Las secuelas eternas y enfermedades invisibles tras el abuso sexual a niños

Univision.com | Apr 11, 2005 | 10:05 AM

De qué se trata

MIAMI, Florida - (Esta entrevista la publiqué en 2002 cuando estalló el primer caso de pederastia en la Iglesia Católica en Estados Unidos. El tema sigue vigente). No tuve necesidad de insistir. La primera vez que hablamos le expliqué que mi intención era entrevistarla para escribir un artículo sobre los escándalos sexuales que sacuden a la iglesia católica. Dos días después me llamó por teléfono, un sábado, y dijo: "Venga a mi oficina, tengo tiempo para usted".
Magaly Mauer es una psicóloga clínica que reside en Miami, Florida. Cuando llegué a su oficina estaba esperando y entre sus manos sujetaba algunas fotocopias de documentos. “Son importantes para una conferencia”, dijo ella. “Viajo el martes a China, a un seminario mundial sobre psicología. Preparo lo que será una disertación. Pero eso no es problema. Siéntese, que tenemos tiempo para conversar”, agregó después de una pausa.
No sabía cómo comenzar la entrevista. ¿Qué es más importante, hablar de los pederastas o de los niños abusados? ¿Cómo pregunto? ¿Qué digo?, pensé. Fue ella quien rompió el silencio.
"Pregunte lo que quiera. Sé que se trata de un tema muy difícil, complejo y también delicado. Al fin de cuentas, en la medida que esta conversación se vaya desarrollando, en esa misma medida vamos ir entendiendo lo que sucede con estos casos que sacuden a la iglesia", dijo y me permitió desarrollar este trabajo.
Pregunta: ¿Existe cura para las víctimas (niños) de abuso sexual?Respuesta: Lo importante es definir, primero, qué es reponerse, qué es curarse, qué es sanarse. Hay que definirlo claramente y entonces utilizar esos términos de acuerdo con la definición que se ha escogido. Provenimos de diferentes culturas de habla hispana, tenemos diferentes definiciones para explicar el significado de estas palabras. Pero el punto es, qué significa cura. Cura significa, por ejemplo, que si me rompí la pierna, se me recuperó la pierna, que ya no tengo nada en la pierna y ahora está incluso más fuerte de lo que antes estaba, debido a que el tejido que se formó donde estuvo el problema ahora es más fuerte del que había antes. O reponerse es, simplemente, que ahora sí me rompí la pierna, pero ahora está buena, pero me duele de vez en cuando y sé que me la partí, que se rompió, se fracturó.
Pregunta: Versiones de prensa señalan que sacerdotes observaron, que tocaron a algunos niños, que se masturbaron junto niños que estaban bajo su cuidado. También se dice que este tipo de conductas no puede ser tildada de abuso. ¿Existe alguna tabla que mida y determine cuándo hay abuso y cuando no? ¿Hay un límite? ¿Cuándo una conducta inadecuada se transforma en abuso?Respuesta: No hay límite.
Pregunta: ¿Qué es abuso sexual?Respuesta: Un abuso sexual es un rompimiento del compromiso que se ha hecho con una persona, un niño, ya sea a través de la familia, a través de la posición que el abusador tiene, de que yo voy a tomar cuidado de este niño, de que yo voy a velar por su bienestar, tanto espiritual como físico. Y el rompimiento de ese compromiso constituye una violación. Entonces, en el momento en que un sacerdote, que una niñera (baby sitter), que un tío, un papá o lo que sea rompe eso en la forma menos violenta posible, que no lo obligaron a tener un coito, no lo violaron analmente, eso es un abuso. Es abuso en el momento en que se rompe ese compromiso simplemente tocando al niño, tocando al niño de forma inapropiada, como por ejemplo dándole un beso aunque sea en la mejilla y que el niño no quiere recibir, o hablándole de cosas que el niño no está preparado para oír ni debe oír ni quiere oír.
Pregunta: ¿Eso es  una ...Respuesta: Eso ya es una violación. Es una violación porque estamos violando ese espacio que le pertenece a esa criatura, a esa persona. Como psicóloga puedo decir muy claramente que el efecto de una violación de este tipo, que no tiene que incluir coito, que no tiene que incluir penetración, que no tiene que incluir que yo lo toqué a él o que él me tocó a mi, incluso, no tiene que incluir nada de esas cosas, pero el simple hecho de que una persona haga algo que no está dentro de sus responsabilidades por las cuales existe una responsabilidad entre ese niño y esa persona, ya causa un daño grande, un daño severo, un daño muy grande.

