que había “un riesgo de que (la medida) pudiera pasar”.
Pero Parra aseguró que el proyecto patrocinado por Grassley, y que cuenta con apoyo, entre otros, de los senadores Marco Rubio (Florida) y Jeff Sessions (Alabama), “será rechazado”.
Menéndez agregó que algunos legisladores (demócratas) no querrán verse forzados a explicar por qué no apoyaron un sistema que, supuestamente, sirve para verificar quién tiene derecho a trabajar en Estados Unidos y quién no.
Iniciativa “contraproducente”
Ángela Kelley, vicepresidente de política y abogacía inmigratoria del Center for American Progress (CAP), CAP, tildó de “contraproducente” el proyecto y advirtió que de ser aprobado “incrementará el déficit fiscal” y amenaza con “romper la espina dorsal de las empresas pequeñas”.
Kelly agregó que volver obligatorio el E-Verify “no llega a resolver el problema” de la inmigración indocumentada (que alcanza a las 11 millones de personas según datos del Pew Hispanic Center), y apuntó que el tema tampoco será resuelto con una política de deportaciones masivas.
La activista dijo además que la base de datos del E-Verify (incluyendo la base de datos del SSA) es “defectuosa” y citó datos de la Oficina Presupuestaria del Congreso, que calculó el golpe a los ingresos de un proyecto de ley similar a un sorprendente total de $17,300 millones en un plazo de 10 años.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estima que los costos de las operaciones podrían significar hasta $838 millones en cuatro años, una cifra que la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, una organización no partidista, considera baja y la describe como "mínimamente creíble", dijo Kelly.
Herramienta cara
Según el CAP, a las pequeñas empresas el uso obligatorio del E-Verify les costaría alrededor de $2,600 millones para poder cumplir con el mandato y subrayó que el proyecto no incluye la entrega de fondos adicionales para su implementación.
“Además de exprimir a las pequeñas empresas y los estadounidenses que buscan trabajo, cerca de 800 mil trabajadores estadounidenses legales perderían sus empleos debido a errores del sistema”, agregó la organización.
La propuesta entregada por el Senador Grassley menciona que el E-Verify debe convertirse en obligatorio un año después de ser promulgado. Recomienda un aumento de multas a los empleadores que no se registren y lo usen o que sean descubiertos con personal indocumentado.
Agrega que si el empleador que se registra está conforme, serán revisados los antecedentes de trabajadores contratados en los tres últimos años.
Los trabajadores cuya información no concuerde o la búsqueda en la base de datos arroje dudas sobre su estado migratorio, perderán sus empleos. El uso de un documento de identidad falso o de una tarjeta de seguro social falsa o que pertenezca a otra persona, será sancionado con penas severas de multas y cárcel, se lee en el proyecto.
Defienden el proyecto
Grassley y quienes respaldan la propuesta aseguran que el sistema es efectivo para controlar la contratación de trabajadores extranjeros.
El legislador Gutiérrez le pidió al Presidnete Barack Obama que “vete esta ley” en caso sea aprobada por el Congreso e insistió en la necesidad urgente de aprobar la reforma migratoria”.
“Estamos esperando que los republicanos nos llamen para trabajar juntos en un proyecto bipartidista”, dijo. Los republicanos han señalado que no están dispuestos a aprobar ninguna ley que signifique una amnistía para los indocumentados.
La Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) dijo en un reciente informe que el programa de verificación de empleo disminuyó en 5.4% sus errores en la confirmación de datos, entre 2004-2007 y durante 2009. Pese a ello, se reportaron 211 mil casos con confirmaciones tentativas erróneas y en 189 verificaciones hubo dificultades para determinar el estatus del trabajador.
La oficina de Reid no dijo cuándo la propuesta de Grassley será debatida por el pleno. Por ahora se encuentra en manos del Comité Judicial, instancia que primero debe debatirla y aprobarla.
©Univision.com*
Comentarios