China y Rusia mantienen contactos con los rebeldes libios

Univision.com y Agencias | Jun 07, 2011 | 8:12 AM

Human Rights Watch acusa a rebeldes libios de detener a civiles

BENGASI - Un emisario de Rusia, ex aliada del régimen de Muamar Gadafi, llegó el martes a Bengasi para reunirse con los rebeldes libios, que también recibirán a representantes de China, en busca de una solución al conflicto que desde hace tres meses ensangrienta al país petrolero.
Al mismo tiempo, en el centro de Trípoli se escucharon ocho potentes explosiones y se elevaba una densa humareda por encima de la residencia de Gadafi. La espesa columna de humo era visible desde un cuartel de la guardia popular, situado frente a la residencia de Gadafi, según la AFP. Esta zona ya fue blanco de ataques de la OTAN en varias ocasiones.
A su llegada a Bengasi, "capital" de los insurgentes en el Este del país, un enviado especial del Kremlin, Mijail Marguelov, afirmó la voluntad de Moscú de desempeñar un papel de intermediario para facilitar el diálogo entre el régimen del coronel Gadafi y los rebeldes.
"Venimos a Bengasi para facilitar el diálogo entre las dos partes. Rusia se encuentra en una posición única, porque dispone todavía de una embajada en Trípoli y hoy se reúne con la rebelión", dijo Marguelov.
Precisó que el miércoles viajaría a El Cairo y que estaba "dispuesto" a ir posteriormente a Trípoli, aunque no dijo cuándo.
Detalles del encuentro
Marguelov, representante del Kremlin para África, se reunirá en Bengasi con Mustafá Abdeljalil, el presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) -dirección política de la rebelión-, con el número dos de los insurgentes, Mahmud Jibril y con el ministro de Defensa, Omar El Hariri.
El presidente ruso Dimitri Medvedev exhortó a Gadafi a abandonar el poder, sin por ello dejar de ser crítico con las operaciones armadas de la OTAN en Libia, al considerar que la Alianza Atlántica se extralimita en el mandato conferido por la ONU.
China también entró en la escena diplomática libia con contactos directos con los rebeldes para intentar poner fin al conflicto.
Desde el pasado 19 de marzo, una coalición internacional encabezada por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, interviene en Libia bajo mandato de la ONU para proteger a la población civil de la represión del régimen de Gadafi contra una revuelta iniciada a mediados de febrero.
Buscando soluciones
Tanto Rusia como China se habían abstenido en la votación en la ONU de la resolución 1973 que autoriza operaciones internacionales en Libia.
Este martes el jefe de la diplomacia libia Abdelati al Obeidi se encontraba en China en busca de soluciones, anunció el gobierno en el mismo día en que un grupo de diplomáticos chinos llegaba a Bengasi para reunirse con la dirección política de los insurgentes.
China tiene intereses económicos en Libia, gran productor de petróleo, de donde evacuó a unos 36.000 de sus ciudadanos que trabajaban en el sector de los hidrocarburos, de la construcción, de los ferrocarriles o de las telecomunicaciones.
Los encuentros entre el CNT y China constituyen un éxito diplomático para los rebeldes libios debido sobre todo a que Pekín suele centrar su política exterior en la no injerencia en los asuntos de otros países.
En el frente europeo, la jefa de la diplomacia española, Trinidad Jiménez, viajará el miércoles a Bengasi.
El gobierno libio estará representado el miércoles durante la reunión en Viena de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pese a que el jefe de la Compañía Nacional de Petróleo, Chukri Ghanem, abandonó el régimen, según una fuente próxima a la OPEP.
Desde el comienzo de la insurrección libia, murieron entre "10.000 y 15.000" personas, según la ONU.
Derechos humanos
Los insurgentes de Libia han detenido arbitrariamente a decenas de civiles por presuntamente apoyar a Gadafi, y al menos uno murió al parecer por tortura, denunció el lunes la organización activista Human Rights Watch (HRW).
Desde que comenzó el levantamiento antigubernamental a mediados de febrero hasta convertirse ahora en una guerra civil, los insurrectos han tomado el control de una gran parte de la zona oriental del país y se han esforzado por establecer un gobierno en su capital de facto, Bengasi. Los rebeldes dominan también la ciudad occidental de Misrata y otras comunidades pequeñas en las montañas del oeste.
Los bandos en conflicto han tomado prisioneros durante los enfrentamientos.
Human Rights Watch, con sede en Nueva York, exhortó el lunes a los rebeldes de Libia a otorgar protección legal a los detenidos e investigar los posibles abusos, dijo el investigador Sidney Kwiram.
Hasta el 28 de mayo, las autoridades insurgentes tenían retenidas a 330 personas, señaló HRW en un informe difundido el domingo.
Más de 30% civiles
En Bengasi, al menos una tercera parte de los 118 detenidos eran civiles, precisó el informe. De los 20 civiles entrevistados por Human Rights Watch, ninguno denunció abusos, pero tampoco ninguno había podido reunirse con un abogado ni impugnar judicialmente su arresto.
El informe, basado en entrevistas con detenidos y funcionarios rebeldes en tres ciudades controladas por los insurgentes, advirtió también que había grupos de voluntarios que acorralaban a personas que creían sospechosas de realizar actividades en favor de Gadafi.
El organismo humanitario refirió que un hombre, el jordano Muhammad el-Dabr, que fue detenido por uno de esos grupos, murió a finales de abril por supuesta tortura. También dijo que al menos 10 ex funcionarios de seguridad en el régimen de Gadafi han sido muertos en los últimos tres meses.
De acuerdo con el documento, Mustafá Abdul-Jalil, presidente del Consejo Nacional de Transición _ un organismo insurgente_, prometió para todos los arrestados "un juicio justo y alguien que los defienda".
Serias preocupaciones
HRW dijo también que las fuerzas de Gadafi han realizado "arrestos en gran escala" de supuestos opositores. El régimen del líder libio no informa sobre sus detenidos.
En el ámbito bélico, la OTAN lanzó ataques aéreos dentro y fuera de Trípoli durante todo el lunes, mientras parecía que la alianza aumentaba la frecuencia de sus operaciones en torno a la capital libia, bastión del régimen de cuatro décadas de Gadafi. El general británico Nick Pope informó que los aviones de la Real Fuerza Aérea atacaron centros de la inteligencia militar del líder de Libia.
En tanto, la agencia de noticias oficial de Túnez dijo que el canciller libio Abdul-Ati al-Obeidi viajó a ese país, sin mencionar el propósito.
©Univision.com y Agencias
Commentarios