Cientos de miles de inmigrantes marcharon por la reforma migratoria en EU

Univision.com* | May 02, 2010 | 8:10 AM

Poder hispano

Cientos de miles de trabajadores, inmigrantes, sindicalistas, activistas y religiosos marcharon este sábado 1 de mayo en al menos 70 ciudades de Estados Unidos y aumentan la presión al gobierno del Presidente Barack Obama y al Congreso para que aprueben una reforma migratoria.La movilización, que coincidió con las celebraciones del Día del Trabajo en el resto del mundo, también sirvió como marco para repudiar la promulgación en Arizona de la ley SB 1070, que entre otras disposiciones criminaliza la estadía indocumentada en ese estado fronterizo con México. En Phoenix marcharon unas 25 mil personas, al igual que en Dallas y Chicago, mientras que en Los Angeles, California, datos sin confirmar indican que se movilizaron unas 250 mil.
"Este es un ladrillo mas en la construcción de la reforma migratoria", dijo Eddie "Piolín" Sotelo, el locutor de mayor audiencia en español en Estados Unidos. "La gente cada dia más está aprendiendo. Todo lo que hagamos tiene que ser con un corazón de paz".Sotelo agregó que además de las marchas por la reforma migratoria comprensiva y de rechazo a la ley de Arizona, la comunidad inmigrante debe seguier trabajando en otras campañas como 'Ya es Hora Ciudadanía' y la inscripción para votar en las próximas elecciones. "Nosotros no sólo venimos a trabajar a Estados Unidos, sino también a participar en la toma de decisiones. Eso es lo que estamos haciendo". Reforma en 2010Bajo el lema "Todos somos Arizona", entonado en al menos 30 estados, dirigentes comunitarios y activistas por los derechos de los inmigrantes coincidieron en que, esta vez, a la celebración de la reivindicación de los derechos de los trabajadores (que en Estados Unidos se conmemora el primer lunes de septiembre) se suma la exigencia de una reforma migratoria que permita legalizar a al menos 11.6 millones de inmigrantes indocumentados."Este día es una fecha histórica para los inmigrantes de Estados Unidos", dijo Raúl Murillo, Presidente Hermandad Mexicana Nacional en Los Ángeles, California. "La importancia está en que se agravaron los acontecimientos hacia nuestra comunidad con leyes como las de Arizona. Estamos siendo atacados desde diferentes frentes y es por ese motivo que hoy salimos a las calles para alzar un grito de exigencia al gobierno del presidente Barack Obama y al Congreso para que actúen ahora con la reforma migratoria y de esa manera frenen la agresión de estados están aprobando leyes inconstitucionales que lesionan los derechos civiles".
Murillo agregó que "la comunidad está marchando pacíficamente y pidiéndole al mandatario que cumpla su promesa de campaña que nos hizo en 2008, de una reforma migratoria amplia y comprensiva. No lo hizo en el primer año de su mandato, pero ahora le estamos pidiendo que no lo haga en 2011, sino este año 2010. El tiempo de la reforma es ahora".La ley de Arizona
Para Angélica Salas, directora Ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), las marchas de este 1 de mayo permiten mostrarle al gobierno y al Congreso que nuestra comunidad "tiene una voz fuerte y es capaz de ejercer una presión fuerte a nuestro presidente para que use todo su poder político y se apruebe la reforma migratoria"."También sirve de llamado de presión a los republicanos para que no nos sigan atacando", y para "condenar la repugnante ley de Arizona. Es tiempo de una reforma migratoria, no para medidas inconstitucionales como la ley SB 1070", subrayó.
La SB 1070, patrocinada por republicanos, fue promulgada el 23 de abril. Además de criminalizar la permanencia sin papeles, otorga poderes extraordinarios a la policía local (estatal y municipal) para que sus agentes detengan a individuos si tienen sospecha creíble que se trata de extranjeros indocumentados¿Qué opina de las marchas por la reforma migratoria? Comente aquí.

