Trabajadores y empresarios de Chicago le fijaron fecha al debate migratorio

EFE | Apr 20, 2010 | 1:48 PM

Freno a las redadas

CHICAGO - Dirigentes comunitarios, sindicales, religiosos y empresariales de Chicago dieron plazo el martes al Congreso para comenzar el debate de la reforma migratoria antes del 30 de abril, bajo amenaza de protestas callejeras y desobediencia civil.
"Sin moratoria no habrá paz", dijo Emma Lozano, dirigente del Movimiento Sin Fronteras en un acto realizado en la Plaza Daley, frente al edificio de la Alcaldía.Junto a otros integrantes de un comité para organizar una gran protesta el 1 de mayo, junto a las celebraciones del Día Internacional del Trabajo, Lozano dijo que el Senado debería comenzar a debatir un proyecto de reforma de inmediato, para ser votado antes del 15 de junio. "Y el presidente (Barack) Obama tiene que hacer cambios en la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), despedir a su director John Morton, detener las redadas, las deportaciones y el programa E-Verify", agregó.Al hablar en representación del comité, la dirigente dijo que el actual gobierno "nos trata como criminales y está destrozando la nación con las deportaciones". "Hay que hacer algo" Tom Balanoff, presidente local del sindicato SEIU, dijo por su parte que "no podemos esperar más por la acción del Senado; hay que hacer algo ahora".En un comunicado de prensa, los dirigentes se refirieron a la ley aprobada en Arizona y el riesgo de que por falta de acción federal "una cantidad creciente de gobiernos locales y estatales se haga cargo del control migratorio". "Se está creando un remiendo de leyes disfuncionales que atacan a los inmigrantes pero no hacen nada para arreglar los problemas del sistema", agregó. El comunicado recordó el reciente anuncio de ICE, que incorporó ocho condados de Illinois en la iniciativa "Comunidades Seguras" para centralizar el control de las huellas digitales de detenidos en las cárceles del estado.Miedo en aumento Se afirma que la iniciativa pone en riesgo de deportación a todos los inmigrantes indocumentados, aun aquellos acusados de delitos menores. "Lo que vemos desde Arizona a Illinois es el reino del terror racial entre las familias inmigrantes", dijo Lozano. El comité anunció para el 1 de mayo una marcha y concentración en el centro de Chicago, con participantes que portarán fotografías y otros recuerdos de familiares que han sido deportados. Otras marchas se realizarán en ciudades de la zona metropolitana de Chicago, tales como Naperville, Palatine, Joliet y Aurora.
©EFE
Comentarios