Video de muerte de joven por disparos de agente fronterizo aviva reclamos de México

Univision.com y Agencias | Jun 10, 2010 | 10:38 AM

Imágenes exclusivas

CIUDAD JUÁREZ - El video exclusivo del momento en que un agente de la patrulla fronteriza dispara a la cabeza del joven mexicano Sergio Adrián Hernández causándole la muerte está estremeciendo al mundo y ha causado el repudio de la comunidad inmigrante de Estados Unidos y la condena del gobierno de México.
Las imágenes exclusivas de Primer Impacto, obtenidas por un testigo que captó con su celular el momento exacto en que el patrullero estadounidense dispara contra Hernández, quien estaba en territorio mexicano, evidencian la reacción "desproporcionada" que según el gobierno de Felipe Calderón tuvo el agente fronterizo.El video muestra toda la secuencia de la tragedia. Desde el momento en que Segio Adrián Hernández cruza la frontera de manera ilegal hacia Estados Unidos y el agente que lo sigue en una bicicleta, hasta el instante de la ejecución.
El joven inmigrante que había cruzado la frontera se regresa corriendo a terrirorio mexicano, donde es recibido por otras tres personas, pero el patrullero fronterizo las alcanza y tras arrojar la bicicleta desenfunda su pistola y apunta a dos de ellos.
Desenlace fatal
El patrullero vestido de camisa clara, pantalones cortos y con un caso en la cabeza sujeta a uno de los hombres y lo hace arrodillar mientras apunta hacia el resto, que en ese momento no se ve claramente en el lente de la cámara.
Mientras el agente arrastra al detenido y sigue con la pistola en alto, presuntamente los otros tres individuos le arrojan piedras. De repente se escuchan dos disparos. En la imagen se ve a dos de ellos corriendo mientras en el fondo de la grabación del testigo se escuchan voces de mujeres confirmando que le están tirando piedras al patrullero.
Suena un tercer disparo. Seco. Una mujer asombrada dice: "Le dio el estúpido...le dio", en alusión al tiro certero que acabó con la vida de Hernández.
"Lo mataron"
En la escena aparece un hombre vestido de civil, quien alza los brazos para recriminar al agente. Se escuchan en el fondo algunos insultos contra el patrullero que en ese momento se ve acompañado de otros colegas.
También llegan agentes del lado mexicano. Más voces se oyen en el fondo: "Ya está... Le dispararon de este lado -de la frontera-, lo mataron". Un proyectil alojado en el cráneo del menor fue suficiente para cegarle la vida a Sergio Adrián Hernández, cuyos padres demandarán al gobierno estadounidense para exigir justicia.
En el video exclusivo de Primer Impacto se observa boca arriba el cuerpo inerte de Hernández sobre el pavimento manchado de sangre y rodeado de agentes mexicanos... Los familiares no pueden contener el llanto y el dolor.
"Son unos perros", grita una mujer joven en los brazos de otra que trata de consolarla, mientras se observa el féretro de Segio Adrián Hernández a quien un agente fronterizo le cruzó la vida.

