Candidatos presidenciales de Honduras buscan pasar página y mirar al futuro

Univision.com y Agencias | Nov 28, 2009 | 6:54 PM

Zelaya se queda solo

TEGUCIGALPA - Los dos principales candidatos a la presidencia de Honduras, Porfirio Lobo y Elvin Santos, esperan que las elecciones del domingo permitan pasar página a la crisis generada por el golpe de Estado del 28 de junio y empezar a mirar hacia el futuro.
Críticos con la comunidad internacional que no ha sido capaz de entender que lo que pasó en Honduras no fue un golpe de Estado sino el cumplimiento de la Constitución, los dos candidatos están convencidos de que las elecciones son la salida a la crisis institucional, que este sábado cumplió cinco meses.
Sobre el futuro del depuesto mandatario Manuel Zelaya, Lobo, del Partido Nacional (PN, derecha), es conciliador y asegura que la solución pasa por el diálogo.Zelaya, a quien la inminencia de los comicios y el resquebrajamiento de la voluntad de la comunidad internacional están dejando cada vez más solo, ya lleva dos meses refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa."Sé que en algún momento hay que hablar con Zelaya", dijo Lobo, favorito en los sondeos para convertirse en el próximo presidente de Honduras a partir del 27 de enero próximo.
Menos complaciente es Santos, quien fue vicepresidente de Zelaya, y con quien hoy sólo comparte los colores rojo y blanco del Partido Liberal (PL,derecha) después de la guerra declarada entre dos estilos de hacer política. Miércoles decisivo Para Santos, un ingeniero civil de 46 años formado en Estados Unidos, los órganos jurisdiccionales del país se encargarán de "apuntar una salida en ley". El próximo miércoles el Congreso sellará el futuro de Zelaya. En los 128 diputados recaerá la responsabilidad de restituirlo en el poder o dejarlo al socaire de la justicia, que lo acusa de 18 delitos, entre ellos, el de traición a la patria.
Otra posibilidad para Zelaya es el exilio -los rumores, numerosos en Honduras, apuntan a Brasil o España-, pero ninguno de los dos candidatos se ha querido pronunciar al respecto. Zelaya, ya estaría pensando en la posibilidad de exiliarse en caso de que finalmente no recupere el cargo antes de que el candidato vencedor de las elecciones del domingo asuma el mandato, informó el diario brasileño O Estado de Sao Paulo. La posibilidad del exilio fue admitida a la enviada especial del diario brasileño a Tegucigalpa por una fuente supuestamente próxima a Zelaya, pero que no fue identificada.

¿Ya piensa en el exilio?

Según la versión periodística, el exilio sería la opción de Zelaya el 27 de enero próximo, día en el que termina el mandato del que fue despojado por un golpe de Estado y en el que tendría que asumir el presidente elegido el domingo.De acuerdo con el diario, Zelaya, que está alojado en la embajada brasileña en Tegucigalpa en la condición de huésped, podría solicitar exilio en Nicaragua, país gobernado por el izquierdista Daniel Ortega.Según la fuente consultada por O Estado de Sao Paulo, el posible exilio en Brasil estaría descartado "por ser un país distante y caro".Pocos contra el golpeSin embargo, la crisis política que ha fracturado a la sociedad hondureña estuvo casi ausente de la campaña electoral. Según los sondeos, entre el electorado sólo entre el 15 y el 20 por ciento se opondría al golpe.Lobo, de 61 años y un próspero productor de cereales, propone un diálogo e incluso un gobierno de unidad nacional para sacar adelante al país, cuyo crecimiento caerá este año entre el 3-4 por ciento y que cuenta con 7 de cada 10 habitantes en situación de pobreza.Sus estilos son opuestos. Lobo, simpático, afable, vestido con vaqueros en la conferencia de prensa que dio el viernes a los medios extranjeros sin apremios de tiempo, se mostró permanentemente evasivo a las preguntas.'Plan de Nación'En cambio Santos, que llegó a la política de manos de Zelaya en las elecciones del 2005, presenta una clásica imagen de tecnócrata con traje oscuro y corbata roja, con ideas claras y propuestas concretas.En la página de internet de Lobo, su programa de gobierno aparece sin contenido. Apenas ha esbozado tres puntos de acción: trabajo, con la creación de seguridad laboral e inversión en capital humano; seguridad, apostando por la gobernabilidad y la democracia y defensa de los principios y valores. "Ni retrocesos ni desviaciones, avancemos con valores" es su lema.Santos, en cambio, presenta un "Plan de Nación" con cuatro ejes de acción: la familia con protección y la justicia social, el sector productivo, la gestión pública y la seguridad. En cada uno destaca los problemas y propone las soluciones.Este domingo, unos 4,6 millones de hondureños tendrán la última palabra en las urnas.
©Univision.com y Agencias
Commentarios