Comenzó el juicio contra el asesino que guardó 11 cadáveres en su casa

AFP | Jun 07, 2011 | 3:35 PM

Los enterró en el jardín

CLEVELAND, Ohio - El juicio contra un supuesto asesino en serie, acusado de haber guardado los cuerpos de 11 mujeres en el jardín de su casa en Cleveland, Ohio, abrió el lunes con la selección del jurado.
Este macabro caso, descubierto el 29 de octubre de 2009, puso en cuestión la responsabilidad de las autoridades que en su momento no detectaron nada pese a haber sido alertadas en varias ocasiones.
Todas las víctimas del presunto asesino, Anthony Sowell, eran pobres, negras y algunas vivían en la calle. Esto podría explicar la razón por la cual sus desapariciones pasaron desapercibidas.
De todas formas, la policía tampoco prestó atención a los distintos pedidos de ayuda que podrían haber salvado la vida de algunas de las víctimas.
En diciembre de 2008 una mujer cubierta de sangre se dirigió a los policías y les contó que se había escapado de la casa de Sowell, quien estaba registrado como un delincuente sexual. Pero los policías no creyeron a su testimonio a pesar de haber descubierto trazos de sangre en el domicilio del hombre.
En abril de 2009, otra mujer denunció a la policía haber sido violada varias veces por Sowell durante tres días en su casa, diciéndole que debía ser "adiestrada como un animal". Este testimonio también fue ignorado.
Otra mujer contó en setiembre de 2009 que Sowell la había secuestrado, violado e intentado estrangular con una cuerda, antes de liberarla.
Recién un mes más tarde, la policía tocó la puerta del domicilio de Sowell con una orden de allanamiento y encontró los cuerpos. Un olor insoportable guió a las autoridades hacia dos cadáveres que se encontraban en descomposición sobre una cama en el segundo piso de la casa.
Luego de semanas de rastreo del lugar, la policía descubrió otros ocho cuerpos en la casa y en el jardín, así como un cráneo en un tacho.
Sowell, de 51 años, fue arrestado dos días después del descubrimiento de los dos primeros cuerpos.
El hombre corre el riesgo de ser condenado a muerte por unas 100 acusaciones en su contra, entre ellas secuestro, violación, profanación de cadáveres, robo y asesinato.
Sowell se instaló en Cleveland tras haber dejado los Marines en 1985. Cinco años después fue condenado por violación agravada a una mujer embarazada.
Cuando salió de prisión en 2005, volvió a vivir a su antigua casa junto a su novia Lori Frazier, nieta del alcalde de Cleveland, Frank Jackson.
"Me pregunté porqué, porqué hizo esto", dijo Lori Frazier a la televisión WIOI un poco después del arresto de su novio. "Se ocupaba de mí, me cuidaba y jamás pensé que había cuerpos en la casa".
Frazier dijo que en varias ocasiones le preguntó a Sowell de dónde venía el olor apestoso que impregnaba los lugares, y que esté respondió poniendo en cuestión la mala higiene de su suegra, quien vivía en la planta baja. Luego culpó a una fábrica de salchichas del barrio.
Si Sowell hubiese sido encarcelado tras la denuncia de agresión de diciembre de 2008 o la de violación de abril de 2009, al menos cinco víctimas podrían haber escapado del asesino.
Luego de la selección del jurado, el juicio no debería tardar más de diez días en adentrarse en las acusaciones.
©AFP
Commentarios