Silencio que mata

Pregunta: ¿Hay diferencias cuando el daño es causado por un padre, un tío, un policía, un vecino o un sacerdote?¿Existe una escala que mida el nivel de daño de acuerdo con el grado de parentesco o confianza entre la victima y el victimario?Respuesta: Depende de la relación que ese niño tenga con la persona que lo abusa. Porque un papá, por ejemplo, puede abusar. Pero si ese papá se divorció de la mamá cuando el niño tenía seis meses y jamás lo trató, muy poco se trataron ambos y el papá viene y abusa del niño, esa es la violación de un extraño. Con arandelas añadidas, lógico, porque es el padre biológico, pero no es lo mismo que una persona con la que yo tengo total confianza y total esperanza de que esa persona está ahí para protegerme a mí. Si esa persona me viola, eso es una herida más grande que si el vecino me viola. No quiere decir que lo que el vecino haga no tiene importancia. También tiene un efecto muy severo sobre la salud mental de una persona. Pero es más grave cuando más confianza hay, cuando más compromiso existe. Por lo tanto, la violación de un padre, de una madre, de un tío hacia un niño es muy comparable a la violación de un sacerdote hacia un niño, porque ese sacerdote está en relación con ese niño en una posición paternal, de cuidado.
Pregunta: ¿Cómo se define a un violador?Respuesta: Una persona que viola, comete un acto de violación, que coerce a alguien a tener una relación sexual en contra de sus deseos, que lo obliga, es un violador. La violación es un acto de violencia, no es un acto sexual. Es un acto de violencia que se demuestra sexualmente, pero un acto de violencia. La pedofilia, en cambio, es una enfermedad mental que implica que la persona tiene una atracción sexual hacia un determinado grupo de personas menores. Tiene que ser menor la persona (la víctima) y generalmente son atracciones muy fijas. Por ejemplo, un grupo de niños entre los 8 y los 10 años. O niños de tres y cuatro años. O solamente varones, o solamente niñas, pero en un grupo de edad determinado.
Pregunta: ¿ Por qué los niños violados son obligados a callar?Respuesta: Hay algo que ocurre con mucha frecuencia en actos de abuso sexual de niños y es casi una... Es como un acto de teatro que tiene un inicio, un desarrollo y generalmente una conclusión. El inicio es la seducción del niño, que comienza con la persona -por definición un adulto o alguien que tiene de tres a cinco años mayor que la víctima. La seducción empieza por ganarse la amistad del niño, ganarse el cariño del niño o ganarse la confianza muchas veces de los padres -si no es el padre el abusador-, y poco a poco el niño empieza a depender emocionalmente de esa persona. Después ocurre el “seroc”, que es empezar a tocar un poquito, a darle un besito, a llevarlo al baño. Es decir va por etapas. El niño se va acostumbrando a que ciertos comportamientos, que si la persona adulta lo hiciera todo de una vez estaría muy incómodo con eso. El pedófilo lo va haciendo poco a poco y el niño entonces va cayendo en una telaraña de seducción hasta el momento en que ocurre un acto que ya marca la culminación de esa seducción, y que no necesariamente tiene que ser una penetración. Puede ser que el niño simplemente está ahí y la persona se toca sexualmente a sí misma, se masturba delante del niño o que le muestra al niño películas o fotografías pornográficas.
Pregunta: Pero, ¿por qué el silencio?¿Por qué se genera con tanta fuerza tras una violación?¿Por qué las víctimas callan?Respuesta: Es el violador quien manipula para que su víctima guarde silencio. La manera de manipular es, como le estaba explicando, que se ha creado una relación muy estrecha, una relación emocional muy estrecha entre ese niño y ese violador. Por eso se toma tanto tiempo en lograr la meta que quiere el pederastra, porque crea esa relación. Y al crearla puede que le diga al niño directamente que no hable. Mire, frases típicas, por ejemplo, pueden ser: "Esto es nuestro secreto". "Esto es únicamente entre los dos". "No le vamos a decir a nadie".  Estas son frases típicas. O bien pueden decirle a sus víctimas: "A tu abuelita no le vayas a contar nada". O bien: "A tu mamá no le vayas a contar nada". O también pueden decir: "A tus hermanos no les vayas a decir. Esto es solamente entre tu y yo". Entonces, ¿qué crea eso también?. Eso crea una situación especial entre un niño que no tiene ningún poder y una persona mayor que tiene todo el poder sobre él.