Tensa relación México-EU

El gobierno de Calderón reiteró su reclamo a Estados Unidos por el uso desproporcionado de fuerza de la Patrulla Fronteriza, tras el asesinato de Hernández al tiempo que la canciller Patricia Espinosa dijo que México mantiene "la insistencia en que haya una investigación exhaustiva" y seguirá de cerca los avances de la pesquisa por la muerte del adolescente Sergio Adrián Hernández bajo un puente fronterizo sobre el río Bravo en la conflictiva Ciudad Juárez, vecina de El Paso (Texas).Vamos a "mantenernos muy cerca de esas investigaciones con el propósito de tener la certeza de que se están haciendo de manera exhaustiva y objetiva para llevar a la justicia a los responsables", agregó la canciller al reunirse este miércoles con gobernadores estatales en Ciudad Victoria (noreste).Los padres del adolescente aseguran que fue asesinado en territorio mexicano y que éste no tenía intención de cruzar a Estados Unidos. Su cadáver quedó tendido del lado mexicano bajo el puente donde según sus compañeros se encontraba jugando, junto al río que en ese trecho apenas es un hilo de agua.El departamento de Estado que lamentó el hecho y anunció que el guardia que hizo los disparos fue separado del cargo.Respondió a 'agresión'La versión inicial de la Patrulla Fronteriza es que uno de sus miembros disparó al ser agredido a pedradas por personas que intentaban cruzar la frontera. Se estima que cada año unos 500 mil emigrantes tratan ingresar a Estados Unidos por la línea limítrofe de 3,200 km."Se está señalando que hubo una agresión. No está comprobado todavía en las investigaciones y nosotros no lo estamos dando como un hecho", enfatizó la canciller.Espinosa insistió en solicitar que los agentes fronterizos estadounidenses hagan un "uso proporcionado de la fuerza", un pedido similar al que formuló la semana pasada después que otro mexicano, de 42 años, murió tras una violenta paliza de miembros de la Patrulla Fronteriza en San Diego (California).Fricción tras fricción"Uno de los principios que debe de regir para cualquier manejo de un caso de la frontera, como en cualquier otro lugar, es el uso proporcionado de la fuerza dependiendo de la agresión que se trate", subrayó.A las dos muertes en estos incidentes fronterizos de los últimos días se suma la tensión generada por la inminente entrada en vigencia de una ley considerada como discriminatoria para los inmigrantes en Arizona (sur de Estados Unidos), donde viven unos 460 mil extranjeros que han ingresado en forma ilegal, de los cuales casi un 90 por ciento son mexicanos.Políticos mexicanos, habitantes de la frontera y organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional han insistido en la necesidad de poner fin a los exabruptos de las autoridades migratorias estadounidenses.

Mexicanos vs estadounidenses

Una vocera del FBI dijo el miércoles que un grupo de soldados mexicanos apuntó sus fusiles para ahuyentar a los agentes de la Patrulla Fronteriza que investigaban la muerte del joven mexicano, pero el ejército del vecino del sur rechazó las imputaciones.La vocera del FBI, Andrea Simmons, dijo a The Associated Press que los investigadores de la Patrulla Fronteriza se vieron obligados a abandonar el lunes el lugar, luego que los soldados mexicanos les apuntaron con sus armas desde el otro lado del río.Horas después la Secretaría de Defensa Nacional emitió un comunicado diciendo que los soldados mexicanos se mantuvieron en sus lugares.En entrevista separada con The Associated Press, el vocero de Operación Coordinada Chihuahua (OCC), desde donde se integran los esfuerzos de las policías municipales, estatales y federales, también aseguró que no hubo un solo militar mexicano en el lugar. Exigen mayor firmezaEl presidente del Senado, Carlos Navarrete, a nombre del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), pidió al presidente Felipe Calderón mayor firmeza."El tema no es sólo un homicidio, que es gravísimo; la pregunta es si México va a permitir que la Patrulla Fronteriza convierta la frontera en un cementerio", dijo Navarrete, quien pidió "cerrar filas frente al gobierno norteamericano para que se castigue ejemplarmente a los responsables".En tanto el portavoz del también opositor Partido de la Revolución Institucional (PRI), Miguel Comba, señaló que no basta con enviar notas diplomáticas."Se trata de un uso excesivo de la fuerza, contra el cual no caben medias tintas, es necesario buscar formas más efectivas para proteger a nuestros ciudadanos", añadió. Contra versión de EUEl gobierno de México aseguró el miércoles que aún no avala la versión de Estados Unidos sobre la muerte del adolescente mexicano."Se está señalando que hubo una agresión, no está comprobado todavía en las investigaciones, nosotros no lo estamos dando por un hecho", dijo la canciller Espinosa."Tenemos que esperar a ver realmente, conocer con certeza cuáles fueron los hechos que ocurrieron", señaló después de una reunión con gobernadores mexicanos, quienes también manifestaron su repudio a la muerte de Sergio Adrián Hernández, de 15 años.

