Obama visitó costa del Golfo de México para conocer zona afectada por derrame de crudo

Univision.com y Agencias | May 02, 2010 | 10:30 AM

Catástrofe ecológica

VENICE, Louisiana - El presidente Barack Obama dijo el domingo que el gigante petrolero británico BP (British Petroleum) es claramente "responsable" del derrame de crudo, yadvirtió que podrían pasar "muchos días" antes de que se detenga el vertido de petróleo que amenaza con provocar el peor desastre ecológico de la historia del país."Déjeme ser claro", dijo Obama durante su visita a las costas de Luisiana, "BP es responsable de este desastre, que ha colocado ya en situación de emergencia a tres estados, Luisiana, Florida y Alabama. BP pagará la factura", añadió, "pero como presidente de Estados Unidos no escatimaré esfuerzos para responder a esta crisis mientras dure", aseguró."Podrían ser necesarios muchos días para detenerlo", dijo Obama desde el estado de Louisiana, a donde se desplazó para comprobar de primera mano las repercusiones del derrame que comenzó el pasado 20 de abril a raíz de la explosión y posterior hundimiento de una plataforma petrolífera operada por British Petroleum (BP).
La mancha, con una superficie de casi 10 mil kilómetros cuadrados, como la isla de Puerto Rico, amenaza las costa de Louisiana y ya ha comenzado a contaminar los humedales y a afectar a las aves que se posan allí durante su trayecto migratorio.
La Casa Blanca está decidida a que la catástrofe ambiental que sufre Louisiana y los estados adyacentes no se convierta en un nuevo "Katrina", que marcó uno de los momentos de más baja popularidad de George W. Bush por la tardanza de su Gobierno en reaccionar tras las inundaciones por el paso de este huracán, en agosto de 2005. Muchos interrogantes El presidente respondió: "Nos preparamos y planeamos para lo peor desde el primer día, aunque esperamos lo mejor", dijo Obama, quien señaló que no se dará por satisfecho hasta que logre contener el derrame.
Recordó, además, que se lanzó una investigación "inmediatamente" tras la explosión para aclarar lo sucedido, y se estableció un centro de mando conjunto de BP y el Gobierno cerca de la ciudad de Nueva Orleans para supervisar minuto a minuto la situación. Obama añadió que su administración lleva a cabo un esfuerzo "implacable" para hacer frente al que caracterizó como un vertido "sin precedentes". Lamentó, por lo demás, el que las condiciones meteorológicas no hayan "cooperado" en las labores que se llevan a para mitigar el coste de la mancha de crudo. BP rechaza críticas En tanto, el presidente de BP rechazó críticas a su empresa y dijo que el problema del vertido de petróleo se debió a "una falla en los equipos". En entrevista con la televisora ABC, Lamar McKay dijo que no sabía cuánto era el crudo que fluía del pozo, y aseguró que la empresa está "utilizando todos los recursos que poseemos" para tratar de contener el surtidor, 1,600 metros bajo la superficie marina. Sostuvo que se podría colocar una cúpula sobre el pozo en seis a ocho días.

Desastre incalculable

El derrame de petróleo en el Golfo de México, el peor en décadas en Estados Unidos, amenaza con agravarse pese a que ya fueron desplegados medios excepcionales para contenerlo.Varias operaciones están en marcha, indicaron guardacostas y la petrolera británica British Petroleum (BP), responsable de la plataforma que se hundió el 22 de abril, y provocó una fuga de crudo que aún se mantiene.Varios equipos trabajaron toda la noche para inyectar 11,400 litros de dispersantes, aunque todavía no se conocen los resultados.Medidas de emergenciaEquipos de emergencia se desplazaron a las costas amenazadas para realizar operaciones de limpieza, y BP puso a disposición un número telefónico gratuito para voluntarios.Más de 84 km de diques flotantes fueron desplegados para intentar contener la mancha de crudo. Más de 3,8 millones de litros de petróleo mezclado con agua fueron ya retirados del mar.Una parte de las aguas del Mississippi, el mayor río del país, estaba siendo desviada en dirección de los humedales para contener la marea negra, decretada "catástrofe nacional" por la administración, lo que permite utilizar medios de todo el país.Se triplicóLa mancha triplicó su tamaño en los últimos días y alcanza los 9.000 km2, comparable a la isla de Puerto Rico, según un centro de análisis de imágenes satelitales de la Universidad de Miami.Al mismo tiempo BP proseguía sus esfuerzos para contener la fuga, dijo su portavoz, John Curry a la AFP.Cuatro sumergibles trataban de cerrar la válvula de seguridad del pozo. "No sabemos por qué (la válvula) no se activó", reconoció Curry.
No logran parar flujo Las cuadrillas no han logrado detener el flujo de crudo del pozo submarino ni quitar el petróleo de la superficie, sea quemándolo o disolviéndolo con productos químicos. A estas perspectivas sombrías se suman las advertencias de los expertos, de que un surtidor descontrolado generaría una situación de pesadilla si la corriente del Golfo arrastrara el crudo hacia el océano Atlántico. Aumentan las críticas de que el gobierno y la compañía petrolera BP deberían haber tomado medidas para prevenir el desastre, que ha ensombrecido la situación económica y el frágil ecosistema de la región. Cierran plataformas Ante la situación, se ha decidido cerrar dos plataformas petrolíferas ubicadas cerca de la zona del desastre y evacuar una de ellas, como medida de precaución mientras prosiguen las tareas de limpieza. Por otro lado, el Departamento de Interior calcula que el proceso de sellado del pozo averiado, que se encuentra a una profundidad considerable, se podría tardar 90 días. De cumplirse este pronóstico, según los cálculos de los expertos, quedarían flotando en el mar unos 360 millones de litros de petróleo, casi nueve veces más que el "Exxon Valdez". El dispositivo que ha puesto en marcha la administración para contener el desastre ha movilizado por el momento a unas dos mil personas y unos 75 barcos, encargados de la recogida del petróleo de la superficie y la aplicación de productos para disolver el crudo. No obstante, la complicada situación meteorológica ha dificultando las tareas.
©Univision.com y Agencias
Comentarios