Mal que no tiene cura

Pregunta: ¿Qué daños provoca el silencio?Respuesta: Esos daños no se pueden medir. No se pueden medir porque dependen de los valores de cada familia. Lo mismo que si esa familia se hubiese ido a un extremo, de que no exista ningún tipo de conciencia, sino que simplemente ocurrió algo malo con el niño, se quejaron y los compraron (con dinero). Pero simple y sencillamente  ellos se dejaron comprar. Esos padres no tienen mayor remordimiento sobre esto porque sus valores son diferentes. O la familia donde el niño se queja, los padres se quejan ante el obispo o el sacerdote, quien sea, y por amor a la iglesia, por proteger a la iglesia, incluso sin que haya dinero por delante, los padres deciden no decir nada a condición de que ese padre, ese sacerdote sea removido, sea mandado a otra parte. Y entre esos dos extremos tenemos un montón de casos.
Pregunta: ¿Qué diferencia existe entre hablar ahora o haber hablado hace 20 años?Respuesta: Hay una diferencia enorme. Los niños que hablaron y las familias que protegieron a sus hijos hace 20 años, esos niños que fueron escuchados cuando se quejaron hace dos décadas y cuyos padres los apoyaron, les creyeron y no los hicieron sentir culpables por lo que vivieron, por lo que les hicieron, que pusieron las cosas en su lugar, es decir que el culpable es el adulto que lo hace y no el niño a quien le ocurre, esos niños van a tener una recuperación mucho más completa que los niños a quienes no se les creyó o que los adultos no se atrevieron a decir nada, o quienes hablaron y su silencio fue comprado. Esos niños, los segundos, van a tener una dificultad enorme a través de su vida, dificultades en cuanto a su capacidad de confiar, su capacidad de tener una relación o relaciones interpersonales completas. No me refiero a relaciones físicas, sino relaciones emocionales. Algunos de ellos tendrán dificultades sexuales también en su vida, durante su vida.
Pregunta: ¿Tiene cura la pedofilia?Respuesta: No. La pedofilia es uno de los desórdenes mentales más difíciles de curar.
Pregunta: ¿Puede un pedófilo llegar a más? ¿Puede matar, asesinar para que sus víctimas no hablen?Respuesta: Generalmente no. Ha habido algunos casos así, pero son una minoría. El pedofilo no necesariamente es un asesino. Puede que si el niño dice: “Yo voy a contar” y existe un alto riesgo para esa persona si el niño cuenta, puede que haya entonces una muerte, un asesinato para evitar el descubrimiento de un uso por parte de un pedófilo. Pero la meta del pedofilo no es matar a nadie ni de herir a nadie, ni siquiera de herir a nadie.
Pregunta: ¿Cuál es el fin del pedófilo cuando abusa de un niño?Respuesta: Esa es la manera en que el pedófilo encuentra el placer sexual. Es un placer sexual que tiene que ver con su poder sobre el niño. Ha ejecutado su poder de seducción y ha conseguido su meta, de satisfacerse sexualmente de una manera enfermiza.