Freno a deportaciones

"Se trata de una mala política que debe ser derogada", comentó Rosa Posadas, de la Unión de Guatemaltecos Emigrantes en Los Angeles, California. "Es una ley injusta porque no reconoce ni el aporte ni el trabajo ni el sacrificio que los inmigrantes hacen por Estados Unidos"."Deben respetar nuestra mano de obra porque saca adelante a este país. Nosotros pagamos impuestos y luchamos por nuestras familias. Por eso marchamos, porque rechazamos la injusticia que se está cometiendo con los inmigrantes de Arizona", recalcó. En cuanto a la reforma migratoria, Posadas dijo que "el Congreso tiene que aprobarla para que este país crezca más, y para que no se repitan horrores como los cometidos por Arizona con la SB 1070. También le pedimos al Presidente que frene las redadas y las deportaciones, que respete la reunificación familiar".Como en 2006 John Fernández, de la United Teachers of Los Angeles, estimó que la marcha del sábado 1 de mayo reunió las características de la movilización del 25 de marzo de 2006 en esa ciudad, cuando cerca de 500 mil manifestantes salieron a las calles para exigirle al Congreso de ese entonces -controlado por los republicanos- que aprobara una reforma migratoria y rechazara un plan de criminalización parecido a la SB 1070 de Arizona."Es un gran éxito esta marcha 2010, porque la comunidad esta unida igual que en 2006. No sólo latinos estamos en las calles, también asiáticos, afroamericanos y anglosajones. Los trabajadores estadounidenses nos unidos en apoyo a la reforma migratoria, para que el Congreso otorgue derechos para trabajar", apuntó.En cuanto a  la ley de Arizona, dijo que la SB 1070 "debe ser derogada" porque se trata de una legislación que viola la constitución. "Pero el principal objetivo es aumentar la presión al Presidente (Obama) para que empuje la reforma y saque de las sombras a millones de indocumentados".Situación grave Entre gritos de "Sí se puede", "El pueblo unido jamás…", "Reforma migratoria ahora" y "Todos somos Arizona", Angelina Corona, directora ejecutiva de la Hermandad Mexicana Nacional en Los Ángeles, manifestó que la comunidad inmigrante "siente en el hígado y en el corazón la ley de Arizona. Por eso estamos unidos, para que se escuche bien lejos nuestra voz". La activista dijo que el rechado a la SB 1070 "es generalizado" y que le están reiterando alo gobierno que frente las redadas y las deportaciones mientras el Congreso debate y aprueba la reforma migratoria. "Tenemos una luz, un borrador de reforma migratoria y estamos luchando porque se haga realidad", añadió en referencia a un plan que el jueves en la noche presentaron los senadores demócratas Charles Schumer (Nueva York), Harry Reid (Nevada) y Bob Menéndez (Nueva Jersey) y que incluye una rigurosa vía de legalización. "El plan ya está, sólo hace falta que lo debatan y lo aprueben", recalcó. La iniciativa se basa en un fuerte componente de seguridad nacional y en una compleja vía de legalización que arranca con el fichaje de todos indocumentados, el reconocimiento de la situación migratoria irtre3gular y el pago de una multa. Una vez concluido el paso, recién podrá gestionar la residencia permanente.

