El Varicano denunció una campaña antipapa en medio de nuevo escándalo de pederastia

Univision.com y Agencias | Mar 26, 2010 | 12:56 PM

"Hechos inadmisibles"

PARIS/ROMA - Un día después de que el diario The New York Times denunció un grave caso de abusos sexuales en una escuela católica de niños sordomudos en Wisconsin, Estados Unidos, y que el Papa Benedicto XVI encubrió cuando era cardenal prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe (Ex Santo Oficio), los obispos de Francia expresaron su "vergüenza y pesar ante los actos abominables" de pedofilia en el seno de la Iglesia católica, en una carta dirigida al Sumo Pontífice, al término de su asamblea general celebrada en Lourdes (sudoeste).
"Todos sentimos vergüenza y pesar ante los actos abominables perpetrados por algunos sacerdotes y religiosos", afirmaron los obispos franceses, que en la misma misiva defendieron al Papa de los ataques en su contra.
"Constatamos también que esos hechos inadmisibles son utilizados en una campaña para atacarlo a usted y a su misión al servicio" de la Iglesia, sostienen los prelados franceses, quienes más adelante le reiteran su "apoyo".Igualmente expresaron "un cordial mensaje de apoyo en el difícil periodo que atraviesa nuestra Iglesia".Pecado sin nombreLos obispos expresan su adhesión a las palabras del Papa "destinadas a las víctimas de esos crímenes" y consideran que "quienes cometieron esos actos desfiguran a nuestra Iglesia"."Aun si esos actos son el resultado de un muy pequeño grupo de sacerdotes -y ya es demasiado- quienes viven con alegría y fidelidad su compromiso al servicio de la Iglesia también son afectados", dice el mensaje, emitido tras la 50 asamblea plenaria de primavera boreal de la Conferencia Episcopal francesa, que reúne a 120 obispos.El papa Benedicto XVI estaba en el centro de un escándalo luego de que el diario The New York Times publicara el jueves informaciones de que a mediados de los años 90 el entonces cardenal Joseph Ratzinger encubrió a un sacerdote estadounidense sospechoso de haber abusado de unos 200 niños en una escuela de Wisconsin (norte de Estados Unidos).

El padre Murphy

El sacerdote en cuestión, Lawrence C. Murphy, trabajó en esa escuela para niños sordos y con deficiencias auditivas entre 1950 y 1974.Los documentos publicados por el New York Times revelan una correspondencia en 1996 entre el sacerdote Murphy y Jospeh Ratzinger, quien entre 1981 y 2005 fue el guardián de la ortodoxia en el seno de la Iglesia católica al frente de la Congregación para la doctrina de la Fe.Sin desmentir los hechos, el Vaticano defendió el jueves al Papa y recalcó que fue informado del caso "por primera vez" a "finales de los años 90, es decir veinte años después de ocurrido".El caso del padre Murphy salió a la luz en un momento delicado para la Iglesia, sacudida por escándalos de curas pedófilos en numerosos países de Europa y en particular en Irlanda y Alemania, el país de nacimiento del pontífice.Relato horrendoUn reportaje del diario El País publicado en su página digital este viernes mostró algunos relatos de niños sordos indefensos que aparentemente fueron abusados por el padre Murphy."Unas veces sucedía durante la confesión. Otras en medio de la noche, en los dormitorios. El padre Murphy llegaba, les masturbaba y se marchaba", se lee en la nota. "Con 13 años, Arthur Budzinski se escondía bajo su cama llorando, temeroso del siguiente asalto e incapaz de pedir ayuda. El infierno de abusos sexuales en el que vivía a manos del cura al que su familia confió su educación no podía relatárselo a sus padres, que desconocían el lenguaje de signos".Y añade: "Budzinski era sordo e incapaz de hablar. Años después de los abusos sexuales que marcaron su vida para siempre, Budzinski, hoy pasados los 60, pudo relatar las vejaciones a las que fue sometido. Lo hizo con las manos, con el lenguaje que le enseñó su verdugo".

No hubo juicio

The New York Tines dijo en su reportaje del jueves que El Vaticano no castigó al padre Murphy a pesar de tener conocimiento de los hechos - "porque estaba muy enfermo".Pero no sólo las autoridades vaticanas fracasaron a la hora de hacer justicia, apuntó El País. En el caso de pederastia de la Iglesia de Milwaukee que ahora salpica al Vaticano también la justicia ordinaria ignoró por completo las denuncias de las víctimas durante demasiado tiempo.El diario estadounidense apuntó que tres sucesivos arzobispos de Wisconsin supieron que el padre Murphy abusaba de los niños de Saint John, pero nunca lo reportaron a las autoridades civiles."La ronda nocturna del sacerdote a veces incluía el abuso de más de un niño en sus camas. 'Casi nunca decía nada', relató Steve Geier, sobre quien los abusos comenzaron cuando tenía siete años. A veces, cuando otros pequeños veían cómo el reverendo abusaba de sus compañeros, se tapaban la cabeza con las mantas, se abrazaban y sollozaban juntos", escribió El País.¿Campaña antipapa?Tras la denuncia publicada por The New York Times, El Vaticano denunció lo que considera un "evidente e innoble intento de golpear a cualquier coste" al papa Benedicto XVI con las nuevas denuncias procedentes de Estados Unidos sobre casos de pederastia por parte de sacerdotes que fueron ocultadas, según esas víctimas, por el actual Pontífice, cuando se desempeñó como Cardenal Prefecto de la sagrada Congregación para la doctrina de la Fe.La denuncia la hizo el diario vespertino de la Santa Sede, L'Osservatore Romano, que acusó a la prensa internacional de difundir una imagen de la Iglesia Católica "como si fuese la única responsable de los abusos sexuales, lo que no se corresponde con la realidad".En una nota titulada "Ningún encubrimiento", el diario de El Vaticano señaló que los criterios de Benedicto XVI para afrontar los casos de sacerdotes pederastas son "transparencia, firmeza y severidad". Agregó que se trata de un modo de actuar "coherente con su historia personal", que "evidentemente no gusta a quienes preferirían poder instrumentalizar, sin base alguna, horribles episodios y casos dolorosos de hace varias decenas de años".Argumento oficialL'Osservatore Romano hizo una reconstrucción de los hechos y señaló que los informes sobre la conducta del sacerdote fueron enviados por el arzobispo de Milwaukee en 1996 a la Congregación que en ese tiempo dirigía el actual Papa.En dichos informes sólo se hacía referencia a la violación del sacramento de la penitencia y no a las acusaciones de abusos sexuales.El diario Vaticano aseguró que sobre el caso Murphy "no ha habido ocultación" y ello se puede ver en la documentación que adjunta el diario estadounidense, que incluye un carta del cura pederasta a Ratzinger en 1998 pidiendo que su proceso fuera interrumpido debido a su grave estado de salud.La congregación para la Doctrina de la Fe respondió pidiendo al arzobispo de Milwaukee que pusiera en marcha todas las acciones pastorales para lograr la reparación del escándalo y el restablecimiento de la justicia, "finalidad, esta última, reiterada por el Papa como lo demuestra su carta a los irlandeses", afirmó el diario.El padre Murphy murió en 1998 sin jamás haber sido apartado del sacerdocio.
©Univision.com y Agencias
Commentarios