Mexicanos canjean armas por dinero

Univision.com | Feb 26, 2009 | 9:33 PM

Más de $60,000 entregados

CIUDAD DE MÉXICO - Mientras los senadores buscan permisos para portar armamento, ante la ola de violencia desatada en el país, los habitantes de la Ciudad de México acuden a entregar sus armas a cambio de dinero, que va desde los 200 pesos (unos $14 ) hasta los 7,500 pesos ($502) dependiendo del calibre.La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) pusieron en marcha por tercer año consecutivo el programa "Vive sin armas, canje por dinero", con la intención de reducir los índices de violencia y criminalidad en la capital del país.
Durante los primeros tres días se recolectaron 259 piezas, entre las que se encuentran  armas largas AK-47 mejor conocidos como cuernos de chivo, granadas, escopetas, fusiles, pistolas y municiones, entre otros artefactos. La que más llamó la atención fue una subametralladora con mira telescópica, por la cual se dio a la persona que la entregó 6,500 pesos (unos $435)  y una despensa. El dinero entregado durante en los primeros días es de casi 900,000 pesos (unos $60, 281).Prohibida venta de armas Cabe destacar que en México está prohibida la venta de armas para los ciudadanos, sin embargo hay permisos especiales que otorga la Sedena, para lo cual se necesita cubrir una serie de requisitos y una suma de acuerdo al arma autorizada. La mayor parte de las armas que son canjeadas se adquirieron en el mercado negro, por lo cual la entrega es voluntaria y anónima. "El programa afortunadamente ha tenido mucho éxito, tanto que ya no pudimos atender a todos los que estaban formados, y ya los citamos para mañana. Ya hicimos cuentas y con la gente que está nos vamos a acabar casi 400 mil pesos ($26, 792)", comentó Guillermo Monroy, encargado del módulo de recolección, ubicado la Glorieta del Metro Insurgentes, en la zona centro. En contraste, las personas que ya no pudieron canjear sus armas se mostraron molestas y acusaron a los encargados del programa de falta de organización y atención, ya que tras cuatro horas de permanecer formados y soportar el intenso calor, les dijeron que ya no los iban a atender. "Es muy bueno el plan pero son pocas personas las que vienen y no se reflejará en las calles, llegué desde las 10 de la mañana y ya llevo casi 4 horas sin recibir atención; además es muy mala la planeación, se tardan mucho en recibir la armas", dijo Néstor Ramírez que llevó a canjear un rifle 22, que tiene desde hace 20 años.

Horas de espera

Así como Néstor había decenas de personas que cargaban rifles, escopetas y armas largas, esperaron horas para poder canjearlas por efectivo. "Estamos contentos por la gran respuesta de la gente, desgraciadamente, no podemos atender a todos lo que llegan; checamos el armamento que traen, para ver hasta dónde nos alcanza el dinero. A los demás les decimos que ya no serán atendidos, pero ellos se quedan y se arma el caos", aseguró Susana Sabat, directora de Estudios y Coordinación Institucional para la Prevención de Delito de la SSP-DF. El acopio Durante la primera jornada se recolectaron 60 armas, entre rifles y pistolas por lo que fueron entregados 173,800 pesos ($11,641) y 50 despensas. El segundo día fue de mayor afluencia, ya que se entregaron 394,300 pesos ($26,410) y 100 despensas a cambio de 113 armas, entre ellas la subametralladora, 24 armas largas, dos granadas de fragmentación, y 82 cortas. Mientras que en el tercer día, el acopio fue de 86 armas, entre ellas 2 fusiles (uno de 30.06 y otros de 7.62) así como dos escopetas. La la SSPDF y la Sedena entregaron 322,550 pesos ($21,604) y 72 despensas. Sabat admitió que a diferencia de los dos años anteriores el canje de armas ha tenido mayor aceptación entre los ciudadanos, incluso, comentó que ha llegado gente con armas de grueso calibre, motivo por el cual el dinero se termina antes de lo previsto. Los afortunados que alcanzan turno, entran al pequeño módulo improvisado al aire libre, donde los militares revisan minuciosamente las armas, posteriormente las clasifican y personal de prevención del delito le entrega el efectivo, de acuerdo al calibre del artefacto que van desde los 200 pesos ($14) por armas inservibles hasta los 7,500 pesos ($502) por escopetas y armas largas exclusivas del ejército. A nadie se le cuestiona el origen del armamento que entregaron, es uno de los principales factores por el que la gente acude sin temor. Las armas son colocadas en un camión del Ejército que está a un costado del módulo. Muchos curiosos se acercan a ver el canje de armas y se muestran sorprendidos por el tipo de piezas que son entregadas.

Herencia familiar

El canje se realiza desde las 10:00 de la mañana a las 2:00 de la tarde, tiempo que ha sido insuficiente para atender a las personas que acuden al módulo, lo que genera molestias. "Tengo 3 horas y media esperando. Es una verdadera salvajada porque estamos bajo el rayo del sol, le estamos dando la oportunidad a los delincuentes, porque saben que traemos armas y nos van a asaltar", dijo con preocupación Juan Hernández que cargaba un mosquetón (fusil) y un arma de uso exclusivo del ejército. Reconoció que el programa es válido pero que deben eficientar la recepción del armamento ya que les da temor estar esperando, porque además los delincuentes les pueden quitar el dinero que reciban. Necesitan dinero Ya sea por herencia familiar, porque no las saben usar, porque hay niños en casa y es un peligro, o simplemente por dinero muchas personas quisieron deshacerse de sus armas. Como el caso de la señora Elsa Mendoza que llevó un arma que apenas podía sostener "no sé ni cómo se llama pero es enorme, creo que es un rifle. Tenerla en casa se me hace peligroso para mis hijos". Mientras que Carlos Sánchez expresó "La crisis está dura, no hay dinero, yo tengo esta arma desde el año pasado, viene de familia, es una del uso exclusivo del ejército, espero me den 5 mil pesos (unos $335) y una  despensa". El programa "Vive sin armas, canje por dinero"  que permanecerá vigente todo el año será llevado a las 16 delegaciones que comprenden el Distrito Federal, por el momento sólo funciona el módulo ubicado en la Glorieta de Insurgentes. De acuerdo a cifras de la SSPDF en el 2008 se recolectaron 885 armas y 6, mil 446 cartuchos, mientras que el 2007 el acopio fue de 2, 506 piezas. Este plan contrasta con las intenciones de los senadores que comenzaron a tramitar ante la Sedena la portación de armas para defensa personal, luego de que el gobernador de Chihuahua, Jorge Reyes Baeza sufriera un atentado.
©Univision.com
Comentarios