Los cómplices del delito

Pregunta: ¿Y los que esconden a los pedófilos? ¿Son igual que ellos?¿Qué tipo de mentalidad poseen?Respuesta: En el DMS-IV, que es el manual que define cuáles son las enfermedades mentales que han sido reconocidas y catalogadas, no existe una definición para alguien que encubre a un pedófilo. El encubrimiento no se concibe como un problema de salud mental. Pero como ser humano considero que eso es un rompimiento de una obligación moral que la iglesia tiene con sus feligreses. Si la iglesia es la madre y el padre de sus feligreses, entonces tiene una obligación moral de proteger, de amparar. Es decir, que tiene que proteger, incluso si es en contra de sí misma, de partes de su jerarquía que han cometido un error. Pero yo no diría, yo no voy a proponer siquiera la idea de que tenga algo que ver con un problema de desordenes sexuales. Yo creo que es un problema de protección de su poder, de su poderío, de su posición. El encubrimiento ocurrió porque la iglesia, el gobierno de la iglesia no quería tener un mal nombre, no quería que se supieran esas cosas por el daño político, vamos a decir, político y económico, las consecuencias que pudiera recibir como consecuencia de eso. Por eso el encubrimiento. Yo no lo considero como un desborden sexual.
Pregunta: ¿Es suficiente la oración para curar a un niño abusado sexualmente?Respuesta: No. Si yo estoy tratando a una persona que ha sido abusada por un sacerdote, yo necesito toda la ayuda posible. Y si lo único que si la iglesia pueda hacer sea pedirle a Dios que nos ayude, si eso es lo único que la iglesia puede hacer, yo como psicóloga acepto esa ayuda, porque el daño es tan severo, tan grande, que yo voy a necesitar toda la ayuda para poder asistir a esa persona y de alguna manera continuar con su vida. Pero no es que esa persona vaya a olvidar el trauma ni tampoco que esto que le ha ocurrido va a quedar como algo que nunca le sucedió. No, nada de eso. Esa persona va a llevar esto por el resto de su vida el trauma y le va a costar mucho trabajo recuperarse, rehabilitarse para enfrentar su vida, mucho trabajo.
Pregunta: ¿Qué debe hacer la jerarquía de la iglesia?Respuesta: Lo primero que debe hacer la jerarquía de la iglesia es pedir disculpas públicas a todas las personas que han sido abusadas sexualmente, pedir disculpas públicas a todas las comunidades donde ellos enviaron a esos sacerdotes después de saber que eran pedófilos, pedir disculpas públicamente a los católicos en general y al mundo en su totalidad, porque la iglesia tiene una obligación muy grande y muy seria, de ser líder, de ser guía, de mostrarnos un camino, de mostrarnos cómo se debe hacer. Nos deben una disculpa. Eso es lo primerito que deben hacer. Y después de eso la iglesia debe utilizar su poderío, que es considerable, para ayudarnos a los psicólogos, a las personas que tratamos este tipo de casos, a entrenarnos, a hacer investigaciones, a hacer lo que mejor se pueda hacer para ayudar a estas personas, las víctimas, porque este tipo de problemas es muy común, ocurre con mucha frecuencia con los sacerdotes, con los padres, con los tíos, con los sobrinos, con los vecinos, con los maestros. Ocurre con frecuencia y no tenemos suficiente estudio, suficiente entrenamiento, las suficientes instituciones para tratar este tipo de casos. La iglesia ya no iluminará igual. Será un problema grandísimo, no solamente para las personas que han sido violadas, o las personas que son familiares de quienes han sido violados. Es un  problema para todo católico y para toda persona espiritual en el mundo, aunque no sean católicos, que miraban hacia la iglesia como ese faro. Porque ahora desgraciadamente, esta minoría de sacerdotes pedófilos, por el hecho de que la iglesia los protegió, la iglesia ahora se convierte en el enemigo. Mientras que, si cuando esos abusos comenzaron a conocerse, a salir a la luz publica la iglesia hubiese actuado concientemente, con rectitud, hubiera enviado a estas personas a tratamiento de por vida, porque eso demora muchísimo tiempo en curarse, si es que mejora y haber venido al amparo de las victimas, ¿qué pensaríamos de la iglesia en estos momentos? Tendríamos un deseo de acercamiento.
 
Nota:Esta entrevista se hizo en abril de 2002. El tema de los abusos cometidos por sacerdotes católicos en Estados Unidos sigue vigente. La información aportada por la psicóloga Magaly Mahuer sirve como guía para entender la gravedad de un delito que se mantuvo oculto durante décadas.
©Univision.com
Commentarios