Demócratas buscan ampliar legalización

Univision.com* | Jul 15, 2010 | 2:33 PM

En ambas cámaras

WASHINGTON - La batalla por la reforma migratoria no ha finalizado. Varios legisladores demócratas se pronunciaron el jueves a favor de que una eventual reforma migratoria incluya los derechos de la comunidad de homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros (LBGT, por sus siglas en inglés), de acuerdo con un reporte de The Associated Press.
La iniciativa fue presentada por el representante Jerrold Nadler (demócrata de Nueva York), quien calificó como "esencial garantizar que la comunidad LBGT sea incluida en las reformas" migratorias.
Pero sólo hay un plan sobre la mesa en el Congreso, entregado el 15 de diciembre de 2009 por el legislador Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) y que cuenta con el respaldo de otros 70 representantes de su partido.
El proyecto de ley está basado en un fuerte componente de seguridad nacional e incluye una vía de legalización para indocumentados que, entre otros requisitos, hablen inglés, paguen impuestos, cancelen una multa y carezcan de antecedentes criminales.
En el Senado sólo existe un borrador de reforma que respaldan los legisladores demócratas Charles Schumer (Nueva York), Harry Reid (Nevada) y Bob Menéndez (Nueva Jersey).
Ambos proyectos sólo podrán ser aprobados si cuentan con respaldo bipartidista. Gutiérrez aseguró que en ambas cámaras del Congreso la reforma migratoria no tiene los votos necesarios para ser aprobada (218 en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado), a pesar que los demócratas tienen la mayoría en ambas conferencias.
El plan de Nadler
Nadler es autor de un proyecto de ley llamado Uniendo a Familias Estadounidenses (UAFA, por sus siglas en inglés), que reposa en la Cámara de Representantes igual que el proyecto de ley de reforma migratoria presentado por Gutiérrez.
Gutiérrez no incluyó a la comunidad LBGT cuando presentó su propuesta en diciembre.
Sin embargo, el congresista de Illinois dijo en la rueda de prensa que UAFA debe ser incluido en una reforma migratoria integral, porque "demasiadas parejas binacionales del mismo sexo enfrentan una decisión imposible: vivir separados o violar la ley para estar con su pareja, familias e hijos".
¿Qué opina de esta nueva iniciativa demócrata? Comente aquí.

70 mil parejas

Rachel Tiven, directora de la organización Immigration Equality, dijo que la comunidad LBGT estadounidense incluye a unas 70,000 parejas en las que al menos un miembro no es estadounidense, reportó AP.
Tiven explicó que "las leyes migratorias actuales no sólo impiden a los ciudadanos estadounidenses patrocinar a sus parejas del mismo para obtener visas, sino que también les impide incluir a su pareja en solicitudes de asilo y otros trámites migratorios".
En su primer discurso importante sobre el tema desde que asumió la presidencia, el presidente Barack Obama atribuyó este mes a la palabrería política del “empantanamiento” de la iniciativa para reformar las leyes de inmigración.
El presidente no mencionó fechas para la reforma, por lo que no está claro si las negociaciones iniciarán antes de las elecciones de medio mandato, previstas para noviembre.El plan truncado
Entre junio de 2009 y marzo de 2010, los senadores Schumer y Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur), trabajaron en un proyecto bipartidista de reforma que incluía una vía hacia la residencia para millones de indocumentados. Pero Graham abandonó el esfuerzo y se unió al ala ultraconservadora de su partido que se opone a la aprobación de cualquier tipo de beneficio migratorio.
El plan, al igual que el proyecto de Gutiérrez, se basa en un fuerte componente de seguridad nacional y propone: Reforzar la seguridad en la frontera; Poner en marcha una vía "dura, pero justa" de legalización para los indocumentados; Tarjetas de Seguridad Social biométricas que impidan que los trabajadores ilegales puedan obtener empleos; y, El establecimiento de un proceso de admisión de trabajadores temporales.

Otros detalles

Según el borrador de proyecto de reforma migratoria bipartidista, que a finales de marzo fue presentado a la prensa como una iniciativa de los senadores demócratas Schumer-Reid,Menéndez, los ciudadanos y los inmigrantes legales que quieran trabajar en Estados Unidos requerirán una tarjeta de la Administración del Seguridad Social (SSA) a prueba de falsificación y de alta tecnología, que contendrá los datos biométricos de su portador.
La Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU) considera la medida como una intromisión en la privacidad de los ciudadanos estadounidenses. Otras organizaciones precisan que la nueva tarjeta de identificación es similar al Real ID aprobado por el Congreso en abril de 2005 y cuya vigencia se encuentra suspendida temporalmente por falta de consenso de los gobiernos estatales.
Los empleadores deberán comprobar esas tarjetas antes de contratar a nadie, establece el proyecto.Puros santosEn otro punto, el borrador de reforma menciona que sólo aquellos inmigrantes que llevan tiempo, pagan impuestos, hablan inglés y carecen de antecedentes criminales podrán optar por regularizar sus estados de permanencia.
El documento advierte "tolerancia cero" para los delincuentes que cometan delitos y prevé más personal y más medios para la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).
En cambio los extranjeros que completen estudios avanzados científicos o tecnológicos en universidades estadounidenses podrían recibir la residencia.
También incluye vías para admitir a trabajadores con menor capacitación y permitir su regreso a sus países al cabo de un tiempo.

Más requisitos

Asegurar las fronteras de Estados Unidos antes de tomar una decisión relacionada con el cambio de estatus de los inmigrantes indocumentados; Incrementar los recursos (personal y económicos) de la Patrulla Fronteriza y agencias encargadas de velar por la seguridad de las fronteras y control de la inmigración indocumentada; Aumentar los recursos de los tribunales de inmigración para proceder contra los individuos presentes ilegalmente en Estados Unidos; Perseguir, detener y castigar severamente el uso y tráfico de documentos falsos de identidad; Crear un documento biométrico para identificar a los trabajadores legales en Estados Unidos (ciudadanos residentes y extranjeros autorizados), y controlar, detener y sancionar severamente la contrata de trabajadores indocumentados; Una vía de legalización rígida que arrancaría toda vez que se garantice el cumplimiento de los objetivos anteriores.
Debate estancadoPor el momento ninguna de las dos iniciativas parece avanzar en el Congreso, pese a los esfuerzos del Presidente Barack Obama por destrabar las conversaciones e incorporar a los republicanos a un proyecto que, para ser aprobado, requiere del apoyo de ambos partidos.
A mediados del año pasado Univision.com reportó que, pese la mayoría demócrata en ambas cámaras, ni siquiera la totalidad de demócratas estaban comprometidos totalmente con el plan y que había varios, entre 10 y 12, que no apoyaban la legalización porque sus estados no favorecían la reforma migratoria.
El 1 de julio, durante un discurso en la American University, Obama reconoció que su partido no tiene los votos suficientes en el Congreso para aprobar un proyecto comprensivo y que, para lograrlo, se necesita el respaldo republicano.
A manera de justificación por no haber empujado la reforma en el primer año de su mandato (compromiso asumido en 2008 durante la campaña presidencial), el mandatario citó una serie de logros que encabezaron la agenda nacional, entre ellos la crisis financiera, el desempleo, las guerras en Afganistán e Irak, el debate de la reforma de salud y la reforma energética.
"Pero esta administración también está empujando la reforma migratoria", apuntó. "Nosotros (los estadounidenses) siempre nos hemos definido como una nación de inmigrantes que da la bienvenida a aquellos que vienen a trabajar a este país", dijo.
©Univision.com*
Comentarios