Pakistán arrestó a informantes de la CIA que espiaron a Osama bin Laden

AFP | Jun 15, 2011 | 11:19 AM

Operador clave en caza de bin Laden regresa con Al Qaeda

WASHINGTON - El servicio de espionaje de Pakistán arrestó el martes al dueño de una casa de seguridad alquilada a la CIA para observar el complejo donde vivía Osama bin Laden antes del operativo estadounidense donde murió el líder de Al Qaeda, así como a otro "puñado" de paquistaníes, informó un funcionario estadounidense.
En Pakistán, un funcionario occidental confirmó un reporte de The New York Times de que cinco de los informantes paquistaníes que dieron información a la agencia estadounidense de inteligencia antes del operativo del 2 de mayo fueron arrestados por la agencia de espionaje militar de Pakistán.
Las fuentes hablaron en condición de anonimato con The Associated Press para tratar temas delicados de inteligencia.
Militares entre los detenidos
El diario neoyorquino, en un artículo colocado en su sitio en internet el martes, informó que los informantes detenidos incluían a un mando militar paquistaní de quien las autoridades dicen que copió las matrículas de los vehículos que visitaban el complejo de bin Laden en Abotabad, en semanas previas al operativo.
No está claro el destino de los informantes de la CIA que fueron arrestados, pero funcionarios estadounidenses le dijeron al diario que el director de la agencia Leon Panetta tocó el tema cuando visitó Islamabad la semana pasada para reunirse con autoridades militares y de inteligencia paquistaníes.
En Islamabad, un portavoz de la agencia de inteligencia, quien por lo general da declaraciones anónimamente, se abstuvo de hablar.
Las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán se tensaron por el operativo realizado por militares estadounidenses en territorio paquistaní, que fue un golpe al ejército de ese país. Las autoridades dijeron que el arresto de los informantes sólo es la más reciente evidencia de la fracturada relación entre ambas naciones.
Operador regresó con al Qaeda
El terrorista que ha sido descrito como el elemento crucial en la cacería de Osama bin Laden se reintegró a al Qaeda, luego que el gobierno del presidente George W. Bush lo liberó de una prisión secreta de la CIA bajo presiones de Pakistán, afirmaron ex integrantes y miembros de los servicios de espionaje de Estados Unidos.
La CIA devolvió al miembro de al Qaeda Hasan Ghul a su natal Pakistán poco después de que Estados Unidos decidió cerrar sus prisiones secretas en Europa oriental a principios de 2006.
Los funcionarios dijeron que Pakistán mantuvo detenido a Ghul durante aproximadamente un año antes de liberarlo. Al final regresó con al Qaida.
Los funcionarios de inteligencia hablaron a condición del anonimato porque algunos detalles sobre el caso de Ghul aún permanecen en secreto.
Relaciones bajo la lupa
La decisión de Pakistán de liberar a Ghul es una nueva revelación preocupante en momentos en que Estados Unidos examina su relación con el gobierno de Islamabad.
Congresistas estadounidenses analizan la posibilidad de cortar la ayuda a Pakistán tras la muerte de bin Laden en ese país, donde permanecía escondido en una zona urbana no muy lejos de una guarnición militar.
La semana pasada, el director de la CIA Leon Panetta criticó al servicio paquistaní de inteligencia por alertar a los insurgentes que operan fábricas clandestinas de explosivos destinadas a matar soldados estadounidenses en Afganistán.
El regreso de Ghul a Pakistán puso en entredicho el compromiso del gobierno de Bush de mantener detenidos a los presos menos peligrosos en el reclusorio naval de Guantánamo, al entregar a un hombre que fue clave en la identificación de un mensajero de bin Laden, lo que permitió en mayo a los comandos navales estadounidenses matar al terrorista en su refugio en Pakistán.
Personaje clave
La liberación enfureció y frustró a los ex agentes de la CIA, que al mismo tiempo creían que Ghul debería transferido a Guantánamo junto con otros 14 detenidos como Abu Zubaydah, miembro importante de al Qaeda y Jalid Sheikh Mohamed, el cerebro de los ataques del 11 de septiembre.
Un funcionario estadounidense dijo que Pakistán prometió detener a Ghul, pero luego lo liberó y reanudó sus contactos con al-Qaida. Un mando del servicio de espionaje paquistaní dijo no tener información alguna sobre Ghul.
Empero, Ghul habló con el preso británico Rangzieb Ahmed, encarcelado en una celda contigua, y le dijo que había sido confinado en un reclusorio secreto de la CIA durante dos años y medio y que también había estado en Marruecos.
Ahmed dijo que la última vez que vio a Ghul fue en enero de 2007.
©AFP
Commentarios