Batalla cívica

Para el legislador de California Kevin de León, la movilización nacional del 1 de mayo se convirtió en una victoria cívica que dará frutos en el Congreso de Washington DC."En este país ninguna batalla política ha logrado una victoria contundente sin el respaldo cívico. Y esta vez la aprobación en Arizona de una ley antiinmigrante permitió unir a la comunidad, y esa unión es la que garantiza el triunfo cívico". "Hoy manifestamos nuestra acción cívica para exigir una reforma migratoria y para repudiar las tácticas de Arizona. Y lo hacemos con fuerza y decisión. Están dados los ingredientes para ganar igual que la victoria conseguida con la reforma de salud. Antes de aprobarla muchos decían que era imposible, que el presidente no lo iba a lograr, que los demócratas habían perdido, pero el último día se conoció el resultado final, una victoria gracias a la acción cívica. Eso es lo que estamos haciendo con esta movilización", indicó. Agregó que si bien la ley de Arizona es un paso atrás para los latinos en Estados Unidos "porque se trata de una legislación que viola la Constitución, confío en el sistema de justicia estadounidense y estoy seguro que la corte la invalidará. Imperará la ley. Por eso le hago un llamado a la comunidad hispana, que ya no nos dejemos usar como chivos expiatorios. Hagamos sentir nuestra voz y demostremos que con nuestro esfuerzo nos ganamos un lugar importante en el quehacer nacional. Nos ganamos ese espacio con el trabajo, el sufrimiento y el empuje de nuestra gente. La reforma migratoria si es posible", concluyó. Boycot a Arizona Al igual que en Los Ángeles, en Nueva York miles de inmigrantes y activistas marcharon el 1 de mayo desde Union Square, calle 14 y Broadway para presionar al gobierno a que apruebe la reforma migratoria y anunciaron que incrementarán la campaña para boicotear al Estado de Arizona por la promulgación de la ley SB 1070. Originarios de Colombiana, El Salvador, República Dominicana, Perú, Ecuador y sobre todo México, los manifestantes salieron a las calles lanzando consignas en contra del clima antiinmigrante que se vive en el país y portando pancartas son leyendas alusivas a la legalización de millones de indocumentados. "Las luchas obreras no tienen fronteras"; "No somos uno, no somos diez, somos millones, cuéntanos bien", se leía en las pancartas que portaron los manifestantes. Larga espera Víctor Santa María, un mexicano originario del Distrito Federal, y su esposa Alejandra, de Puebla, junto a sus tres hijos ciudadanos estadounidenses, marcharon el sábado y le pidieron al gobierno de Obama que acelere la presión al Congreso a favor de la reforma migratoria. También protestaron los la ley de Arizona, las que denominaron  una legislación "injusta" que debe ser frenada por las cortes federales. Cerca de los Santa María marchó Alba Marina, de San Pedro, Honduras, quien desfiló a la par de sus hijos y una nieta. Dijo que lleva 11 años esperando una oportunidad para regularizar su permanencia y salir de las sombras, donde vive con miedo y angustia las 24 horas del día. Claudia, de Queens, nacida en Cali, Colombia y casada con un inmigrante de República Dominicana, acudió con sus dos hijas nacidas en Estados Unidos para manifestar un rotuno rechazo a la ley SB 1070 de Arizona. "Si se deja, causará persecución racial", dijo.

Ley comprensiva

"Salimos a las calles para pedirle al Presidente Obama y al Congreso que aprueben la reforma migratoria en 2010", dijo a Univision.com Juan Carlos Ruiz, organizador comunitario de la Federación Latina en Wisconsin. "Marchamos en al menos 30 estados, en unas 70 ciudades por una misma causa". Agregó que el gran objetivo de la movilización "es la reforma migratoria", pero anticipó que durante los distintos eventos -entre marchas, reuniones y conferencias- "se condena la Ley SB 1070 de Arizona" que además de criminalizar la estadía sin papeles otorga poderes extraordinarios a la policía local (estatal y municipal) para que arreste a individuos si se tiene sospecha razonable que se trata de indocumentados. "La aprobación de la ley de Arizona le echó leña al fuego", dijo Ruiz. "La comunidad latina cuenta con el apoyo de la comunidad afroamericana en esta batalla. La reforma migratoria es clave sobre todo ahora, después de la SB 1070, porque presiona los calendarios de Obama y del Congreso. La presión citada por Ruiz se tradujo en la presentación en el Senado el jueves de un nuevo plan de reforma migratoria que, entre otros componentes, incluye una rígida vía de legalización.  En pie de guerra En Washington DC, Sarahi Uribe, del The National Day Laborer Organizating Network (NDLON), comentó que la movilización nacional comenzó el 23 de abril cuando la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, firmó la Ley SB 1070, y que este 1 de Mayo será el día en que miles le pedirán al Presidente que "detenga la 'polimigra' y cancele los programas '287(g)' y 'Comunidades Seguras'", ejecutados por la Oficina de Ciudadanía y Control de Fronteras (ICE). Agregó que "los restantes 49 estados no vamos a convertirnos en una Arizona" y recalcó que la reforma migratoria es la respuesta a este tipo de leyes que tildó de "antiinmigrante". "Es obvio que necesitamos una reforma migratoria y no que cada estado tenga su propia política para manejar el tema. Cuando el gobierno federal le da el poder a los estados porque no actúa o deja de actuar frente a un problema, entonces se ven casos como Arizona. Necesitamos una reforma migratoria y que el presidente termine las deportaciones y ponga sin a la 'polimigra'", demandó. "Arizona nos despertó un espíritu de lucha", subrayó Uribe.
©Univision.com*
Commentarios