Voces que piden justicia

Legisladores, la iglesia Católica y organismos como Amnistía Internacional se sumaron a las condenas por la muerte el lunes de Hernández, en un nuevo incidente que amenaza con escalar las tensiones sobre asuntos migratorios."Este crimen tensa las relaciones entre ambos países y agrava la situación fronteriza. La impunidad de este asesinato alentaría a que se cometieran actos similares de barbarie en contra de los mexicanos y los migrantes", advirtió en un comunicado el Arzobispado Primado de México."Este tiro a través de la frontera parece haber sido una respuesta totalmente desproporcionada y va en contra de las normas internacionales que obligan a la policía a utilizar armas de fuego sólo como último recurso, en respuesta a una amenaza inmediata y mortal que no pueda controlarse a través de medidas menores", señaló Susan Lee, directora para las Américas de Amnistía Internacional.EU promete transparenciaPor su parte, el Gobierno estadounidense prometió transparencia en la investigación que dirige el FBI sobre la muerte de un adolescente mexicano en la frontera entre ambos países por los disparos de un policía de la Patrulla Fronteriza."El asunto está siendo examinado exhaustivamente, en una investigación dirigida por el FBI", indicó el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, quien aseguró que habrá "total transparencia" en el proceso.Según Crowley, el embajador estadounidense en México, Carlos Pascual, ha estado en contacto con las autoridades mexicanas y ha expresado la "preocupación" del gobierno estadounidense por lo sucedido."Investigaremos qué pasó allí", aseguró el portavoz quien subrayó que "éste es un trágico episodio de un asunto mucho mayor, y una reforma migratoria global es la respuesta".Dos en dos semanasÉste es el segundo incidente en dos semanas en el que mexicanos mueren a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza.La semana pasada murió Anastasio Hernández Rojas, un inmigrante detenido en San Diego tras recibir una serie de descargas con la pistola eléctrica que portan los agentes de inmigración.La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana informó de que los casos de mexicanos muertos o heridos por el uso de fuerza de las autoridades migratorias en la frontera han aumentado de los 5 registrados en 2008 y los 12 en 2009, a 17 en lo que va de año.

Gobernadores molestos

Los gobernadores mexicanos de los estados fronterizos con Estados Unidos acordaron este miércoles no asistir a Arizona a la próxima reunión bilateral con sus homólogos estadounidenses en protesta contra la ley antiinmigrantes.Durante la 34 reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), que se desarrolla en Ciudad Victoria, capital del norteño estado de Tamaulipas, los gobernantes fronterizos recordaron que la próxima reunión estaba prevista para septiembre de este año en el estado de Arizona.El mandatario de Tamaulipas, Eugenio Hernández, dijo a nombre de los gobernadores de la frontera que la Ley SB1070 de Arizona contiene disposiciones discriminatorias contra los más elementales derechos humanos, por lo que decidieron no acudir a ese estado.El funcionario tamaulipeco pidió a los gobernadores de todo el país expresar su solidaridad y apoyar la decisión de abstenerse de acudir a la 29 reunión que se celebraría en Arizona e impulsar una sede alterna en algún otro estado, ya sea California, Nuevo México o Texas.Las dos muertes han causado en México más enfado que ninguna otra controversia reciente sobre el tema de la inmigración, incluyendo la nueva ley del estado de Arizona que criminaliza a los indocumentados y la decisión del presidente Barack Obama de enviar la Guardia Nacional a la frontera.AI exige claridadEn tanto, la Patrulla Fronteriza informó en estadísticas que los ataques a los agentes sobre la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez tienden a superar con creces los totales de los últimos cuatro años.En los últimos siete meses, los agentes de la Patrulla Fronteriza en el sector de El Paso han sido atacados 33 veces, contra las 39 de todo el año anterior. Entre los 33 ha habido 29 ataques con piedras, mientras en todo el año fiscal del 2009 hubo 31 incidentes de ese tipo.En México, legisladores, la iglesia Católica y organismos como Amnistía Internacional (AI) se sumaron a las condenas por la muerte del joven.AI pidió una "investigación completa" del incidente.La directora del programa Américas de Amnistía Internacional, Susan Lee, calificó el tiroteo de "respuesta extremadamente desproporcionada y contrario a los estándares internacionales que obligan a la policía a utilizar armas de fuego sólo como último recurso, en respuesta a una amenaza de muerte inmediata que no puede contenerse por otros medios".La organización de defensa de los derechos humanos con sede en Londres pidió en su comunicado una "investigación completa, imparcial y transparente" de esta muerte, la segunda de un mexicano en un paso fronterizo en menos de dos semanas.Amnistía también insta al departamento de Interior de Estados Unidos a revisar el uso de la fuerza por parte de la patrulla fronteriza y los agentes del Servicio de Inmigración e imponer criterios más estrictos en el uso de armas de fuego y armas que emiten descargas eléctricas.
©Univision.com y Agencias
Comentarios