Senadores demócratas presentaron plan de reforma migratoria

Univision.com y Agencias | Apr 29, 2010 | 11:21 PM

Cero tolerancia

WASHINGTON, DC - Barack Obama afirmó que una propuesta para la reforma migratoria presentada en el Senado es un paso "muy importante" para corregir los fallos del sistema de inmigración y aseguró que no se puede "esperar más" para resolverlos.La propuesta presentada por los senadores demócratas Harry Reid, Charles Schumer y Robert Menéndez incluye más recursos para la Patrulla Fronteriza y el posible despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur "cuando sea necesario".Marchas por la reforma el 1 de mayoLa iniciativa contiene "cero tolerancia" para más cruces ilegales y establece una serie de "hitos" para fortalecer la seguridad fronteriza y lograr el "control operacional" de la frontera sur, que deben cumplirse antes de cualquier medida para la legalización de la población indocumentada.Obama indicó en un comunicado que si el Gobierno federal no soluciona esos fallos, "quedará la puerta abierta a una mezcla de medidas adoptadas a nivel estatal y local que serán contradictorias y, como hemos visto recientemente, mal enfocadas".
Así, Obama se refería a una ley promulgada en Arizona el viernes pasado que criminaliza la inmigración ilegal y autoriza a la Policía a pedir pruebas de residencia a quienes sospeche que están indocumentados.Sistema fallido"Cada vez está más claro que no podemos esperar más para solucionar nuestro sistema fallido", pues "es inaceptable tener once millones de personas en Estados Unidos que viven aquí de modo ilegal y fuera del sistema", indicó el mandatario.Cualquier reforma, explicó, deberá incluir medidas más duras para proteger la frontera, sanciones más drásticas para los empleadores que contraten a indocumentados y normas más claras para controlar los flujos migratorios en el futuro.Asimismo, los inmigrantes que ya se encuentren en EE.UU. de modo ilegal tendrán que ponerse al día con sus impuestos y pagar una multa, aprender inglés y carecer de antecedentes penales para ponerse a la cola y lograr en el futuro la ciudadanía, declaró.Próximo pasoA juicio de Obama, la propuesta "incluye muchos de esos elementos".El próximo paso, esencial, será negociar los detalles de un proyecto de ley de inmigración."Damos la bienvenida a ese debate y mi Administración desempeñará un papel activo" para lograr el máximo apoyo posible entre demócratas y republicanos, y conseguir una solución bipartidista al problema, aseguró.El presidente estadounidense se ha manifestado a lo largo de los últimos días en varias ocasiones en favor de una reforma migratoria exhaustiva.La noche del miércoles, Obama admitió que el Congreso puede carecer de "apetito" para acometer una medida de tal envergadura en un año de elecciones legislativas y tras la dura batalla de la reforma sanitaria, pero insistió en su interés en lograrlo.

Congreso no quiere

A la víspera, el presidente hab'ia admitido que el Congreso podría "no tener apetito" para abordar pronto una reforma de inmigración, después de un año de debates muy intensos.
Obama dijo a los reporteros que viajaban con él en el avión presidencial Air Force One el pasado miércoles que el Congreso ha trabajado muy duro en el último año con la reforma de salud y quizás no esté listo para abordar de inmediato otro asunto controversial.
El mandatario dijo que hay trabajo por hacer en el tema de la energía, las elecciones legislativas se acercan y él no desea hacer algo "sólo en el nombre de la política". Sin embargo, señaló que necesita trabajarse en el tema de la inmigración y quiere plantear soluciones que reciban un apoyo amplio del pueblo estadounidense. Un año "muy duro" "Hemos pasado por un año muy duro y he trabajado arduamente con el Congreso, de modo que sé que podría no haber en lo inmediato apetito para meterse en otro tema controversial", dijo el mandatario, durante su regreso a Washington, tras una gira por el centro-occidente del país. El asunto de la inmigración ha cobrado relevancia en las últimas semanas, después de que la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, promulgó una controversial ley, la cual obliga a los agentes locales y estatales a interrogar a la gente sobre su estado migratorio, ante cualquier sospecha de que alguna persona se encuentra ilegalmente en el país. La ley criminaliza además el encontrarse sin documentos en Estados Unidos. Obama ha criticado duramente la medida, y pidió que el Departamento de Justicia investigue si ésta viola los derechos civiles. El miércoles, dijo que la ley sería un mero paliativo y terminaría "polarizando la situación, en vez de resolver el problema". Necesita a republicanos Aunque el mandatario consideró que podría lograr que una mayoría de los demócratas apoyara una reforma de inmigración, reconoció que necesita ayuda de los republicanos. El líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, había hablado de la posibilidad de abordar la reforma migratoria, antes que una legislación sobre el cambio climático, algo que desató críticas de ambos partidos. Reid dijo el martes que estaba dispuesto a analizar la legislación climática antes que la migratoria, pero el senador republicano Lindsey Graham estaba todavía disgustado por el hecho de que Reid hubiera pensado en posponer la iniciativa para combatir el calentamiento global. Iniciativa en ciernes Reid dijo que la propuesta sobre clima, largamente postergada, "está mucho más avanzada" que la medida sobre inmigración, que ni siquiera se ha redactado. Una propuesta de inmigración por parte de tres senadores demócratas contempla el emplazamiento de más agentes y otras medidas para fortalecer la seguridad fronteriza, antes de que los indocumentados puedan convertirse en residentes legales en Estados Unidos, de acuerdo con un borrador obtenido el miércoles por The Associated Press. La iniciativa es preparada por Reid, Charles Schumer y Robert Menéndez.
©Univision.com y Agencias
Comentarios