Surge iniciativa en el Congreso de EU para mejorar trato a inmigrantes presos

Univision.com* | Mar 02, 2009 | 4:15 PM

Humanizar el trato

MIAMI - La muerte de inmigrantes en centros de detención a cargo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) vuelve a preocupar al Congreso. El fallecimiento de tres extranjeros en un lapsus de seis meses puso en evidencia el fracaso de las medidas de supervisión del gobierno de Washington, y encendió las alarmas en el sector más vulnerable de la sociedad estadounidense: los indocumentados.Joanne Lin, abogada legislativa de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), dijo en un comunicado que desafortunadamente el gobierno federal fracasó en ejercer una revisión importante de los centros de detención migratorios en Estados Unidos, en donde hay miles de hispanos.El fallo motivó a la legisladora Lucille Roybal-Allard (demócrata de California) presentar la iniciativa de ley H.R. 1215, que tiene como objetivo humanizar las normas en los centros de detención para inmigrantes. Roybal-Allard instó al Congreso a que apruebe la medida y dijo tener en cuenta las recientes muertes de inmigrantes ocurridas en las cárceles de Monroe (Louisiana), Farmville (Virginia) y Central Falls (Rhode Island).De qué se trata La iniciativa H.R. 1215 pretende adoptar normas humanas básicas en los centros de detención migratorio del DHS, incluido el acceso a la atención médica, teléfonos, documentos jurídicos y bibliotecas jurídicas. También garantiza protección a los niños inmigrantes solos, a las víctimas de abusos sexuales, los supervivientes de tortura y las familias con hijos menores de edad. Mariana Bustamante, Coordinadora de Educación del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU, en California, dijo a Univision.com que el proyecto de Roybal-Allard "no es el primer esfuerzo en este sentido", pero advirtió que las preocupaciones "se vienen expresando desde hace ya algún tiempo". Casi 90 muertes La ACLU subrayó que desde la creación, en 2002, del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE, una de las 23 agencias federales que integran el DHS y que tiene bajo su cargo los centros de detención de inmigrantes), se han reportado casi 90 muertes. "Muchos de estos fallecimientos corresponden a jóvenes detenidos de entre 20 y 30 años de edad, con cónyuges e hijos ciudadanos estadounidenses", dijo el grupo que vela por los derechos civiles. Bustamante agregó que la Unión "ha estado muy involucrada en este tipo de proyectos", y dijo que la propuesta H.R. 1215 es muy similar a una iniciativa que en septiembre de 2008 presentaron los senadores demócratas Edward Kennedy (Massachusetts) y Bob Menéndez (Nueva Jersey). "En resumen, el proyecto trata de mejorar las condiciones de los inmigrantes que están presos y busca proveer las condiciones de seguridad necesarias en los centros carcelarios, porque el DHS no está haciendo su labor de proveer seguridad. Por ejemplo, no está reportando en su momento todas las muertes que se registran en sus cárceles y tampoco están tomando en serio las condiciones médicas de los inmigrantes detenidos", dijo Bustamante¿Qué opina de este tipo de iniciativas de ley? Comente aquí.

Pudieron evitarlo

Lin, a su vez, dijo que "con bastante frecuencia ACLU sabe de detenidos que han muerto de enfermedades serias como cáncer y condiciones mundanas como infecciones bacteriales, que una intervención temprana hubiese podido marcar una diferencia". ACLU citó los casos Raymond Soeoth y Amadou Diouf, inmigrantes que se hallaban detenidos en un centro penitenciario del DHS. Soeoth y Diouf fueron inyectados con una combinación de fármacos antipsicóticos cuando fueron deportados, pese a que no tenían un historial de enfermedad mental. Soeoth, un ministro cristiano de Indonesia, había solicitado asilo político en Estados Unidos sobre la base de persecución religiosa, mientras que Diouf, oriunda de Senegal, estaba casada con un ciudadano estadounidense y tenía una orden de deportación en suspenso en el momento en que fue drogada. El trato dado a ambos inmigrantes motivó a la oficina de ACLU en el sur de California a presentar una demanda en contra del DHS. La agencia puso entonces fin a su política de drogar a la fuerza a inmigrantes cuando son expulsados del país. Hay casos y casos "Esta ley ayudará a proteger la salud y el bienestar de cualquier persona encarcelada por Inmigración y Aduanas", dijo Ahilan Arulanantham, director de los derechos de los inmigrantes y de Seguridad Nacional de la ACLU de California del Sur cuando se refirió a la iniciativa de Roybal-Allard. "Si es aprobada, esta legislación debería ayudar a cambiar la cultura institucional del ICE y obligarlos que se vuelven más responsables, allanando el camino para el tratamiento humano de los inmigrantes detenidos". Holly Cooper, abogada supervisora de las clínicas legales de Migración y Encarcelamiento de la Universidad de California en Davis, le dijo al Diario La Opinión, de Los Angeles, que “hay una diferencia importante entre una persona que maneja bajo la influencia del alcohol y otra que asalta con un arma mortal. La primera no tiene una intención específica de causar daño y enfrenta un delito de tránsito; y la segunda sí tiene una intención específica de dañar". La aclaración, explicó el periódico en su página web, "vino luego del asesinato de Evaristo Ventura Ramírez, un inmigrante mexicano cuyos delitos fueron manejar en estado de ebriedad, no contar con una licencia y no ser residente permanente". Ventura fue supuestamente asesinado por su compañero de celda, quien había sido detenido por asalto con arma mortal. El Departamento del Sheriff colocó a ambos detenidos en la misma celda de la cárcel del condado de Sacramento, agregó La Opinión. El proyecto H.R.1215 concedería protecciones básicas a los inmigrantes detenidos y evitaría muertes como la de Ventura.

El proyecto anterior

Los abusos cometidos por agentes federales de inmigración durante operativos para capturar indocumentados en casas y lugares de trabajo, y también en centros de detención,  motivó en septiembre del año pasado el lanzamiento de una propuesta de ley para proteger los derechos de residentes legales permanentes y ciudadanos estadounidenses, y también los derechos de los indocumentados. Los senadores Kennedy Y Menéndez patrocinaron un proyecto de ley para salvaguardar a inmigrantes legales y estadounidenses sorprendidos en las redadas que encabeza el departamento (ministerio) de Seguridad Nacional (DHS). El proyecto, denominado "Protección de Ciudadanos y Residentes de Allanamientos y Detenciones Ilegales" (S. 3594), buscaba establecer normas reguladoras en el desarrollo de redadas y detenciones de indocumentados por agentes federales del servicio de inmigración. Tanto Kennedy como Menéndez sostienen que con frecuencia los allanamientos son realizados con tal amplitud que acaban siendo detenidos residentes legales y ciudadanos estadounidenses que trabajan junto a indocumentados. Informar derechos Quienes no pueden demostrar si situación legal mediante los documentos adecuados, tales como certificados de nacimiento o pasaportes, con frecuencia son detenidos y en algunos casos se les ha abierto un proceso de deportación. El proyecto de ley Kennedy-Menéndez requiere a los agentes federales de inmigración de Estados Unidos comunicar sus derechos a los detenidos, incluyendo la alternativa de permanecer callados o solicitar un abogado. El proyecto quedó en un limbo por falta de respaldo bipartidista. El director de la Fundación Estadounidense de Leyes de Inmigración (AILF), Ben Johnson, dijo que el proyecto establecerá normas mínimas al trato a ciudadanos, residentes e inmigrantes afectados por las redadas.
©Univision.com*
Commentarios